Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Historias de fumadores: Pérdida de dientes y una bebé diminuta

Ninguna persona que comienza a fumar en la adolescencia espera que sus dientes se le empiecen a caer cuando tenga 40 años. Pero eso es exactamente lo que les pasó a Felicita y Brett, dos personas de la vida real que cuentan sus historias en la campaña de los CDC Consejos de exfumadores (Consejos). Los nuevos anuncios de gran impacto serán difundidos en todos los Estados Unidos a partir del 7 de julio del 2014. Los anuncios alientan a los fumadores a que dejen de fumar y a que llamen al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669) o al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569) si desean ayuda gratuita.

Fumar causa daños inmediatos y a largo plazo en el cuerpo. Los exfumadores que aparecen en la campaña comparten historias muy personales acerca de su propio sufrimiento para motivar a los fumadores a que dejen de fumar. Siete personas de distintas partes del país aparecen en la más reciente campaña Consejos.

El tabaquismo destruye la sonrisa

Se sabe que fumar cigarrillos hace que los dientes se pongan amarillos, pero para muchos es una sorpresa el hecho de que pueda causar la pérdida de dientes. La explicación es la enfermedad de las encías (enfermedad periodontal), una infección de las encías y la estructura ósea que sostiene los dientes. En casos graves, la enfermedad de las encías puede hacer que sus dientes se caigan. Si usted fuma:

  • Tiene dos veces más probabilidades de tener enfermedad de las encías que una persona no fumadora.
  • Mientras más cigarrillos fume, mayor es su riesgo de tener enfermedad de las encías.
  • Mientras más tiempo fume, mayor es su riesgo de sufrir enfermedad de las encías.

Anuncio de Felicita y Brett

Felicita y Brett, dos nuevos participantes de la campaña Consejos, aprendieron a la fuerza que fumar puede arruinar los dientes.

Felicita comenzó a fumar a los 12 años y siguió haciéndolo por muchos más, pero no se dio cuenta de que el tabaquismo empeoraba sus problemas dentales. Como muchas personas con la enfermedad de las encías, no sintió mucho dolor a medida que las encías empeoraban. A los 50 años, Felicita fue al dentista para que le sacaran un diente y no lo podía creer cuando se enteró de que tenían que sacarle todos. En la actualidad, a Felicita le encanta no ser fumadora, pero ya no sonríe mucho porque se avergüenza de tener dentadura postiza. Los anuncios de la campaña Consejos cuentan la historia de Felicita en inglés y en español.

La historia de Felicita

Brett comenzó a fumar a los 16 años para impresionar a una muchacha. Cuando tenía alrededor de 35, a Brett le dio la enfermedad de las encías y para cuando cumplió los 42, ya le habían tenido que sacar casi todos los dientes, incluidos 16 en una sola operación. Después de varios intentos, Brett finalmente logró dejar de fumar. Ahora sabe que no puede fumar ni siquiera una pitada porque podría recaer. "Mi llamada de atención fue perder la mayoría de mis dientes", asegura. Ahora Brett lleva 4 años sin fumar.

Mantenerse lejos de los cigarrillos y tener buenos hábitos dentales son importantes para ayudar a evitar la enfermedad de las encías. Esto quiere decir cepillarse los dientes, usar seda o hilo dental para eliminar el sarro e ir al dentista con regularidad para que le hagan chequeos y limpiezas profesionales.

Tabaquismo, embarazo y bebés

Fumar durante el embarazo puede causar graves problemas de salud a la madre y a su bebé. El bebé puede nacer mucho antes de lo debido, tener un defecto de nacimiento o morir a causa del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Incluso estar cerca del humo de un cigarrillo puede causar problemas de salud a la madre y al bebé.

Amanda comenzó a fumar cuando estaba en quinto grado y para cuando cumplió 13 años ya fumaba todos los días, incluso afuera durante los crudos inviernos de Wisconsin. Mientras estaba en la universidad, recién comprometida para casarse —y todavía fumando una cajetilla diaria—, Amanda se enteró de que estaba embarazada. Su hija nació 2 meses prematura. La diminuta bebé pasó semanas en una incubadora del hospital.

"Cáncer. A mí no me dará".

Anuncio de Rose

Rose creció en una pequeña localidad de Texas y comenzó a fumar a los 13 años. Después de un tiempo, tenía una adicción de dos cajetillas al día y casi perdió un pie debido a la obstrucción de los vasos sanguíneos. Antes de que a Rose pudieran operarle la pierna, una radiografía mostró que tenía cáncer de pulmón, que luego se extendió al cerebro. Después de dos operaciones, Rose se mantiene en estrecho contacto con sus oncólogos. "Me arrepiento de haber empezado a fumar en primer lugar", afirma Rose.

Shawn vive en el estado de Washington y empezó a fumar a los 14 años para tratar de ser aceptado por los otros estudiantes en una nueva escuela. Tenía alrededor de 45 años cuando una tos crónica y una laringitis terminaron siendo cáncer de garganta. Soportó 38 tratamientos de radiación y finalmente dejó de fumar, pero los médicos no pudieron salvarle la laringe. Ahora tiene un estoma (orificio) que le permite respirar y un implante laríngeo que le permite hablar.

Terrie vivía en Carolina del Norte y empezó a fumar en la secundaria superior. A los 40 años, se le diagnosticó cáncer bucal y de garganta, y le extirparon la laringe. Terrie luchó contra el cáncer con valentía hasta que murió a los 53 años en el otoño del 2013. Ella comparte un poderoso mensaje en un nuevo anuncio que fue grabado días antes de que muriera. Más que nada, Terrie quería ayudar a motivar a los fumadores para que dejaran de fumar y pudieran evitar el dolor y el sufrimiento por los que ella pasó.

El tabaquismo y el VIH

Si usted tiene el VIH, el virus que puede causar el sida, fumar es especialmente peligroso para su salud. Si usted fuma:

  • Tiene más probabilidades de ser afectado por las dañinas consecuencias del tabaquismo que las personas que no tienen el VIH. Estas enfermedades incluyen cáncer, enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares.
  • Tiene más probabilidades de tener infecciones relacionadas con el VIH que las personas que tienen el VIH y no fuman. Estas enfermedades incluyen la candidiasis oral (una infección en la boca) y la neumonía por Pneumocystis, una peligrosa infección de los pulmones.

Brian tenía buena salud, trabajaba en California y tenía bajo control el VIH cuando su vida cambió drásticamente. Fumar cigarrillos, combinado con el VIH, hizo que se le obstruyeran algunos vasos sanguíneos. A los 43 años, tuvo un coágulo sanguíneo en los pulmones, un accidente cerebrovascular y le hicieron una operación en una arteria del cuello. "Tuve que tener un accidente cerebrovascular para que dejara de fumar", dice Brian. Durante meses luego del accidente cerebrovascular, Brian tuvo problemas para hablar y leer. No podía trabajar y ni siquiera vestirse. Hoy, su mano derecha todavía está débil por lo que ya no puede trabajar como mesero ni dar clases de cerámica.

Recursos para dejar de fumar

Las personas que dejan de fumar pueden reducir significativamente su riesgo de enfermedad o muerte prematura. Mientras más joven sea al dejar de fumar, mayores probabilidades tendrá de evitar problemas de salud. Los siguientes recursos pueden ayudarlo a dejar de fumar:

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z