La tuberculosis y la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica (de larga duración) que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía.

La tuberculosis (TB) es una amenaza grave para la salud, especialmente para las personas con diabetes. Existen dos afecciones relativas a la tuberculosis. Estas son la infección de tuberculosis latente y la enfermedad de tuberculosis. Las personas que tienen la “infección de tuberculosis latente” no están enfermas, porque su cuerpo es capaz de luchar contra las bacterias de tuberculosis e impedir que se multipliquen. Las personas que tienen la “enfermedad de tuberculosis” sí están enfermas (tienen tuberculosis activa), porque su cuerpo no puede impedir que estas bacterias se multipliquen. Las personas que tienen tanto diabetes como la infección de tuberculosis latente tienen más probabilidades de que esta infección se convierta en la enfermedad y de enfermarse de tuberculosis.

Las probabilidades de que la infección de tuberculosis latente no tratada progrese a la enfermedad de tuberculosis son mayores en las personas que tienen diabetes que en aquellas que no tienen diabetes. Sin el tratamiento apropiado, la diabetes y la tuberculosis pueden aumentar las complicaciones de salud.

  • En el 2018, se notificaron 9029 casos nuevos de tuberculosis en los Estados Unidos.
  • En el 2017, el 20 % de las personas con tuberculosis en los Estados Unidos también tenía diabetes, según se informó al Sistema Nacional de Vigilancia de la Tuberculosis.
  • 3 millones de adultos en los Estados Unidos tienen diabetes.
Mujer hablando con su doctora

Tratamiento

La infección de tuberculosis latente no tratada puede progresar a la enfermedad de tuberculosis. Y, la enfermedad de tuberculosis no tratada puede progresar hasta causar la muerte.

Afortunadamente, hay opciones de tratamiento disponibles para las personas que tienen tanto diabetes como la infección o la enfermedad de tuberculosis. Si a una persona le diagnostican la infección de tuberculosis, le deben hacer más pruebas para descartar la enfermedad. Tanto las personas con la infección como aquellas con la enfermedad pueden ser tratadas de manera eficaz.

Antes de comenzar el tratamiento, ya sea para la infección de tuberculosis latente o para la enfermedad de tuberculosis, los pacientes deben hablar con el médico sobre los otros medicamentos que tomen, incluidos aquellos para la diabetes. Algunos de los medicamentos que se usan para tratar la tuberculosis podrían interactuar con los de la diabetes.

Obtenga información sobre el tratamiento.

Esta página fue revisada el: 30 de julio de 2019