Los mohos (hongos) en el medio ambiente

¿Cuán común es el moho en las edificaciones?

El moho es muy común en las edificaciones y casas. El moho crece en lugares con mucha humedad, como alrededor de las filtraciones en techos, ventanas o tuberías, o donde hubo inundaciones. El moho crece bien en productos de papel y de madera, en cartón, y en los paneles del cielo raso. También puede crecer en el polvo, las pinturas, el empapelado, el material aislante, los paneles de yeso, las alfombras, las telas y los tapizados.

Los tipos más comunes de moho en interiores son Cladosporium, Penicillium y Aspergillus. No tenemos información precisa sobre la frecuencia con que los diferentes tipos de moho se detectan en las edificaciones y casas.

¿Cómo ingresa el moho a los ambientes interiores y cómo crece?

El moho se encuentra tanto en interiores como al aire libre. El moho puede entrar a su casa a través de puertas o ventanas abiertas, rejillas de ventilación, y sistemas de calefacción y aire acondicionado. El moho en el aire exterior también puede adherirse a la ropa, los zapatos y las mascotas, y llevarse a los ambientes interiores. Las esporas de moho crecen cuando se depositan en lugares donde hay humedad excesiva, como en aquellos donde hubo filtraciones en techos, tuberías, paredes o macetas, o donde hubo una inundación. Muchos materiales de construcción proveen los nutrientes adecuados para estimular el crecimiento del moho. Los materiales de celulosa húmedos, como el papel y los productos de papel, el cartón, los paneles del cielo raso, la madera y los productos de madera, son especialmente propicios para el crecimiento de algunos tipos de moho. Otros materiales, como el polvo, las pinturas, los empapelados, los materiales aislantes, los paneles de yeso, las alfombras, las telas y los tapizados, generalmente favorecen el crecimiento de moho.

¿Cómo sabe usted si tiene un problema de moho?

Las grandes invasiones de moho por lo general pueden verse u olerse.

¿Cómo afecta el moho a las personas?

La exposición a ambientes húmedos y con moho podría causar diferentes efectos en la salud, o ninguno. Algunas personas son sensibles al moho. En el caso de estas personas, la exposición al moho puede provocarles síntomas como congestión nasal, sibilancias, o enrojecimiento o picazón en los ojos o la piel. Algunas personas, como las que tienen asma* o alergias al moho, podrían presentar reacciones más intensas. Las reacciones graves pueden ocurrir entre los trabajadores expuestos a grandes cantidades de moho en sus entornos laborales, como en el caso de los granjeros que trabajan alrededor de heno mohoso. Las reacciones graves podrían incluir fiebre y dificultad para respirar.

En el 2004, el Instituto de Medicina (IOM) halló que había suficiente evidencia para relacionar la exposición al moho en espacios interiores con síntomas de afecciones en el aparato respiratorio superior, tos y sibilancias en personas que, fuera de eso, eran sanas; con síntomas de asma en personas que tenían esta enfermedad, y con la neumonitis por hipersensibilidad en personas con predisposición a esa afección inmunitaria.

En el 2009, la Organización Mundial de la Salud emitió directrices adicionales en la Guía de la OMS para la calidad del aire en interiores: Humedad y moho* pdf icon[PDF – 2.65 MB]external icon . Otros estudios recientes parecerían indicar una relación potencial entre la exposición temprana al moho y la aparición del asma en algunos niños, especialmente en aquellos que son propensos a presentarlo, y que intervenciones específicas que mejoran las condiciones de vivienda pueden reducir la morbilidad del asma y de las alergias respiratorias.

No se ha demostrado la relación entre otros efectos adversos en la salud, como la hemorragia pulmonar idiopática aguda en bebés*, la pérdida de memoria o el letargo, y los diferentes tipos de moho, incluido el Stachybotrys chartarum*. Se necesitan más estudios para determinar qué es lo que causa la hemorragia idiopática aguda y otros efectos negativos en la salud.

No existen pruebas de sangre para detectar el moho. Algunos médicos pueden hacer pruebas de alérgenos para determinar las posibles alergias al moho, pero no hay pruebas que clínicamente puedan demostrar cuándo y dónde tuvo lugar una exposición al moho en particular.

¿Quiénes tienen el mayor riesgo de presentar problemas de salud asociados a la exposición al moho?

Las personas con alergias pueden ser más sensibles al moho. Las personas inmunodeprimidas o que tengan una enfermedad pulmonar subyacente son más susceptibles a las infecciones por hongos. Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (p ej., enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma) podrían tener dificultad para respirar. Las personas inmunodeprimidas tienen un mayor riesgo de presentar infecciones provocadas por el moho. Si usted o los miembros de su familia tienen estas afecciones, deberían consultar a un médico calificado para obtener un diagnóstico y tratamiento.

¿Cómo mantener el moho fuera de las edificaciones y casas?

Inspeccione las edificaciones en busca de evidencias de daño por agua y moho visible como parte de su mantenimiento de rutina. Corrija las condiciones que estén causando el crecimiento del moho (p. ej., filtraciones de agua, condensación, infiltraciones o inundación) para prevenirlo.

Para controlar el moho dentro de su casa usted puede hacer lo siguiente:

  • controlar los niveles de humedad;
  • reparar inmediatamente las filtraciones en los techos, las ventanas y las tuberías;
  • limpiar y secar por completo después de una inundación;
  • ventilar las áreas donde se duche, lave ropa y cocine.

Recomendaciones específicas:

  • Mantenga el nivel de humedad en su casa lo más bajo posible, entre el 30 y el 50 % durante todo el día. El aire acondicionado o un deshumidificador ayudan a mantener el nivel de humedad bajo. Tenga presente que las variaciones en la humedad y la temperatura del aire a lo largo del día cambian el nivel de humedad, por lo cual deberá chequearlo más de una vez.
  • Utilice el aire acondicionado o un deshumificador durante los meses húmedos.
  • Asegúrese de que su casa tenga suficiente ventilación. En la cocina y el baño, use extractores de aire que ventilen hacia el exterior de su casa. Asegúrese de que su secadora de ropa ventile hacia el exterior de su casa.
  • Repare las filtraciones en el techo, las paredes o las tuberías de su casa para que el moho no tenga humedad para crecer.
  • Piense en la posibilidad de no usar alfombras en cuartos o áreas como baños o sótanos que pueden tener mucha humedad.

¿Cómo se hace para eliminar el moho de las edificaciones, incluidos los hogares, las escuelas y los lugares de empleo?

El moho que crece en los hogares y las edificaciones indica que hay un problema con el agua o la humedad. Este es el primer problema que debe abordarse.

Retire los artículos mohosos de las áreas habitables.  Una vez que el moho comienza a crecer en la alfombra, el material aislante, los paneles del cielo raso o los paneles de yeso, la única forma de tratar el problema es retirando el material y sustituyéndolo.

Es importante limpiar y secar el área adecuadamente ya que usted aún puede tener una reacción alérgica a parte del moho muerto y la contaminación por moho podría repetirse si todavía hay una fuente de humedad.

Retire o sustituya las alfombras y los tapizados que se hayan empapado y no se puedan secar inmediatamente.

Limpie y seque su casa por completo y rápidamente (dentro de las 24 y 48 horas) después de una inundación.  Quite el lodo y la tierra.  Use una aspiradora de líquidos para eliminar la tierra restante. Restriegue las superficies que se puedan limpiar (como madera, baldosas, piedra) con agua jabonosa y un cepillo de cerdas duras.  Limpie a fondo todas las superficies duras (como pisos, molduras, muebles de madera y de metal, mesones de cocina, y lavaplatos y lavamanos) con agua y detergente para platos. Seque las superficies rápidamente y por completo después de la limpieza. Si tiene un ventilador, aire acondicionado o un deshumidificador que no hayan sido afectados por las inundaciones, úselos para ayudar a que se sequen las superficies luego de que termine de limpiar.

El moho puede eliminarse de las superficies duras con productos comerciales, agua y jabón, o una solución de blanqueador con cloro (bleach)* de no más de 1 taza (8 onzas) del blanqueador en 1 galón de agua para eliminar el moho de las superficies. Nunca mezcle amoníaco u otro producto de limpieza para la casa con el blanqueador.

Si decide usar un blanqueador con cloro para limpiar el moho:

  • Nunca mezcle amoníaco u otro producto de limpieza para la casa con el blanqueador. Al mezclar el amoníaco u otros productos de limpieza con el blanqueador con cloro se producen vapores tóxicos peligrosos.
  • Abra las puertas y ventanas para que entre aire fresco.
  • Use guantes no porosos y gafas de protección para los ojos.
  • Las áreas pequeñas (como la ducha o un área del tamaño de una puerta) a menudo pueden ser limpiadas por los residentes, pero las de mayor tamaño podrían necesitar ayuda profesional.  Siga siempre las instrucciones del fabricante cuando use un blanqueador con cloro o cualquier otro producto de limpieza.

Si tiene una gran cantidad de moho y no cree que pueda encargarse de la limpieza por sí mismo, quizás desee contratar a un profesional con experiencia en la limpieza de moho en edificaciones y hogares.

¿Existen circunstancias en las que las personas deban irse de su casa u otra edificación debido al moho?

Estas decisiones deben tomarse individualmente. Si usted cree que está enfermo debido a la exposición al moho en una edificación, debe consultar a su médico para determinar las medidas adecuadas para proteger su salud.

Encontré moho en mi casa; ¿qué prueba debo hacer para saber de qué tipo se trata?

Si usted puede ver u oler el moho, es posible que haya un riesgo para su salud. No necesita saber qué tipo de moho está creciendo en su casa, y los CDC no recomiendan ni analizan muestras de moho de forma rutinaria. No importa qué tipo de moho tenga, usted debe eliminarlo. Como los efectos del moho en las personas pueden variar mucho debido a la cantidad o el tipo de moho, usted no puede depender del análisis y cultivo para saber el riesgo para su salud.

Un laboratorio calificado de análisis ambiental tomó muestras de moho en mi casa y me dio los resultados. ¿Pueden los CDC interpretar esos resultados?

No se han establecido estándares para determinar cuál es la cantidad aceptable, tolerable o normal de moho. El análisis de muestras de moho puede ser caro, y no hay estándares establecidos para juzgar cuál es y cuál no es una cantidad aceptable de moho. Lo mejor que puede hacer es eliminar el moho y hacer lo posible para prevenir su crecimiento en el futuro. Si usted decide pagar por el análisis ambiental de una muestra de moho, antes de que lo haga, pídales a los consultores encargados del análisis que establezcan los criterios para la interpretación de los resultados de las pruebas. Ellos deben decirle con anticipación lo que van a hacer o el tipo de recomendaciones que harán con base en esos resultados. Los resultados del análisis para su caso específico no pueden interpretarse sin hacer una inspección física al área contaminada o sin tener en consideración las características de la edificación y los factores que causaron la condición actual.

He oído acerca del “moho tóxico” y del “moho negro” que crecen en casas y otras edificaciones. ¿Debería estar preocupado de que sea un riesgo grave para mi salud y la de mi familia?

Siempre hay un poco de moho en todas partes (ya sea en el aire y en muchas superficies).
Ciertos tipos de moho son toxígenos, lo cual significa que pueden producir toxinas (especialmente “micotoxinas”). Se debe considerar que el moho que podría producir micotoxinas presenta los mismos peligros que los otros tipos de moho comunes que pueden crecer en su casa. No todos los hongos producen micotoxinas y aun aquellos que lo hacen no las producen bajo todas las condiciones ambientales o de superficie.
El crecimiento de moho, que por lo general se ve como un conjunto de manchas, puede ser de diferentes colores y puede tener un olor típico de humedad. El color no indica el grado de peligro que pueda tener un tipo de moho determinado. Se debe eliminar todo tipo de moho y retirar la fuente de humedad que lo ayuda a crecer.
Hay muy pocos informes de que los tipos de moho toxígenos encontrados dentro de casas puedan causar afecciones únicas o raras, como hemorragia pulmonar o pérdida de memoria. Estos informes son raros y la relación causal entre la presencia del moho toxígeno y estas afecciones no se ha demostrado.

*Enlaces a información en ingles.

Esta página fue revisada el: 19 de agosto de 2020