Síntomas del ántrax

Los síntomas del ántrax dependen del tipo de infección y pueden demorar desde 1 día hasta más de 2 meses en aparecer. Todos los tipos del ántrax tienen la capacidad, si no se tratan, de distribuirse por el organismo y causar enfermedad grave e incluso la muerte.

Entre los síntomas del ántrax cutáneo se encuentran los siguientes:

  • Un grupo de pequeñas ampollas o una hinchazón que puede provocar comezón
  • Puede presentarse inflamación alrededor del forúnculo
  • Un forúnculo cutáneo (úlcera) sin dolor con un centro negro que aparece luego de pequeñas ampollas o una hinchazón
  • Más a menudo el forúnculo aparecerá en la cara, el cuello, los brazos o las manos.
Entre los síntomas del ántrax pulmonar se encuentran los siguientes:
  • Fiebre y escalofríos
  • Molestia en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Confusión o mareo
  • Tos
  • Nauseas, vómitos o dolor estomacal
  • Dolor de cabeza
  • Sudor (a menudo fuerte sudoración)
  • Cansancio extremo
  • Dolor corporal
Entre los síntomas del ántrax gastrointestinal se encuentran los siguientes:
  • Fiebre y escalofríos
  • Inflamación en el cuello o de las glándulas del cuello
  • Dolor de garganta
  • Dolor al deglutir
  • Afonía
  • Náuseas y vómitos, en especial vómitos de sangre
  • Diarrea o diarrea con sangre
  • Dolor de cabeza
  • Enrojecimiento (cara) y ojos rojos
  • Dolor estomacal
  • Desmayos
  • Abdomen (estómago) inflamado

Entre los síntomas del ántrax por inyección se encuentran los siguientes:

  • Fiebre y escalofríos
  • Un grupo de pequeñas ampollas o una hinchazón que puede provocar comezón, en la zona donde se inyecta la droga
  • Un forúnculo cutáneo sin dolor con un centro negro que aparece luego de las ampollas o la hinchazón
  • Inflamación alrededor del forúnculo
  • Abscesos en las capas más profundas de la piel o en el músculo donde se inyecta la droga

Tenga en cuenta lo siguiente
Los síntomas son similares a los del ántrax cutáneo, pero el ántrax por inyección puede distribuirse por el organismo con mayor rapidez y es más difícil de reconocer y tratar que el ántrax cutáneo. Las infecciones cutáneas y en la zona de inyección asociadas con la inyección de drogas son habituales y no necesariamente significan que la persona contrajo ántrax.