Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Concientización sobre el cáncer ginecológico

Foto de tres mujeresLos cánceres ginecológicos son cualquier tipo de cáncer que se origina en los órganos reproductores de la mujer. Hay cinco tipos principales de cánceres ginecológicos: cáncer de cuello uterino, ovario, útero, vagina y vulva.

Todos los años; mas de 80,000 mujeres en los Estados Unidos recibieron un diagnóstico de cáncer ginecológico y mas de 25,000 mujeres murieron por causa de esta enfermedad. Todas las mujeres tienen riesgo de contraer cánceres ginecológicos y el riesgo aumenta con la edad. No hay forma de saber con seguridad qué mujeres contraerán un cáncer ginecológico. Por eso es importante que usted conozca su cuerpo y pueda identificar qué condiciones son normales para usted, de tal manera que pueda reconocer los signos de advertencia. Si usted presenta algún signo o síntoma que no tiene explicación, consulte inmediatamente a su médico.

Prevención y detección

Diagrama del aparato reproductor femenino que muestra las trompas de Falopio, los ovarios, el  útero, el cuello uterino, la vagina y la vulva." title="Diagrama del aparato reproductor femenino que muestra las trompas de Falopio, los ovarios, el  útero, el cuello uterino, la vagina y la vulva.Algunos cánceres ginecológicos son causados por el virus del papiloma humano (VPH), que causa una infección de transmisión sexual muy frecuente. Una vacuna protege contra los tipos del VPH que causan con más frecuencia los cánceres de cuello uterino, vagina y vulva. Se recomienda administrar esta vacuna a niñas de 11 y 12 años de edad y también se puede administrar a niñas o mujeres entre los 13 y 26 años de edad, que no hayan recibido la vacuna o no hayan recibido todas las dosis a una edad más temprana. (También se recomienda la vacuna contra VPH para niños y jóvenes.)

El cáncer de cuello uterino es el único cáncer ginecológico que tiene una prueba de detección recomendada. La prueba de Papanicoláu puede identificar a este cáncer en su etapa inicial, cuando el tratamiento es más eficaz. La prueba de Papanicoláu también puede prevenir el cáncer de cuello uterino al identificar precánceres, los cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada. Debe comenzar a hacerse las pruebas de Papanicoláu con regularidad desde los 21 años.

La prueba de Papanicoláu solo detecta el cáncer de cuello uterino. No identifica cánceres de ovario, útero, vagina o vulva.

La prueba del VPH identifica la infección por el virus del papiloma humano. Esta prueba puede practicarse en mujeres de 30 años de edad en adelante o en mujeres de cualquier edad cuyos resultados de la prueba de Papanicoláu no sean claros. Obtenga más información sobre la prueba de detección del VPH y la prueba de Papanicoláu.

Conozca su cuerpo: Infórmese sobre el cáncer ginecológico

La campaña Conozca su cuerpo: Infórmese sobre el cáncer ginecológico de los CDC aumenta la concientización de la población sobre los cinco tipos principales de cáncer ginecológico: de cuello uterino, ovario, útero, vagina y vulva.

Los siguientes recursos de la campaña son:

Ir Arriba