La neumonía puede prevenirse: las vacunas pueden ayudar

Doctor talking with elderly patient.

La neumonía, una infección de los pulmones, afecta anualmente y sin razón a millones de personas en todo el mundo.

La neumonía con frecuencia se puede prevenir y por lo general se puede tratar.

Disminuya su riesgo de contraer neumonía con vacunas y otras prácticas de vida saludables.

La mayoría de las personas afectadas por la neumonía en los Estados Unidos son adultos. Los datos de los CDC mostraron que durante el 2020 en los Estados Unidos más de 47 000 peronsas murieron de neumonía.  Las vacunas y el tratamiento adecuado (como antibióticos y antivirales) podrían prevenir muchas de estas muertes.

Reduzca su riesgo vacunándose

En los Estados Unidos hay vacunas que pueden ayudar a prevenir las infecciones causadas por algunas de las bacterias y los virus que causan la neumonía. Obtenga más información sobre a quién se recomienda cada una de estas vacunas:

Estas vacunas son seguras, pero se pueden producir efectos secundarios. La mayoría de los efectos secundarios son leves y desaparecen solos a los pocos días. Consulte las declaraciones de información sobre las vacunas, para informarse sobre los efectos secundarios.

Anime a sus amigos y seres queridos a que se aseguren de estar al día con las vacunas.

Día Mundial contra la Neumonía 12 de noviembre #Detén la neumonía #DeténLaNeumonía

El Día Mundial contra la Neumonía se conmemora cada año el 12 de noviembre. A nivel mundial, la neumonía todos los años causa la muerte a más de 740 000 de niños menores de 5 años. Esta cifra es mayor que el número de muertes que causa cualquier otra enfermedad infecciosa, como la infección por el VIH, el paludismo (o malaria) o la tuberculosis.

Proteja su salud con estas prácticas de vida saludables

Evite el contacto con las personas que estén enfermas. Si está enfermo, manténgase alejado de otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.

También puede ayudar a prevenir infecciones respiratorias al hacer lo siguiente:

  • Lavarse las manos
  • Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan mucho.
  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable, o la parte interior del codo o la manga al toser o estornudar.
  • Limitar el contacto con el humo del cigarrillo o dejar de fumar.
  • Controlar las afecciones persistentes (como asma, diabetes o enfermedades cardiacas).

Nota: Los enlaces a sitos web pueden llevar a páginas en inglés o español.