Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Sueño

La mayoría de los pacientes con SFC se queja de algún tipo de trastorno del sueño. Los problemas de dificultad para dormir o insomnio pueden causar o empeorar otros síntomas como la fatiga, los problemas de la memoria, los dolores de cabeza y de las articulaciones. El tratamiento de los trastornos del sueño debe iniciarse tan pronto se comience con un programa de control del SFC.

  • Un médico debe fijar una consulta con un especialista en problemas del sueño o programar un estudio del sueño si la persona con síntomas de SFC refiere problemas relacionados con:
    • apnea del sueño (interrupciones en la respiración o respiración superficial al dormir)
    • síndrome de las piernas inquietas (movimientos incontrolados de la parte inferior de las piernas y sensación de hormigueo en las pantorrillas)
    • anomalías en las etapas del sueño
    • somnolencia persistente o recurrente durante el día
  • Si por razones de seguro médico o de otra índole no se puede realizar una consulta con un especialista del sueño, se aconseja que el paciente hable de sus problemas para dormir con su médico de atención primaria.
  • Las personas con síntomas de SFC deben practicar buenos hábitos de sueño (también llamados higiene del sueño).
  • Se puede pensar en la prescripción de medicamentos cuando no hay trastornos del sueño específicos y no da resultados la higiene del sueño. Para apoyar la higiene del sueño podría probarse por breve tiempo el tomar antihistamínicos sedantes o medicamentos para dormir que no requieren de receta médica.
  • Si esta técnica no funciona, tal vez sea necesario probar medicamentos recetados para dormir en la menor dosis posible. Los medicamentos para dormir para este tipo de pacientes solo se deben prescribir si se realiza un historial completo de los patrones del sueño del paciente y lo evalúa un especialista en problemas del sueño.
  • El uso prolongado de medicamentos hipnóticos no lo recomiendan muchos especialistas del sueño.

Consejos para una higiene del sueño

  • Vaya a la cama a la misma hora todas las noches y levántese a la misma hora todas las mañanas.
  • Duerma en una habitación con un ambiente tranquilo, oscuro y relajante y que no sea ni muy caluroso ni muy frío.
  • Asegúrese de que su cama sea cómoda y úsela solo para dormir y para tener relaciones sexuales, no para actividades como leer, ver la televisión o escuchar música. Saque de la habitación el televisor, la computadora y otros aparatos.
  • La actividad física puede favorecer el sueño, pero no cuando faltan unas cuantas horas para ir a dormir.
  • Evite las comidas abundantes antes de acostarse.
Ir Arriba