Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Tuberculosis resistente a los medicamentos

La tuberculosis (TB) es una enfermedad causada por bacterias que se transmiten de una persona a otra a través del aire. La tuberculosis generalmente afecta los pulmones, pero también puede afectar otras partes del cuerpo, como el cerebro, los riñones o la columna vertebral. En la mayoría de los casos, la tuberculosis es tratable y curable; sin embargo, las personas con tuberculosis pueden morir si no reciben el tratamiento adecuado. A veces se produce tuberculosis resistente a los medicamentos cuando las bacterias se vuelven resistentes a los medicamentos que se usan para tratarla. Esto significa que los medicamentos ya no pueden matar a las bacterias de la tuberculosis.

La tuberculosis resistente a los medicamentos (DR TB, por sus siglas en inglés) se transmite de la misma forma que la tuberculosis sensible a los medicamentos. La tuberculosis se transmite de una persona a otra a través del aire. Las bacterias de la tuberculosis se liberan al aire cuando una persona con enfermedad de tuberculosis de los pulmones o de la garganta tose, estornuda, habla o canta. Las personas que se encuentren cerca pueden inhalar estas bacterias e infectarse.

 

Causas de la tuberculosis resistente a los medicamentos

Se puede producir tuberculosis resistente a los medicamentos cuando los medicamentos que se usan para tratar la tuberculosis se utilizan o se administran de manera incorrecta. Algunos ejemplos de mal uso o administración incorrecta son:

  • Cuando las personas no terminan la tanda completa del tratamiento para la tuberculosis.
  • Cuando los proveedores de atención médica recetan un tratamiento inadecuado (dosis o tiempo de tratamiento inadecuado).
  • Cuando los medicamentos para el tratamiento adecuado no están disponibles.
  • Cuando los medicamentos son de mala calidad.

La tuberculosis resistente a los medicamentos es más común en las personas que:

  • No toman sus medicamentos para la tuberculosis regularmente.
  • No toman todos sus medicamentos para la tuberculosis.
  • Vuelven a tener enfermedad de tuberculosis después de haber recibido tratamiento para esa afección en el pasado.
  • Provienen de regiones del mundo donde la tuberculosis resistente a los medicamentos es común.
  • Han pasado tiempo con alguien que se sabe que tiene enfermedad de tuberculosis resistente a los medicamentos.

Tipos de tuberculosis resistente a los medicamentos

Tuberculosis multirresistente (MDR TB, por sus siglas en inglés)

La tuberculosis multirresistente es causada por bacterias de tuberculosis resistentes a por lo menos la isoniazida y la rifampina, los dos medicamentos más poderosos contra la tuberculosis. Estos medicamentos se usan para tratar a todas las personas con enfermedad de tuberculosis.

Para el tratamiento de la tuberculosis multirresistente se debe consultar a expertos en tuberculosis.

Tuberculosis extremadamente resistente (XDR TB, por sus siglas en inglés)

La tuberculosis extremadamente resistente es un tipo poco común de tuberculosis multirresistente que es resistente a la isoniazida y a la rifampina, así como a todas las fluoroquinolonas y a por lo menos uno de tres medicamentos inyectables de segunda línea (p. ej., amikacina, kanamicina o capreomicina).

Debido a que la tuberculosis extremadamente resistente es resistente a los medicamentos más poderosos contra la tuberculosis, los pacientes que tienen este tipo de afección solo cuentan con opciones de tratamiento que son mucho menos eficaces.

La tuberculosis extremadamente resistente es motivo de preocupación particular para las personas con infección por el VIH u otras afecciones que pueden debilitar el sistema inmunitario. Si estas personas contraen la infección de tuberculosis, tienen más probabilidades de que se produzca la enfermedad y un mayor riesgo de morir a causa de esta.

Para el tratamiento de la tuberculosis extremadamente resistente se debe consultar a expertos en tuberculosis.

 

Prevención de la tuberculosis resistente a los medicamentos

Lo más importante para prevenir la propagación de la tuberculosis resistente a los medicamentos es que se tomen todos los medicamentos contra la tuberculosis exactamente como lo indique el proveedor de atención médica. No se debe dejar de tomar ninguna dosis y no se debe suspender el tratamiento antes de que se haya completado. Las personas que reciben tratamiento para la enfermedad de tuberculosis deben decirle a su proveedor de atención médica si tienen dificultades para tomar los medicamentos.

Los proveedores de atención médica pueden ayudar a prevenir la tuberculosis resistente a los medicamentos mediante el diagnóstico rápido de los casos, el seguimiento de las directrices recomendadas para el tratamiento, la vigilancia de la respuesta de los pacientes al tratamiento y la verificación de que el tratamiento se haya completado.

Otra forma de prevenir el contagio de la tuberculosis resistente a los medicamentos es evitar la exposición a los pacientes que se sabe que tienen este tipo de tuberculosis, en espacios cerrados o llenos de gente, como los hospitales, las prisiones o los albergues para desamparados. Las personas que trabajan en hospitales o en entornos donde es probable que se atienda a pacientes con tuberculosis deben consultar a expertos en control de infecciones o salud ocupacional.

Tratamiento de la tuberculosis resistente a los medicamentos

La tuberculosis resistente a los medicamentos es causada por bacterias de tuberculosis que son resistentes a por lo menos un medicamento de primera línea contra la tuberculosis. La tuberculosis multirresistente (MDR TB, por sus siglas en inglés) es resistente a más de un medicamento contra la tuberculosis y por lo menos a la isoniazida (INH) y a la rifampina (RIF).

La tuberculosis extremadamente resistente (XDR TB, por sus siglas en inglés) es un tipo poco común de tuberculosis multirresistente que es resistente a la isoniazida y a la rifampina, así como a todas las fluoroquinolonas y a por lo menos uno de tres medicamentos inyectables de segunda línea (p. ej., amikacina, kanamicina o capreomicina).

Es complicado tratar y curar la tuberculosis resistente a los medicamentos. El manejo inadecuado puede tener resultados potencialmente mortales. La tuberculosis resistente a los medicamentos debe ser tratada por un experto en la enfermedad o bajo la supervisión cercana de un experto.

Anuncio de seguridad en relación con los medicamentos antibacterianos de la familia de las fluoroquinolonas

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos ha recomendado restringir el uso de las fluoroquinolonas en ciertas infecciones que no presentan complicaciones, debido a los efectos adversos que pueden producir estos medicamentos (el anuncio está disponible en http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm500143.htm). Específicamente, la FDA indicó que los riesgos de los efectos adversos de las fluoroquinolonas por lo general superan los beneficios para los pacientes con sinusitis, bronquitis e infecciones urinarias, que no presentan complicaciones y que tienen otras opciones de tratamiento.

Aunque los pacientes que reciben fluoroquinolonas para la tuberculosis también tienen probabilidades de presentar los efectos adversos mencionados por la FDA, las fluoroquinolonas son absolutamente necesarias para algunos pacientes con enfermedad de tuberculosis resistente a los medicamentos o infección de tuberculosis latente resistente a los medicamentos, o para quienes no puedan tolerar los medicamentos de primera línea contra la tuberculosis. Para estos pacientes, no hay mejor alternativa, y en su caso los beneficios de las fluoroquinolonas superan los riesgos porque la tuberculosis no es una infección menor, sino que es una infección debilitante y potencialmente mortal.

Si usted es un paciente con tuberculosis que recibe fluoroquinolonas y tiene preguntas, comuníquese con su proveedor médico o con el programa local o estatal de control de la tuberculosis. Si usted es un proveedor médico y tiene preguntas sobre el uso de las fluoroquinolonas en el tratamiento de la tuberculosis, comuníquese con el programa local o estatal de control de la tuberculosis.

Costos económicos de la tuberculosis resistente a los medicamentos

Aunque la tuberculosis multirresistente y la extremadamente resistente son relativamente poco comunes en los EE. UU., su tratamiento tiene un terrible costo: es muy caro, toma mucho tiempo para completarse, afecta la vida y tiene efectos secundarios potencialmente mortales. Una proporción significativa de pacientes que reciben tratamiento para estas formas de tuberculosis resistente a los medicamentos presenta graves efectos secundarios como depresión o sicosis, pérdida de la audición, hepatitis e insuficiencia renal.

El costo promedio del tratamiento de una persona con enfermedad de tuberculosis aumenta a medida que aumenta la resistencia a los medicamentos. Los costos directos (en dólares estadounidenses del 2014) promedian desde los 17 000 dólares para tratar la tuberculosis sensible a los medicamentos hasta los 482 000 dólares para tratar la forma de la enfermedad más resistente a los medicamentos (XDR TB). Los costos son incluso más altos cuando se incluye la pérdida de productividad que enfrentan los pacientes (p. ej., los ingresos perdidos) mientras reciben el tratamiento.

TOP