Síntomas

La difteria puede infectar el aparato respiratorio (partes del cuerpo involucradas en la respiración) y la piel. Los síntomas de la difteria dependen de la parte del cuerpo que esté afectada.

Fotografía de un niño con el cuello hinchado debido a infección de difteria

Fotografía de un niño con el cuello hinchado debido a infección de difteria.

Difteria respiratoria

Las bacterias más comúnmente afectan el aparato respiratorio, que incluye las partes del cuerpo involucradas en la respiración. Cuando las bacterias entran y se adhieren al revestimiento del aparato respiratorio pueden causar:

  • Debilidad
  • Dolor de garganta
  • Fiebre leve
  • Inflamación de los ganglios del cuello

Las bacterias producen una toxina (veneno) que mata tejidos saludables en el aparato respiratorio. A los dos o tres días, el tejido muerto forma una capa espesa y gris que puede acumularse en la garganta o la nariz. Los expertos médicos llaman esta capa espesa y gris “seudomembrana”. Puede cubrir los tejidos de la nariz, las amígdalas, la laringe y la garganta, lo cual hace muy difícil respirar y tragar.

Si la toxina entra al torrente sanguíneo, puede causar daño al corazón, los nervios y los riñones.

Infección de difteria en la piel

Las bacterias también pueden infectar la piel y causar llagas abiertas o úlceras. Sin embargo, las infecciones de difteria en la piel raramente provocan otras enfermedades graves.

Esta página fue revisada el: el 26 de mayo del 2020