Razones para vacunarse

Todos los niños y niñas de 11 a 12 años de edad necesitan dos dosis de la vacuna contra el VPH para protegerse contra los cánceres causados por infecciones del VPH.

El 80% de las personas contraerán una infección por VPH en su vida.
80% of people will get an HPV infection in their lifetime.

Casi todas las personas que son sexualmente activas contraerán el VPH en algún momento de su vida sin la vacuna contra el VPH. Alrededor de 14 millones de estadounidenses, incluidos los adolescentes, se infectan con el VPH cada año. Si bien la mayoría de las infecciones por VPH desaparecerán por sí solas, las infecciones que no desaparecen pueden causar ciertos tipos de cáncer.

El VPH puede causar cánceres de:

La vacuna contra el VPH previene infecciones y precánceres que causan cáncer.
HPV cancers and genital warts have dropped 86 percent among teen girls

Las infecciones por VPH y los precánceres de cuello uterino (células anormales en el cuello uterino que pueden provocar cáncer) han disminuido significativamente desde que se usa la vacuna.

Los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres de VPH y las verrugas genitales han disminuido en un 86 por ciento entre las adolescentes. Entre las mujeres vacunadas, el porcentaje de precánceres de cuello uterino causados por los tipos de VPH a menudo relacionados con el cáncer de cuello uterino se redujo en un 40 por ciento.

La vacuna contra el VPH es prevención del cáncer.
HPV vaccination is cancer prevention.

Se estima que el VPH causa cerca de 35 000 casos de cáncer en hombres y mujeres cada año en los EE. UU. La vacuna contra el VPH puede prevenir el desarrollo de más de 32 000 de estos cánceres, al prevenir las infecciones que esos cánceres causan. Eso es lo mismo que la cantidad de personas, en promedio, que asisten a un juego de béisbol.

Obtener la vacuna contra el VPH para su hijo ahora es mejor que tratar un cáncer de VPH más adelante en la vida.
Getting HPV vaccine for your child now is better than treating an HPV cancer later in life.

Si bien los médicos realizan pruebas de detección del cáncer de cuello uterino de forma rutinaria, no se recomiendan pruebas de detección del cáncer para detectar los otros cinco tipos de cáncer causados por el VPH. Es posible que estos tipos de cáncer de VPH no se detecten hasta que causen problemas de salud. La vacunación contra el VPH puede prevenir que estos cánceres se desarrollen.

Usted puede proteger a su hijo contra la meningitis, los cánceres de VPH y la tosferina en la misma visita.
You can protect your child from meningitis, HPV cancers, and whooping cough all at the same visit.

Además de una vacuna anual contra la gripe, se recomiendan tres vacunas para niños de 11 a 12 años de edad para protegerse contra las infecciones que pueden causar meningitis, cánceres de VPH y tosferina. Puede aprovechar cualquier visita al médico de su hijo para obtener las vacunas recomendadas para ellos, incluyendo exámenes físicos para deportes o controles anuales antes del año escolar.

La vacuna contra el VPH proporciona una protección segura, eficaz y duradera.
With over 120 million doses distributed in the United States, HPV vaccine has a reassuring safety record that’s backed by over 10 years of monitoring and research.

Con más de 120 millones de dosis distribuidas en los Estados Unidos, la vacuna contra el VPH tiene un historial de seguridad (en inglés) reconfortante respaldado por más de 12 años de monitoreo e investigación. Al igual que cualquier vacuna o medicamento, la vacuna contra el VPH puede causar efectos secundarios.

Los efectos secundarios más comunes son leves e incluyen:

  • Mareo
  • Desmayo
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza

El desmayo después de cualquier vacuna, incluyendo la vacuna contra el VPH, es más común entre los adolescentes. Para prevenir los desmayos y las lesiones relacionadas con estos, los adolescentes deberían sentarse o acostarse para recibir la vacuna y permanecer en esa posición durante 15 minutos después de recibirla. Los beneficios de la vacuna contra el VPH superan con creces cualquier riesgo potencial de efectos secundarios.