Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Proteja a sus hijas del cáncer de cuello uterino

Madre con hijaLa vacuna contra el VPH puede proteger a sus hijos contra varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de cuello uterino. Vacune a sus hijos y a sus hijas a los 11-12 años para protegerlos de los cánceres causados por las infecciones por el VPH.

Cada año en los Estados Unidos, se les diagnostica un cáncer causado por el VPH (virus del papiloma humano) a 27 000 mujeres y hombres, eso es equivalente a un caso nuevo, ¡cada 20 minutos! De estos casos, cerca de 17 600 son en mujeres, y a pesar de las pruebas de detección y el tratamiento, aproximadamente 4000 mujeres mueren de cáncer de cuello uterino en los EE. UU. cada año.

La mayoría de estos cánceres podrían prevenirse con la vacuna contra el VPH, sin mencionar la cantidad de exámenes invasivos y de tratamiento que la vacuna podría prevenir. Cada año más de 300 000 mujeres en este país se someten a exámenes invasivos y al tratamiento de lesiones (cambios celulares) en el cuello uterino, que se pueden convertir en cáncer. Los exámenes y el tratamiento de estos “precánceres” pueden tener efectos duraderos.

VPH es la sigla de virus del papiloma humano, un virus muy común que infecta tanto a hombres como a mujeres. Aproximadamente 79 millones de personas en los EE. UU. están infectadas por el VPH, la mayoría de las cuales son adolescentes o tienen poco más de 20 años. Aunque muchas de las infecciones por el VPH desaparecen, las que no lo hacen (persisten) pueden causar cáncer o verrugas genitales.

¿Cuándo debe recibir la vacuna contra el VPH mi hijo?

Las niñas y los niños deben completar la serie de vacunas contra el VPH antes de cumplir los 13 años. La serie de vacunas es más eficaz cuando se da a las edades recomendadas.

Los adolescentes y los jóvenes adultos de hasta 26 años que no se hayan puesto las vacunas contra el VPH deben consultar al médico o enfermero para vacunarse ahora, porque no es demasiado tarde. Si ha pasado mucho tiempo desde que sus hijos recibieron la primera o la segunda dosis de la vacuna, no tienen que comenzar de nuevo, solo tienen que recibir las inyecciones que les falten tan pronto como sea posible. Haga hoy mismo una cita para vacunar a sus hijos.

¿Es segura esta vacuna?

Las vacunas contra el VPH han sido estudiadas muy detenidamente y tienen un excelente historial de seguridad.* Se han distribuido casi 80 millones de vacunas contra el VPH para su uso en los Estados Unidos y no se ha asociado ninguna preocupación de seguridad seria a esta vacuna.

Al igual que todos los productos médicos, las vacunas pueden provocar algunos efectos secundarios. Los efectos secundarios más comunes de la vacuna contra el VPH son leves y desaparecen solos como, por ejemplo, dolor o enrojecimiento en el brazo donde se puso la inyección. A veces, los pacientes se desmayan después de recibir una vacuna inyectable. Por lo tanto, los preadolescentes y los adolescentes deben estar sentados o acostados cuando les pongan una inyección y durante los 15 minutos siguientes. Esto puede ayudar a evitar que se desmayen y también las lesiones que pueden producirse con el desmayo.

Los beneficios de la vacuna contra el VPH para la prevención del cáncer superan ampliamente el riesgo de estos efectos secundarios.

¿Qué tan eficaz es esta vacuna?

Las vacunas contra el VPH son muy eficaces. Desde que se introdujeron en el 2006, han ayudado a reducir a la mitad las tasas de infección por el VPH entre niñas adolescentes. Otros estudios han mostrado que también han descendido las tasas de verrugas genitales (causadas por las infecciones por el VPH) entre adolescentes y las de precáncer del cuello uterino en mujeres jóvenes desde que se introdujeron.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Arriba