Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Este sitio web está archivado con fines históricos y ya no se le hace mantenimiento ni actualizaciones.

Alcohol y embarazo

¿Por qué correr el riesgo?

Información general

El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF), que son discapacidades físicas, intelectuales y del comportamiento que duran toda la vida. Más de 3 millones de mujeres en los EE. UU. tienen riesgo de exponer a su bebé en gestación al alcohol porque beben, tienen relaciones sexuales y no usan métodos anticonceptivos para prevenir el embarazo. Casi la mitad de todos los embarazos en los Estados Unidos no son planeados, y aunque lo fueran la mayoría de las mujeres no se enteran de que están embarazadas hasta que tienen 4 a 6 semanas de embarazo. Esto significa que una mujer podría beber alcohol y, sin saberlo, exponer al bebé en gestación al alcohol. Las evaluaciones  del consumo de alcohol y la consejería ayudan a las personas que beben demasiado a tomar menos. Se recomienda que las mujeres que están embarazadas o que podrían estar embarazadas no consuman nada de alcohol. Los TEAF no se producen si el bebé en gestación no está expuesto al alcohol antes del nacimiento.

Las mujeres pueden:

  • Hablar con su proveedor de atención médica sobre sus planes de embarazo, su consumo de alcohol y las maneras de prevenir embarazos si no lo están planeando.
  • Dejar de consumir alcohol si están tratando de quedar embarazadas o podrían quedar embarazadas.
  • Pedirle a su pareja, su familia y sus amigos que apoyen su decisión de no consumir alcohol durante el embarazo o mientras tratan de quedar embarazadas.
  • Preguntarle a su proveedor de atención médica o a otra persona en la que confíen sobre recursos para ayudarlas si no pueden dejar de beber por sí solas.

 Ir arriba

Un médico sosteniendo una foto de una ecografía

Más de 3 millones de mujeres en los EE. UU. tienen riesgo de exponer a su bebé en gestación al alcohol.

3 de cada 4 mujeres que quieren quedar embarazadas lo antes posible reportan consumir alcohol.

100 %  de los trastornos del espectro alcohólico fetal son totalmente prevenibles.

Problema

El alcohol puede causar daños al bebé en gestación antes de que la mujer sepa que está embarazada.

¿Por qué correr el riesgo?
  • Las mujeres que están embarazadas o que podrían estar embarazadas deberían saber que cualquier nivel de consumo de alcohol podría causarle daños al bebé.
  • Todos los tipos de alcohol pueden ser dañinos, incluso todos los vinos y las cervezas.
  • El cerebro, el cuerpo y los órganos del bebé se están desarrollando durante todo el embarazo y pueden sufrir los efectos del alcohol en cualquier momento.
  • Beber durante el embarazo también puede aumentar el riesgo de aborto espontaneo, muerte fetal, parto prematuro y síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
Los médicos, el personal de enfermería y otros profesionales de salud pueden ayudar a prevenir el consumo de alcohol durante el embarazo en las siguientes 5 maneras:
  1. Hacer evaluaciones del consumo de alcohol y dar consejería breve a todas las mujeres.
  2. Recomendar el uso de métodos anticonceptivos a las mujeres que tienen relaciones sexuales (si es apropiado), las que no planean quedar embarazadas y las que consumen alcohol.
  3. Aconsejar a las mujeres que están tratando de quedar embarazadas que dejen de consumir alcohol.
  4. Remitir a servicios adicionales a las mujeres que no puedan dejar de consumir alcohol por sí solas.
  5. Hacer seguimiento anualmente o con más frecuencia, según sea necesario.

Gráfico: Beber demasiado alcohol puede ser muy riesgoso para las mujeres.

Ver infografía completa y la descripción del texto

 Ir arriba

Lo que se puede hacer

El gobierno federal hace lo siguiente:

Sabemos qué funciona.

La Guía de Servicios Preventivos en la Comunidad (Community Guide) proporciona a las comunidades herramientas y políticas eficaces para prevenir el consumo excesivo de alcohol para todas las personas.

Obtenga más información en: www.thecommunityguide.org/alcohol

  • Exige que la mayoría de los planes de seguro de salud cubran las evaluaciones del consumo de alcohol y los servicios de consejería recomendados sin costo para el paciente.
  • Exige que la mayoría de los planes de seguro de salud cubran los métodos anticonceptivos aprobados por la FDA, y la educación y consejería del paciente, según lo recete el proveedor de atención médica a las mujeres en edad reproductiva, sin costo para ellas.
  • Adopta directrices clínicas para hacer evaluaciones del consumo de alcohol y proporcionar consejería en centros de salud comunitaria.
  • Trabaja con organizaciones socias para promover la detección del consumo de alcohol y la consejería.

Las mujeres pueden:

  • Hablar con su proveedor de atención médica sobre sus planes de embarazo, su consumo de alcohol y las maneras de prevenir embarazos si no lo están planeando.
  • Dejar de consumir alcohol si están tratando de quedar embarazadas o podrían quedar embarazadas.
  • Pedirle a su pareja, su familia y sus amigos que apoyen su decisión de no consumir alcohol durante el embarazo o mientras tratan de quedar embarazadas.
  • Preguntarle a su proveedor de atención médica o a otra persona en la que confíen sobre recursos para ayudarlas si no pueden dejar de beber por sí solas.

Los proveedores de atención médica pueden:

Sabemos cómo se pueden implementar las evaluaciones del consumo de alcohol y la consejería en los consultorios.

Los CDC tienen una guía para ayudar al personal de cualquier consultorio de atención médica primaria a planear e implementar las evaluaciones del consumo de alcohol y proporcionar consejería.

Obtenga más información en: www.cdc.gov/ncbddd/fasd/alcohol-screening.html

  • Evaluar a todos los pacientes adultos para detectar el consumo de alcohol, al menos anualmente.
  • Recomendarles a las mujeres que no consuman nada de alcohol si hay alguna posibilidad de que estén embarazadas.
  • Aconsejar, remitir y hacerles seguimiento a las pacientes que necesiten más ayuda.
  • Usar los códigos de facturación correctos para que los costos de la evaluación del consumo de alcohol y la consejería se puedan reembolsar.

Los gobiernos estatales y locales pueden:

  • Trabajar con los programas de Medicaid para asegurarse de que las evaluaciones del consumo de alcohol y los servicios de consejería sean reembolsados.
  • Alentar a las organizaciones de proveedores y a los planes de seguro de salud a que apoyen la detección del consumo de alcohol y la consejería.
  • Monitorear cuántos adultos reciben estos servicios en las comunidades.
  • Apoyar políticas comprobadas y programas eficaces para prevenir el consumo excesivo de alcohol.

 Ir arriba

  • Esta página fue revisada el: 2 de febrero de 2016
  • Esta página fue modificada el: 2 de febrero de 2016
  • Fuente del contenido:
    • Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, División de Noticias y Medios Digitales de Comunicación (DNEM), traducido por CDC Multilingual Services
TOP