Su bebé necesita recibir las vacunas contra la tosferina a tiempo

Foto de una madre cargando a su bebé mientras lo vacunan.

Cuando su bebé tenga la edad suficiente (2 meses), necesitará recibir las vacunas contra la tosferina. Esa será la mejor manera de protegerlo contra esta enfermedad durante su crecimiento. DTaP es el nombre la vacuna contra la tosferina para niños (2 meses a 6 años). Esta vacuna combina la protección contra la difteria, el tétanos y la tosferina (que también se llama pertussis o tos convulsa).

Vacune a su bebé a tiempo para seguir protegiéndolo contra la tosferina

Es muy importante que su bebé reciba la vacuna DTaP a tiempo para que pueda comenzar a producir su propia protección contra la enfermedad. Su bebé necesita las vacunas DTaP aunque usted se haya aplicado la vacuna contra la tosferina para adultos (que se llama Tdap) durante el embarazo. Los anticuerpos que le pasó a su bebé antes de que naciera le proporcionan protección a corto plazo, pero para tener protección en la infancia debe recibir su propia vacuna DTaP.

Su bebé necesitará varias dosis de la vacuna DTaP para estar mejor protegido. Los CDC recomiendan que reciban la primera dosis a los 2 meses de edad. Un estudio reciente mostró que los padres y los médicos pueden prevenir muchas muertes de bebés a causa de la tosferina. Lo pueden hacer asegurándose de que todo bebé reciba a tiempo la primera dosis de la vacuna DTaP. Después de esa primera dosis, el bebé necesitará otras dos, que se le administrarán a los 4 y a los 6 meses, para desarrollar altos niveles de protección. Luego necesitará una vacuna de refuerzo entre los 15 y los 18 meses de edad y entre los 4 y los 6 años de edad para mantener esa protección.

La mayoría de las muertes por tosferina ocurren en bebés menores de 3 meses.

Inicio de la página

Los recién nacidos no pueden recibir la vacuna contra la tosferina

A los bebés no se les administra la vacuna contra la tosferina al nacer. De hecho, en la actualidad no existen vacunas contra la tosferina autorizadas ni recomendadas para los recién nacidos.

Varios estudios hallaron que una dosis de la vacuna contra la tosferina al nacer es segura. Sin embargo, el sistema inmunitario de los recién nacidos no puede producir anticuerpos hasta los 2 meses de edad. Esto deja a los bebés sin protección en los primeros meses de vida. Durante este periodo es cuando corren el mayor riesgo de contraer la tosferina y de tener complicaciones graves y potencialmente mortales por la infección.

La mejor manera en que usted puede proteger a su bebé es tomando las siguientes medidas:

Su vacuna durante el embarazo podría afectar la respuesta a la vacuna de su bebé.

Existe la posibilidad de que la respuesta del sistema inmunitario de su bebé a las primeras dosis de la vacuna DTaP no sea tan fuerte después de que usted reciba la vacuna contra la tosferina durante el embarazo. Sin embargo, según un estudio reciente que analizó este tema, esta interferencia no parece causar ningún problema en cuanto a la protección de su bebé. Los investigadores continúan trabajando para entender mejor este tema. Los beneficios de recibir la vacuna durante el embarazo sobrepasan este posible riesgo. Los bebés menores de 2 meses solo tienen los anticuerpos que reciben de sus madres para ayudar a protegerlos. Cualquier protección que usted pueda darles a esa edad es muy importante porque los bebés pequeños son los más propensos a enfermarse gravemente de tosferina y morir debido a esta enfermedad.

Aunque usted reciba la vacuna durante el embarazo, aún es muy importante que su bebé reciba todas las vacunas según el calendario Cdc-pdf[2 páginas] recomendado.

Inicio de la página

Esta página fue revisada el: 29 de junio de 2017