Información en español

Información en español
Protéjase y proteja a su familia

Los CDC brindan recursos educativos gratuitos para ayudar a prevenir la septicemia o, en los casos de septicemia, ayudar a reconocerla temprano.

¿Qué es la septicemia?

Conozca los riesgos. Reconozca los signos. Actúe rápido.

La septicemia es la respuesta extrema del cuerpo a una infección. Es una emergencia médica potencialmente mortal. Ocurre cuando ya se tiene una infección, y esta provoca una reacción en cadena por todo el cuerpo. Las infecciones que causan septicemia suelen comenzar en los pulmones, las vías urinarias, la piel o el tubo digestivo. Sin tratamiento oportuno, puede causar rápidamente daño en los tejidos, insuficiencia orgánica y la muerte.

Cualquier persona puede contraer una infección y casi cualquier infección, incluida la del COVID-19, puede causar septicemia. Cada año, al menos 1.7 millones de adultos en los Estados Unidos presentan septicemia. Cada año, casi 270 000 personas mueren como resultado de la septicemia en los Estados Unidos. 1 de cada 3 pacientes que mueren en el hospital tiene septicemia. En casi el 87 % de los casos, la septicemia —o la infección que la causa— comienza fuera del hospital.

¿Es contagiosa la septicemia?

La septicemia no se puede transmitir a otras personas. Sin embargo, las infecciones pueden causarla, y algunas de esas infecciones sí se pueden transmitir a otras personas.

¿Qué causa la septicemia?

Las infecciones pueden ponerlo a usted o a su ser querido en riesgo de presentar septicemia. Cuando los microbios entran al cuerpo de una persona, pueden causar una infección. Si usted no la detiene, esta infección puede causar septicemia. La mayoría de los casos de septicemia son causados por infecciones bacterianas. La septicemia también puede ser el resultado de otras infecciones, incluidas las infecciones virales, como la del COVID-19 o la influenza (gripe).

¿Quiénes están en riesgo?

Algunas personas tienen mayor riesgo de presentar septicemia:

Icon: 65+

Adultos de 65 años o más

Icon: Weak Immunity

Personas con el sistema inmunitario debilitado

Icon: Stethoscope

Personas con afecciones crónicas, como diabetes, enfermedad pulmonar, cáncer y enfermedad renal.

Personas que recientemente tuvieron una enfermedad grave o estuvieron hospitalizadas

Personas que recientemente tuvieron una enfermedad grave o estuvieron hospitalizadas

Sepsis Survivor

Sobrevivientes de septicemia

Icon: Infant

Niños menores de un año

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Los pacientes con septicemia podrían tener uno o más de los siguientes signos o síntomas:

Icon: Heart Rate

Frecuencia cardiaca rápida o presión arterial baja

Icon: Fever

Fiebre, escalofríos o sensación de mucho frío

Icon: Confusion

Confusión o desorientación

Icon: Short Breath

Dificultad para respirar

Icon: Pain

Molestias o dolor extremo

CDC Sepsis Sweat Droplets

Piel sudorosa o húmeda

Se necesita que un profesional de la salud haga una evaluación médica para conf irmar la septicemia.

¿Cómo le puedo ganar a la septicemia?

Como paciente, usted puede tomar medidas específicas para reducir su riesgo de tener septicemia, incluida la septicemia causada por el COVID-19. Estas medidas incluyen:

1 Prevenir las infecciones

Hablar con un profesional de atención médica sobre qué medidas puede tomar para prevenir las infecciones que podrían causar septicemia. Algunas de estas medidas incluyen:

Icon: Chronic

Controlar bien las afecciones crónicas

Icon: Vaccination

Ponerse las vacunas recomendadas

2 Practicar una buena higiene

 

Icon: Handwash

Lavarse las manos

Icon: Clean Cuts

Mantener limpios los cortes en la piel y cubrirlos con vendas hasta que sanen

3 Conocer los signos y síntomas de septicemia

Los pacientes con septicemia podrían tener uno o más de los siguientes signos o síntomas:

  • Frecuencia cardiaca rápida o presión arterial baja
  • Fiebre, escalofríos o sensación de mucho frío
  • Confusión o desorientación
  • Dificultad para respirar
  • Molestias o dolor extremo
  • Piel sudorosa o húmeda

4 Actuar rápido

La septicemia es una emergencia médica. Si usted o un ser querido tienen una infección que no está mejorando, o que empeora, ACTÚE RÁPIDO.

  • Busque atención médica DE INMEDIATO, ya sea en persona o, al menos, mediante servicios de telesalud.
  • Pregúntele al profesional de atención médica: “¿Podría ser que esta infección esté causando septicemia?”, y si debería ir a la sala de emergencias para una evaluación médica.
¿Qué debo hacer si sospecho un caso de septicemia?

La septicemia es una emergencia médica. Si usted o un ser querido tienen una infección que no está mejorando, o que empeora, ACTÚE RÁPIDO.

Busque atención médica DE INMEDIATO, ya sea en persona o, al menos, mediante servicios de telesalud. Pregúntele al profesional de atención médica: “¿Podría ser que esta infección esté causando septicemia?”, y si debería ir a la sala de emergencias para una evaluación médica.

Si tiene una emergencia médica, llame al 911. Si tiene o cree que tiene septicemia, dígaselo al operador. Si tiene o cree que tiene COVID-19, también dígaselo al operador. De ser posible, póngase una mascarilla antes de que llegue la ayuda médica.

La identificación y tratamiento rápido de la septicemia puede aumentar las probabilidades de supervivencia.

¿Cómo se diagnostica y trata la septicemia?


Diagnóstico

Los médicos diagnostican la septicemia mediante varios hallazgos físicos, como los siguientes:

  • Fiebre
  • Presión arterial baja
  • Mayor frecuencia cardiaca
  • Dificultad para respirar

También ordenan análisis de laboratorio para determinar si hay signos de infección o de daño a los órganos. Asimismo, ordenan determinadas pruebas para identificar el microbio causante de la infección que provocó la septicemia. Estas pruebas podrían incluir cultivos de sangre a fin de detectar las infecciones bacterianas o pruebas de detección de infecciones virales, como el COVID-19 o la influenza.

Tratamiento

Las investigaciones muestran que el tratamiento rápido y eficaz contra la septicemia incluye:

  • La administración del tratamiento apropiado, incluidos los antibióticos.
  • El mantenimiento de la circulación sanguínea a los órganos.

A veces, se necesita una operación para remover los tejidos dañados por la infección.

Los médicos y enfermeros deberían tratar la septicemia con antibióticos lo antes posible. Los antibióticos son medicamentos críticos para el tratamiento de las infecciones potencialmente mortales, como aquellas que pueden llevar a la septicemia. Sin embargo, a medida que aumenta la resistencia a los antibióticos, las infecciones se están haciendo más difíciles de tratar.

Los efectos secundarios de los antibióticos varían desde leves —como sarpullido, mareo, náuseas, diarrea e infecciones por hongos— hasta problemas de salud muy graves —como reacciones alérgicas potencialmente mortales o infecciones por C. difficile (también abreviado C. diff) que causan diarrea grave y pueden provocar daño grave al colon o la muerte—. Sin embargo, cuando los antibióticos son necesarios, los beneficios superan los riesgos de que produzcan efectos secundarios o resistencia a los antibióticos.

Mejorar la manera en la que los profesionales de atención médica recetan los antibióticos, así como la manera en la que los usamos, ayuda a que todos se mantengan sanos ahora, a combatir la resistencia a los antibióticos y a garantizar que estos medicamentos, que salvan vidas, funcionen cuando usted u otras personas más los necesiten; por ejemplo, para el tratamiento de infecciones asociadas a la septicemia.

Hoja informativa, folleto e infografía
Use estos materiales para obtener más información sobre quiénes están en riesgo, los signos y síntomas, y las formas en que usted y su familia le pueden ganar a la septicemia:
Compartir
Comparta estos videos y estas gráficas con otros. Esta información podría salvar una vida.
Encargue materiales de Gánele a la septicemia gratis

Puede encargar los materiales de dos maneras:

  • Visite CDC-Info On Demand – Publications
    y seleccione “Sepsis” (Septicemia) del menú desplegable bajo “Programs” (Programas), y luego haga clic en el botón “Go” (Ir).
  • Llame al 1-800-CDC-INFO.