Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal
Share
Compartir

Datos sobre la anencefalia

La anencefalia es un defecto de nacimiento (congénito) grave. Los bebés con anencefalia nacen con partes faltantes del encéfalo (formado por cerebro, tallo y cerebelo) y el cráneo. La anencefalia es un tipo de defecto del tubo neural (DTN). Estos defectos de nacimiento se producen durante el primer mes del embarazo, por lo general antes de que la mujer sepa que está embarazada. Al formarse y cerrarse el tubo neural, se forman el encéfalo y el cráneo del bebé (parte superior del tubo neural), la médula espinal y los huesos del espinazo (parte inferior del tubo neural).

La anencefalia se produce cuando la parte superior del tubo neural no cierra por completo. Esto a menudo resulta en el nacimiento de un bebé sin la parte frontal del encéfalo (prosencéfalo) y la parte encargada del pensamiento y la coordinación (cerebro). Las otras partes del encéfalo a menudo no están cubiertas por hueso o piel.

Lamentablemente, casi todos los bebés que nacen con anencefalia mueren poco después del nacimiento. Los CDC calculan que todos los años nacen alrededor de 1 de cada 4,859 bebés con anencefalia en los Estados Unidos.1

 

¿Sabía usted que...?

Las mujeres que toman algunas medidas antes y durante el embarazo reducen su riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento. Entre estas medidas se incluye tomar todos los días multivitaminas con ácido fólico (400 microgramos), no fumar ni tomar alcohol durante el embarazo.

Aprenda más sobre prevención de los defectos de nacimiento »

Causas y factores de riesgo

Los CDC, al igual que muchas familias afectadas, quieren saber las causas de los defectos de nacimiento. Las investigaciones nos dan pistas importantes sobre las cosas que pueden aumentar o disminuir el riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento, como la anencefalia. Estas pistas nos guían en la elaboración de directrices de salud pública sustentadas para la prevención.

Los CDC colaboran con muchos investigadores para estudiar los factores que pueden aumentar la probabilidad de tener un bebé con anencefalia. Los científicos creen que hay muchos factores que ejercen una influencia, como genes, conductas y medio ambiente. Investigadores de los CDC han reportado hallazgos importantes sobre algunos factores que afectan el riesgo de anencefalia:

  • Un consumo insuficiente de ácido fólico antes del embarazo y en las etapas iniciales del mismo aumenta el riesgo de tener un bebé con defectos del tubo neural, como la anencefalia.2

  • El número de embarazos afectados por defectos del tubo neural (espina bífida y anencefalia) ha disminuido en 27% desde que en los Estados Unidos se comenzó la fortificación de cereales con ácido fólico.2

  • Los bebés de madres hispanas tienen un mayor riesgo de anencefalia, algo que no se ha podido explicar bien3.

Los CDC continúan estudiando los defectos de nacimiento, como la anencefalia, y la forma de prevenirlos. Si usted está embarazada o lo está planeando, pregúntele a su médico cómo puede aumentar su probabilidad de tener un bebé saludable.

 

Diagnóstico

La anencefalia se puede diagnosticar durante el embarazo o después de que nace el bebé.


Durante el embarazo

Durante el embarazo se realizan pruebas de detección (exámenes prenatales) para buscar defectos de nacimiento y otras afecciones. La anencefalia puede arrojar un resultado anormal en un análisis de suero o de sangre o puede observarse en una ecografía (la cual crea imágenes del cuerpo).


Después de que nace el bebé

En algunos casos, la anencefalia puede que no se diagnostique sino hasta después del nacimiento. La anencefalia se observa inmediatamente cuando nace el bebé.

 

Tratamientos

No existe una cura ni un tratamiento convencional para la anencefalia. Lamentablemente, casi todos los bebés que nacen con anencefalia mueren poco después del nacimiento.

 

 

Referencias bibliográficas

  1. Parker SE, Mai CT, Canfield MA, Rickard R, Wang Y, Meyer RE, et al; for the National Birth Defects Prevention Network. Updated national birth prevalence estimates for selected birth defects in the United States, 2004-2006. Birth Defects Res A Clin Mol Teratol. 2010 Sept 28. [Epub ahead of print]
  2. CDC. Spina Bifida and Anencephaly Before and After Folic Acid Mandate --- United States, 1995--1996 and 1999—2000. MMWR. May 7, 2004 / 53(17);362-365.
  3. Williams LJ, Rasmussen SA, Flores A, Kirby RS, Edmonds LD. Decline in the prevalence of spina bifida and anencephaly by race/ethnicity: 1995-2002. Pediatrics. 2005;116(3):580–6.

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.


Learn More about Health Insurance Market Place

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO

 

GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z