Diez consejos para prevenir infecciones antes y durante el embarazo

Algunas infecciones antes y durante el embarazo pueden hacerles daño tanto a usted como a su feto en desarrollo. Pueden causar enfermedades graves, defectos de nacimiento y discapacidades de por vida, tales como pérdida auditiva o problemas de aprendizaje. Aquí le ofrecemos 10 consejos para ayudar a prevenir infecciones antes y durante el embarazo:

Prevenga las infecciones para proteger al bebé
Prevenga para proteger: Prevenga las infecciones para proteger al bebé

Usted puede prevenir las infecciones y ayudar a proteger a su bebé en gestación. Siga estos pasos:

  1. Protéjase contra el virus del Zika.
    El virus del Zika puede pasar de una mujer embarazada a su feto durante el embarazo, o a su bebé cerca del momento del nacimiento. La infección por el virus del Zika durante el embarazo puede causar microcefalia (un defecto de nacimiento donde la cabeza y el cerebro del bebé son más pequeños que los de bebés de su misma edad y sexo) y otros defectos cerebrales graves.
  • Si está embarazada, no viaje a áreas con zika.
    • Si tiene que viajar a un área con zika, hable primero con su médico u otro proveedor de atención médica y siga estrictamente las medidas para evitar las picaduras de mosquitos durante el viaje.
    • Si tiene una pareja que vive en un área con zika o ha viajado a una, use condones desde el principio hasta el fin, cada vez que tengan relaciones sexuales (en forma vaginal, anal u oral) para protegerse contra infecciones o no tengan relaciones sexuales durante el embarazo.
  1. Lávese las manos con agua y jabón después de lo siguiente:
    • Ir al baño
    • Tocar carne cruda, huevos crudos o verduras sin lavar
    • Preparar alimentos o comer
    • Hacer labores de jardinería o tocar la tierra o el suelo
    • Tocar mascotas
    • Estar cerca de gente enferma
    • Si le cae saliva en las manos
    • Cuidar a niños y jugar con ellos
    • Cambiar pañales
  1. Lávese las manos seguido cuando esté cerca de niños.
    La saliva y la orina de los niños pueden contener virus. Es probable que estos virus no sean dañinos para los niños, pero pueden ser dañinos para su bebé en gestación.
  1. Evite consumir leche sin pasteurizar (cruda) y alimentos hechos con ella.
    No coma quesos blandos, como el feta y brie, ni queso fresco, a menos que las etiquetas digan que están pasteurizados. Los productos no pasteurizados pueden contener bacterias dañinas.
  1. No toque ni limpie la caja de arena sucia para gatos.
    Pídale a alguien que lo haga. Si usted tiene que cambiarla, asegúrese de usar guantes y lavarse las manos después de hacerlo. La arena para gatos usada puede tener parásitos nocivos.
  1. Manténgase alejada de roedores domésticos o salvajes y de sus excrementos.
    Contrate a un exterminador profesional de plagas para que elimine insectos y roedores peligrosos dentro y fuera de la casa. Si tiene un roedor como mascota, como un hámster o un conejillo de indias o cobaya, pídale a otra persona que lo cuide hasta después de que nazca el bebé. Algunos roedores pueden portar virus dañinos.
  1. Hágase pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS), como el VIH y la hepatitis B, y protéjase de estas enfermedades.
    Algunas personas que tienen el VIH, la hepatitis B o una ETS no se sienten enfermas. Es importante saber si tiene alguna de estas enfermedades. Si es así, hable con su proveedor de atención médica sobre cómo reducir la probabilidad de que su bebé se enferme.
  1. Hable con su proveedor de atención médica sobre las vacunas (inyecciones).
    Algunas vacunas se recomiendan antes de quedar embarazada, durante el embarazo o inmediatamente después del parto. Haberse aplicado las vacunas adecuadas en el momento oportuno puede ayudarla a mantenerse sana y ayudar a evitar que su bebé se enferme gravemente o tenga problemas de salud que lo afecten toda la vida.
  1. Evite a las personas personas que tengan una infección.
    Manténgase alejada de las personas que usted sepa que tienen infecciones, como la varicela o la rubéola, si usted no ha tenido estas enfermedades o no se vacunó antes del embarazo.
  1. Pregúntele al médico sobre los estreptococos del grupo B.
    Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres son portadoras de este tipo de bacterias, pero no tienen síntomas. Una prueba sencilla hacia el final del embarazo, tomando una muestra con un hisopo, detectará si usted tiene estas bacterias. Si tiene estreptococos del grupo B, hable con su proveedor de atención médica sobre cómo proteger a su bebé durante el parto.Estos consejos pueden ayudarla a prevenir infecciones que podrían hacerles daño a usted y a su bebé en gestación. Usted no siempre sabrá si tiene una infección y, en ocasiones, ni siquiera se sentirá mal. Si cree que tiene una infección o que tiene riesgo de contraer una, consulte con su proveedor de atención médica. Asegúrese de hablar con su proveedor de atención médica para aprender más sobre la preparación de alimentos de manera segura, el uso de repelentes de insectos cuando esté al aire libre, tomar medicamentos y otros temas importantes.
Esta página fue revisada el: 28 de junio de 2017