Vacuna antimeningocócica

Preadolescentes caminando por un pasillo en la escuela.

Los adolescentes y adultos jóvenes tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad meningocócica, una afección muy grave que puede causar la muerte en tan solo unas pocas horas.  Hable con el médico de su hijo adolescente sobre la vacuna antimeningocócica para ayudar a proteger su salud.

Hay 2 tipos de vacuna antimeningocócica autorizados en los Estados Unidos:

  • Vacuna antimeningocócica conjugada (MenACWY)
  • Vacuna contra el meningococo del serogrupo B (MenB)

Estas vacunas ayudan a prevenir las causas más comunes de la enfermedad meningocócica en los Estados Unidos.

Tres serogrupos causan la mayoría de los casos de enfermedad meningocócica en los Estados Unidos: B, C y Y. Dos vacunas brindan protección: La vacuna MenACWY ayuda a proteger contra los serogrupos C y Y, mientras que la vacuna MenB ayuda a proteger contra el serogrupo B. Hable con el médico sobre qué vacunas son las mejores para usted y su hijo.

Dos vacunas antimeningocócicas (MenACWY y MenB) brindan protección contra los serogrupos que causan la mayoría de los casos de enfermedad meningocócica en los Estados Unidos.

Los CDC recomiendan las vacunas antimeningocócicas para los preadolescentes, adolescentes y algunas otras personas

Todos los niños de 11 a 12 años deberían recibir una dosis de la vacuna MenACWY. Los CDC recomiendan una dosis de refuerzo a los 16 años de edad. La dosis de refuerzo les brinda a los adolescentes protección continua durante las edades en las que están en mayor riesgo. Si a su hijo adolescente le faltó una dosis, pregúntele a su médico si la puede recibir ahora.

Los adolescentes y los adultos jóvenes (de 16 a 23 años) también pueden recibir la vacuna MenB, preferiblemente entre los 16 y 18 años de edad. Para obtener la mejor protección las personas deben recibir múltiples dosis de esta vacuna y todas las dosis deben ser de la misma marca comercial. Hable con el médico de su hijo adolescente si le interesa que lo vacunen con la MenB.

Los niños menores y los adultos por lo general no necesitan la vacuna antimeningocócica. Sin embargo, los CDC recomiendan uno o ambos tipos de la vacuna antimeningocócica para las personas con ciertas afecciones médicas, ciertos planes de viajes o de trabajos. Además, los CDC recomiendan la vacunación para las personas que están en mayor riesgo debido a un brote de enfermedad meningocócica. Infórmese más (en inglés) o hable con su médico o el de su hijo acerca de lo que es mejor para su situación específica.

Las vacunas antimeningocócicas son seguras, pero pueden causar efectos secundarios

Aproximadamente la mitad de las personas que reciben la MenACWY tienen problemas leves después de vacunarse:

  • Enrojecimiento o dolor en el lugar de la inyección
  • Fiebre

Estas reacciones por lo general desaparecen por sí solas en 1 a 2 días, pero también es posible que se produzcan reacciones graves.

Después de recibir la MenB, más de la mitad de las personas tendrán problemas leves:

  • Dolor, enrojecimiento o inflamación en el lugar de la inyección
  • Cansancio (fatiga)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular o articular
  • Fiebre o escalofríos
  • Náuseas o diarrea

Estas reacciones por lo general desaparecen por sí solas en 3 a 7 días, pero también es posible que se produzcan reacciones graves.

Más información

Esta página fue revisada el: 18 de marzo de 2019