Acerca del índice de masa corporal para adultos

El índice de masa corporal (IMC) es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la estatura en metros. El IMC es un método de evaluación fácil y económico para la categoría de peso: bajo peso, peso saludable, sobrepeso, y obesidad.

El IMC no mide la grasa corporal directamente, pero el IMC se correlaciona moderadamente con medidas más directas de la grasa corporal1,2,3. Además, el IMC parece estar tan fuertemente correlacionado con diversos resultados metabólicos y de enfermedades como lo están estas medidas más directas de la grasa corporal4-9.

¿Cómo se usa el IMC?

El IMC se usa como una herramienta de detección, pero no diagnostica la grasa corporal ni la salud de un individuo10. Para determinar si el exceso de peso es un riesgo para la salud, un proveedor de atención médica necesitará realizar evaluaciones adicionales. Estas evaluaciones pueden incluir la medición del grosor de los pliegues cutáneos, evaluaciones de la alimentación, la actividad física, y los antecedentes familiares.

¿Cuáles son las tendencias del IMC para adultos en los Estados Unidos?

La prevalencia de un IMC en adultos mayor o igual a 30 kg / m2 (estado de obesidad) ha aumentado considerablemente desde la década de 1970. Sin embargo, recientemente esta tendencia se ha estabilizado, excepto en el caso de las mujeres mayores. La obesidad ha seguido aumentando en las mujeres adultas de 60 años o más.

Para obtener más información sobre las tendencias de la obesidad en adultos, visite Hechos sobre la obesidad en adultos (enlace solo en inglés).

¿Por qué se usa el IMC para medir el sobrepeso y la obesidad?

Debido a que el cálculo solo requiere la estatura y el peso, el IMC es una herramienta económico y fácil de usar. Para ver la fórmula ya sea en kilogramos y metros o libras y pulgadas, visite ¿Cómo se calcula el IMC?

¿Cuales son otras formas de evaluar el exceso de grasa corporal además del IMC?

Otros métodos para medir la grasa corporal incluyen mediciónes del grosor de los pliegues cutáneos (con calibres), pesaje bajo el agua, impedancia bioeléctrica, la absorciometría dual de rayos X (DXA) y la dilución de isótopos 1,2,3. Sin embargo, estos métodos no siempre están disponibles y o son costosos o requieren personal altamente capacitado para realizarlos. Además, muchos de estos métodos pueden ser difíciles de estandarizar entre los observadores o máquinas, lo cual complica las comparaciones de los estudios y periodos de tiempo.

¿Cómo se calcula el IMC?

El IMC se calcula de la misma manera tanto para adultos como para niños. El cálculo se basa en las siguientes fórmulas:

El IMC se calcula de la misma manera tanto para adultos como para niños. El cálculo se basa en las siguientes fórmulas
Unidades de medida Fórmula y cálculo
Kilogramos y metros (o centímetros) Fórmula: peso (kg) / [estatura (m)]2

Con el sistema métrico, la fórmula para el IMC es el peso en kilogramos dividido por la estatura en metros cuadrados. Debido a que la estatura por lo general se mide en centímetros, divida la estatura en centímetros por 100 para obtener la estatura en metros.

Ejemplo: Peso = 68 kg, Estatura = 165 cm (1.65 m)
Cálculo: 68 ÷ (1.65)2 = 24.98

Libras y pulgadas Fórmula: peso (lb) / [estatura (in)]2 x 703

Calcule el IMC al dividir el peso en libras (lb) por la altura en pulgadas (in) cuadradas y multiplicar por un factor de conversión de 703.

Ejemplo: Peso = 150 lb, Estatura = 5’5″ (65″)
Cálculo: [150 ÷ (65)2] x 703 = 24.96

¿Cómo se interpreta el IMC para adultos?

Para adultos de 20 años o más, el IMC se interpreta usando categorías de estado de peso estándar. Estas categorías son iguales para hombres y mujeres de todos los tipos de cuerpo y edades.

Las categorías de estado de peso estándar asociadas con los rangos de IMC para adultos se muestran en la siguiente tabla.

En la siguiente tabla se presentan las categorías de nivel de peso estándar asociadas a los rangos del IMC de adultos:
IMC
Nivel de peso
Por debajo de 18.5 Bajo peso
18.5 – 24.9 Normal
25.0 – 29.9 Sobrepeso
30.0 o más Obesidad

Por ejemplo, estos son los rangos de peso, los rangos del IMC correspondientes y las categorías de nivel de peso para una persona que mide 5 ′ 9 ″.

Por ejemplo, estos son los rangos de peso, los rangos del IMC correspondientes y las categorías de nivel de peso para una muestra de estatura
Estatura
Rango de peso
IMC
Nivel de peso
5′ 9″ 124 lb o menos Por debajo de 18.5 Bajo peso
125 a 168 lb 18.5 a 24.9 Normal
169 a 202 lb 25.0 a 29.9 Sobrepeso
203 lb o más 30 o más Obesidad

¿El IMC se interpreta de la misma manera para los niños y adolescentes que para los adultos?

El IMC se interpreta de manera diferente para niños y adolescentes, aunque se calcula utilizando la misma fórmula que el IMC para adultos. El IMC de niños y adolescentes debe ser específico para la edad y el sexo porque la cantidad de grasa corporal cambia con la edad y la cantidad de grasa corporal difiere entre niñas y niños. Las tablas de crecimiento del IMC por edad de los CDC tienen en cuenta estas diferencias y muestran visualmente el IMC como una clasificación porcentual. Estos percentiles se determinaron utilizando datos representativos de la población estadounidense de 2 a 19 años de edad que se recopilaron en varias encuestas de 1963-65 a 1988-94.

La obesidad entre los jóvenes de 2 a 19 años se define como un IMC igual o superior al percentil 95 de los niños de la misma edad y sexo en esta población de referencia de 1963 a 1994. Por ejemplo, un niño de 10 años de estatura promedio (56 pulgadas) que pesa 102 libras tendría un IMC de 22,9 kg / m2. Esto colocaría al niño en el percentil 95 de IMC, lo que significa que su IMC es mayor que el del 95% de los niños de edad similar en esta población de referencia, y se consideraría que tiene obesidad.

Para obtener más información y acceder a las tablas de crecimiento de los CDC (enlace solo en inglés).

Para los adultos, la interpretación del IMC no depende del sexo o la edad. Lea más sobre la interpretación del IMC de adultos.

¿Qué tan bueno es el IMC como indicador de la grasa corporal?

La correlación entre el IMC y la grasa corporal es bastante fuerte1,2,3,7, pero incluso si dos personas tienen el mismo IMC, su nivel de grasa corporal puede ser diferente12.

En general,

  • Con el mismo IMC, las mujeres tienden a tener más grasa corporal que los hombres.
  • Con el mismo IMC, las personas negras o afroamericanas tienen menos grasa corporal que las personas blancas13,14, y las personas asiáticas tienen más grasa corporal que las personas blancas15.
  • Con el mismo IMC, los adultos mayores, en promedio, tienden a tener más grasa corporal que los adultos más jóvenes.
  • Con el mismo IMC, los deportistas tienen menos grasa corporal que los no deportistas.

La precisión del IMC como indicador de la grasa corporal también parece ser mayor en personas con niveles más altos de IMC y grasa corporal16. Si bien es muy probable que una persona con un IMC muy alto (por ejemplo, 35 kg / m2) tenga una grasa corporal alta, un IMC relativamente alto puede ser el resultado de una grasa corporal alta o una masa corporal magra alta (músculos y huesos). Un proveedor de atención médica capacitado debe realizar las evaluaciones de salud adecuadas para evaluar el estado de salud y los riesgos de una persona.

Si un atleta u otra persona con mucho músculo tiene un IMC superior a 25, ¿se sigue considerando que esa persona tiene sobrepeso?

De acuerdo con las categorías de estado de peso del IMC, cualquier persona con un IMC entre 25 y 29,9 se clasificaría como sobrepeso y cualquier persona con un IMC superior a 30 tendría obesidad.

Sin embargo, los atletas pueden tener un IMC alto debido a una mayor musculatura en lugar de una mayor grasa corporal. En general, es probable que una persona que tenga un IMC alto tenga grasa corporal y se le considere con sobrepeso u obesidad, pero esto puede no aplicarse a los atletas. Un proveedor de atención médica capacitado debe realizar las evaluaciones de salud adecuadas para evaluar el estado de salud y los riesgos de una persona.

¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad para la salud de los adultos?

Las personas que tienen obesidad tienen un mayor riesgo de padecer muchas enfermedades y afecciones, incluidas las siguientes 10, 17, 18:

  • Todas las causas de muerte (mortalidad)
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Colesterol LDL alto, colesterol HDL bajo o niveles altos de triglicéridos (dislipidemia)
  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedad coronaria
  • Derrame cerebral
  • Enfermedad de la vesícula
  • Osteoartritis (ruptura del cartílago y hueso dentro de una articulación)
  • Apnea del sueño y problemas respiratorios
  • Inflamación crónica y aumento del estrés oxidativo19,20
  • Algunos cánceres (de endometrio, mama, colon, riñón, vesícula biliar e hígado)
  • Baja calidad de vida
  • Enfermedad mental como depresión clínica, ansiedad y otros trastornos mentales21,22
  • Dolor corporal y dificultad para el funcionamiento físico23

Para obtener más información sobre estos y otros problemas de salud asociados con la obesidad, visite Efectos sobre la salud.

Referencias

1Garrow, J.S. & Webster, J., 1985. Quetelet’s index (W/H2) as a measure of fatness. Int. J. Obes., 9(2), pp.147–153.

2Freedman, D.S., Horlick, M. & Berenson, G.S., 2013. A comparison of the Slaughter skinfold-thickness equations and BMI in predicting body fatness and cardiovascular disease risk factor levels in children. Am. J. Clin. Nutr., 98(6), pp.1417–24.

3Wohlfahrt-Veje, C. et al., 2014. Body fat throughout childhood in 2647 healthy Danish children: agreement of BMI, waist circumference, skinfolds with dual X-ray absorptiometry. Eur. J. Clin. Nutr., 68(6), pp.664–70.

4Steinberger, J. et al., 2005. Comparison of body fatness measurements by BMI and skinfolds vs dual energy X-ray absorptiometry and their relation to cardiovascular risk factors in adolescents. Int. J. Obes., 29(11), pp.1346–1352.

5Sun, Q. et al., 2010. Comparison of dual-energy x-ray absorptiometric and anthropometric measures of adiposity in relation to adiposity-related biologic factors. Am. J. Epidemiol., 172(12), pp.1442–1454.

6Lawlor, D.A. et al., 2010. Association between general and central adiposity in childhood, and change in these, with cardiovascular risk factors in adolescence: prospective cohort study. BMJ, 341, p.c6224.

7Flegal, K.M. & Graubard, B.I., 2009. Estimates of excess deaths associated with body mass index and other anthropometric variables. Am. J. Clin. Nutr., 89(4), pp.1213–1219.

8Freedman, D.S. et al., 2009. Relation of body mass index and skinfold thicknesses to cardiovascular disease risk factors in children: the Bogalusa Heart Study. Am. J. Clin. Nutr., 90(1), pp.210–216.

9Willett, K. et al., 2006. Comparison of bioelectrical impedance and BMI in predicting obesity-related medical conditions. Obes. (Silver Spring), 14(3), pp.480–490.

10NHLBI. 2013. Managing Overweight and Obesity in Adults: Systematic Evidence Review from the Obesity Expert Panelpdf iconexternal icon [PDF – 5.98MB]

11Kuczmarski, R.J. et al., 2002. 2000 CDC Growth Charts for the United States: methods and development. Vital Health Stat. 11., 11(246), pp.1–190.

12Prentice, A.M. & Jebb, S.A., 2001. Beyond body mass index. Obes. Rev., 2(3), pp.141–7.

13Wagner, D.R. & Heyward, V.H., 2000. Measures of body composition in blacks and whites: a comparative review. Am. J. Clin. Nutr., 71(6), pp.1392–1402.

14Flegal, K.M. et al., 2010. High adiposity and high body mass index-for-age in US children and adolescents overall and by race-ethnic group. Am. J. Clin. Nutr., 91(4), pp.1020–6.

15Barba, C. et al., 2004. Appropriate body-mass index for Asian populations and its implications for policy and intervention strategies. Lancet, 363(9403), pp.157–163.

16Bray, G.A. et al., 2001. Evaluation of body fat in fatter and leaner 10-y-old African American and white children: the Baton Rouge Children’s Study. Am. J. Clin. Nutr., 73(4), pp.687–702.

17Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adultspdf iconexternal icon. [PDF – 1.25MB]

18Bhaskaran K, Douglas I, Forbes H, dos-Santos-Silva I, Leon DA, Smeeth L. Body-mass index and risk of 22 specific cancers: a population-based cohort study of 5•24 million UK adults. Lancet. 2014 Aug 30;384(9945):755-65. doi: 10.1016/S0140-6736(14)60892-8. Epub 2014 Aug 13.

19Engstrom G, Hedblad B, Stavenow L, Lind P, Janzon L and Lingarde F. Inflammation- sensitive plasma proteins are associated with future weight gain. Diabetes. Aug 2003; 52(08): 2097-101.

20Marseglia L, Manti S, D’Angelo G, Nicotera A, Parisi E, DiRosa G, Gitto E, Arrigo T. Oxidative stress in obesity: a critical component in human diseases. International Journal of Molecular Sciences. Dec 2014; 16(1):378-400.

21Kasen, Stephanie, et al. “Obesity and psychopathology in women: a three decade prospective study.” International Journal of Obesity 32.3 (2008): 558-566.

22Luppino, Floriana S., et al. “Overweight, obesity, and depression: a systematic review and meta-analysis of longitudinal studies.” Archives of general psychiatry 67.3 (2010): 220-229.

23Han, T. S., et al. “Quality of life in relation to overweight and body fat distribution.” American Journal of Public Health 88.12 (1998): 1814-1820.