Información básica sobre los cánceres asociados al VPH

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. El cáncer se identifica de acuerdo a la parte del cuerpo en que aparece primero, aunque posteriormente se propague a otras áreas.

La infección por el virus del papiloma humano genital (VPH) es la infección de transmisión sexual más frecuente en Estados Unidos. Existen más de 40 tipos de VPH que pueden infectar las áreas genitales de los hombres y las mujeres, como la piel del pene, la vulva (área fuera de la vagina) y el ano, así como las membranas de la vagina, el cuello uterino y el recto. Estos tipos de virus también pueden infectar las membranas de la boca y la garganta.

Tipos de VPH de alto riesgo y bajo riesgo

A menudo, algunos tipos de VPH se clasifican como de “bajo riesgo” (causantes de verrugas) o de “alto riesgo” (causantes de cáncer), en función del riesgo que representan de contraer cáncer. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer determinó que hay 13 tipos de VPH que pueden causar cáncer de cuello uterino; uno de estos tipos puede causar cánceres de vulva, vagina, pene, ano y orofaringe (cánceres en la parte posterior de la garganta, la lengua y las amígdalas). Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que pueden causar cáncer.

La mayoría de las personas infectadas por el VPH no lo saben. Por lo general, el sistema inmunitario de la persona elimina de forma natural la infección por el VPH en un periodo de dos años. Esto ocurre con los tipos de virus de alto como de bajo riesgo. Hacia los 50 años de edad, al menos 4 de cada 5 mujeres habrán tenido una infección por VPH en algún momento de su vida. El VPH también es muy frecuente en los hombres y a menudo no conlleva síntomas.

Cómo una infección por VPH de alto riesgo puede causar cáncer

Cuando el sistema inmunitario del cuerpo no puede combatir una infección por VPH de alto riesgo, esta puede perdurar y transformar las células normales en anormales y posteriormente causar cáncer. Cerca del 10 % de las mujeres que tienen VPH de alto riesgo en el cuello uterino presentarán infecciones duraderas que implicarán un riesgo de contraer cáncer de cuello uterino. De la misma manera, el VPH de alto riesgo puede producir cambios celulares llamados precánceres cuando permanece e infecta las células de la vulva, la vagina, el pene o el ano. Estos cambios podrán derivar en cáncer si no se detectan y eliminan en forma oportuna. Estos cánceres son mucho menos frecuentes que el cáncer de cuello uterino. Existe una menor cantidad de información sobre cuántas personas con el VPH contraerán cáncer en esas áreas.

Foto de un hombre y una mujer
El cáncer de cuello uterino es el cáncer asociado más frecuentemente al VPH, y algunos cánceres de vulva, vagina, pene, ano y orofaringe (cánceres en la parte posterior de la garganta, la lengua y las amígdalas) también son causados por el VPH.
Diagrama anatómico de la orofaringe
El VPH puede infectar la boca y la garganta y causar cánceres de orofaringe. Esto se llama cáncer orofaríngeo. Se cree que el VPH causa el 70 % de los cánceres orofaríngeos en los Estados Unidos.
Foto de una enfermera que le da a un niño una vacuna contra el VPH mientras su madre observa
Las vacunas protejen contra los tipos de virus del VPH que causan los precánceres y cánceres de cuello uterino, vagina, vulva, pene y ano con mayor frecuencia. El cáncer de cuello uterino también se puede prevenir si se detecta en sus fases iniciales a través de las pruebas de detección periódicas y se le hace tratamiento.
Esta página fue revisada el: 22 de agosto de 2018