Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de piel?

Foto de una madre y su hijo; ambos con gafas de sol, sombreros y camisas de mangas largas. Las personas se broncean o se queman dependiendo del tipo de piel, la época del año y la cantidad de tiempo que pasan en el sol.

Cualquier persona puede tener cáncer de piel, pero las personas con ciertas características están en mayor riesgo:

  • Piel clara.
  • Piel que fácilmente se quema, enrojece o le salen pecas o que bajo el sol se siente adolorida.
  • Ojos azules o verdes.
  • Cabello rubio o pelirrojo.
  • Cierto tipo de lunares o numerosos lunares.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel.
  • Antecedentes personales de cáncer de piel.

Exposición a los rayos UV

Sea que tenga o no alguno de los factores de riesgo indicados anteriormente, reducir su exposición a los rayos ultravioleta (UV) puede ayudar a mantener su piel sana y reducir sus probabilidades de tener cáncer de piel en el futuro. La mayoría de las personas se exponen, aunque sea un poco, a los rayos UV cuando pasan tiempo al aire libre. Hacer que la protección contra el sol se convierta en un hábito diario lo ayudará a disfrutar de su tiempo al aire libre en forma segura, a evitar quemaduras solares y a reducir su riesgo de tener cáncer de piel.

El bronceado en interiores (mediante uso de camas, salas o lámparas solares) expone a los usuarios a niveles elevados de radiación por el propósito de tener un bronceado. Cuando los rayos UV entran en la capa interna de la piel, la piel produce más melanina. La melanina es el pigmento que le da color a la piel. La melanina se desplaza hacia las capas externas de la piel y se hace visible en forma de bronceado.

El bronceado no indica buena salud. El bronceado es la reacción a una lesión debido a que las células de la piel avisan que han sido lastimadas por los rayos solares UV mediante la producción de más pigmentos. Cualquier cambio en el color de la piel después de una exposición a rayos UV (tanto un bronceado como una quemadura) es una señal de lesión, no de salud. A través del tiempo, una exposición excesiva a los rayos UV puede causar cánceres de piel, incluidos el melanoma (el tipo de cáncer de piel más mortal), el carcinoma basocelular y el carcinoma escamocelular. La exposición a los rayos UV también puede causar cataratas y cánceres de ojo (melanoma ocular). Cada vez que usted se broncea, aumenta su riesgo de tener cáncer de piel.

TOP