Rodee a su bebé de protección

Foto de abuelos cargando a un bebé.

Usted puede brindarle protección indirecta a su bebé asegurándose de que todas las personas a su alrededor estén al día con la vacuna contra la tosferina. Cuando los familiares de su bebé y las personas a cargo de su cuidado se vacunan contra la tosferina, no solo están protegiendo su propia salud, sino que también están ayudando a crear un “capullo” o ambiente protegido contra la enfermedad para el bebé durante los primeros meses de vida. Toda persona que se encuentre alrededor de bebés debe estar al día con la vacuna contra la tosferina.

Su bebé tiene mayores probabilidades de contagiarse de la tosferina de una persona en su propia casa

Los investigadores estudian los casos notificados de tosferina para entender mejor la enfermedad, incluso cómo se propaga. En algunos estudios han podido identificar cómo el bebé contrajo la tosferina. Determinaron que en la mayoría de los casos alguien que vivía con el bebé, incluidos los padres y los hermanos, le había contagiado la enfermedad.  Estos estudios también muestran que hay muchas otras personas que pueden contagiar la enfermedad a los bebés, como los abuelos y las personas a cargo de su cuidado.

Crear un ambiente protegido (un capullo de protección) que rodee al bebé quizás pueda ayudar a resguardarlo de la tosferina

Aliente a los demás a que se vacunen contra la tosferina al menos dos semanas antes de conocer al bebé si no están al día con la vacuna contra esta enfermedad.

Es cierto que crear un “capullo” puede proteger indirectamente a su bebé de la tosferina, pero podría no ser lo suficiente para prevenir la enfermedad y la muerte. Esto se debe a que el ambiente protegido no provee protección directa (anticuerpos) al bebé, y puede ser difícil garantizar que todos los que lo rodeen se hayan vacunado contra la tosferina. Como el hecho de crear este ambiente protegido no resguarda completamente al bebé de contraer la tosferina, es aún más importante que usted se ponga la vacuna cuando esté embarazada; usted le pasará a su bebé algo de protección a corto plazo hasta que pueda recibir su propia vacuna.

Crear un ambiente protegido, vacunarse contra la tosferina durante el embarazo y asegurarse de que su bebé reciba las vacunas a tiempo le brindan a su bebé la mejor protección posible.

Las personas adultas no embarazadas solo reciben una dosis de la vacuna contra la tosferina

Las personas adultas de 19 años en adelante (que no estén embarazadas) deben recibir una sola dosis de la vacuna contra la tosferina para adolescentes y adultos (llamada Tdap). Si un adulto estará cerca de su bebé y ya ha recibido la vacuna Tdap, los CDC no recomiendan que se la vuelva a poner. Las vacunas contra la tosferina son eficaces, pero desafortunadamente la protección que proporcionan no tiene una duración prolongada. Por este motivo, los esfuerzos de salud pública actuales se concentran en proteger a los bebés, ya que son quienes corren el mayor riesgo de presentar complicaciones potencialmente mortales a causa de la tosferina. Usted puede brindarle a su bebé la máxima protección si se vacuna contra la tosferina durante el embarazo y se asegura de que su bebé reciba a tiempo la vacuna contra esta enfermedad.

Inicio de la página

Esta página fue revisada el: 29 de junio de 2017