Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Unidos para poner fin a la tuberculosis

Doctora mostrando una radiografía a su paciente.

Aunque se siguen logrando avances importantes en la prevención y el control de la tuberculosis en los Estados Unidos, las tasas de tuberculosis permanecieron en 3.0 casos por cada 100 000 personas durante el periodo del 2013 al 2015. Las razones de esta nivelación de las tasas de tuberculosis no se conocen todavía. Es necesario realizar más evaluaciones de los datos para entender las causas de estas tendencias. Sin embargo, para volver a la trayectoria de disminución de las tasas de tuberculosis, se necesita realizar esfuerzos más intensos. Estos esfuerzos no solo se enfocarán en el fortalecimiento de los sistemas existentes para la interrupción de la transmisión de la tuberculosis, sino también en el aumento de los esfuerzos para detectar y tratar la infección de tuberculosis latente. Para obtener más información sobre los datos provisionales de vigilancia de la tuberculosis del 2015, por favor visite Datos de vigilancia.

No se puede lograr la eliminación de la tuberculosis sin el arduo trabajo y dedicación de las personas al frente de la lucha contra esta enfermedad. Los CDC están resaltando la importante labor que se está realizando para poner fin a la tuberculosis en las comunidades, a través de una nueva e interesante iniciativa. El proyecto de los CDC Campeones en la Eliminación de la Tuberculosis en los EE. UU. ofrece una oportunidad para reconocer los logros y aprender las mejores prácticas de organizaciones y personas que están contribuyendo significativamente a la mejora de la salud pública a través de su trabajo en la eliminación de la tuberculosis. Una de las organizaciones que está siendo reconocida como Campeona en la Eliminación de la Tuberculosis en los EE. UU. es We Are TB (Somos tuberculosis). La historia de esta organización revela cómo no se diagnostica correctamente la tuberculosis cuando los profesionales de atención médica no “piensan en la tuberculosis”. Hay una gran necesidad de educar sobre la tuberculosis y llegar a los médicos, las agencias de atención médica y las organizaciones comunitarias, y We are TB está ayudando a satisfacer esta necesidad al aumentar la concientización sobre la enfermedad.

La historia de Carrie

Una experiencia personal con relación a la tuberculosis motivó a Carrie Fritschy a formar la organización, We are TB. En noviembre del 2012, Scarlet, la hija de año y medio de Carrie, empezó a mostrar síntomas de tuberculosis; sin embargo, los pediatras de Scarlett no pensaron inmediatamente en la tuberculosis cuando le dieron tratamiento a la pequeña paciente. Por meses, Scarlett sobrellevó  noches sin dormir en las cuales su fiebre subió hasta 104°.

Carrie y su esposo pasaron hora tras hora en el consultorio del pediatra, en donde les decían en una cita que era una infección de oído, en la próxima que era una sinusitis o en las futuras que era solo un resfriado. Pero después de cada tanda de antibióticos, la fiebre volvía.

Infórmese más sobre la historia de Carrie y cuándo al fin los médicos le hicieron el diagnóstico de tuberculosis a su hija.

We Are TB

Al darse cuenta de que no había un grupo organizado de sobrevivientes de tuberculosis en los Estados Unidos, Carrie ayudó a formar We Are TB como una forma de que los sobrevivientes estuvieran en contacto y participaran en actividades relacionadas que ayudaran a educar a otras personas sobre la prevención y el control de la tuberculosis.

We Are TB  formó un equipo de sobrevivientes que funcionan como embajadores sobre la tuberculosis. La organización trabaja con equipos de salud pública para educar al público estadounidense sobre la prevención y el control de la tuberculosis.

Infórmese cómo We Are TB  y otras organizaciones de Campeones en la eliminación de la Tuberculosis en los EE. UU. están logrando avances hacia la prevención y el control de la tuberculosis en sus comunidades.

Arriba