Información básica sobre el cáncer de pulmón

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Si el cáncer se origina en el pulmón, se denomina cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer y el segundo cáncer más diagnosticado en hombres y mujeres en los Estados Unidos. Después de registrar aumentos por décadas, las tasas de cáncer de pulmón están en disminución a nivel nacional, ya que menos personas fuman cigarrillos.

Fumar cigarrillos es la causa número uno del cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón también puede ser causado por consumir otros tipos de tabaco (como pipas o puros), por respirar humo del cigarrillo, por la exposición a sustancias como el asbesto y el radón en la casa o el trabajo y por tener antecedentes familiares de cáncer de pulmón.

Ilustración médica de los pulmones
Si el cáncer se origina en el pulmón, se denomina cáncer de pulmón. Los cánceres de pulmón por lo general se agrupan en dos tipos principales, de células pequeñas y de células no pequeñas.
Foto del humo del cigarrillo
Los investigadores han identificado varios factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de contraer cáncer de pulmón.
Foto de una mujer tosiendo
Los síntomas de cáncer de pulmón pueden ser distintos en cada persona. En la mayoría de los casos, el cáncer de pulmón no produce síntomas en las personas sino hasta que está avanzado.
Foto de un doctor rompiendo un cigarrillo
Para reducir el riesgo de cáncer de pulmón, no fume, evite el humo secundario del tabaco y realice pruebas para detectar radón en su casa.
Foto de un hombre que recibe una tomografía computarizada
La prueba de detección del cáncer de pulmón se recomienda solo a los adultos que no presentan síntomas, pero que tienen un riesgo alto de tener la enfermedad debido a sus antecedentes de tabaquismo y a la edad.
Foto de un hombre en un hospital hablando con su médico
El cáncer de pulmón se trata de diversas formas, dependiendo del tipo de cáncer de pulmón y de cuánto se haya diseminado. Las personas con cáncer de pulmón de células no pequeñas pueden ser tratadas con cirugía, quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida o una combinación de estos tratamientos. Las personas con cáncer de pulmón de células pequeñas por lo general reciben radioterapia y quimioterapia.
Esta página fue revisada el: 18 de septiembre de 2019