Información básica sobre el cáncer de piel

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Cuando el cáncer se origina en la piel, se denomina cáncer de piel.

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los Estados Unidos. Algunas personas tienen un riesgo más alto de cáncer de piel que otras, pero este cáncer le puede dar a cualquiera. La causa de cáncer de piel que más se puede prevenir es la exposición a la luz ultravioleta (UV), ya sea a través de los rayos del sol o de fuentes artificiales como camas bronceadoras.

El carcinoma de células basales comienza en la capa de las células basales de la piel. El carcinoma de células escamosas comienza en la capa de las células escamosas de la piel. El melanoma comienza en los melanocitos, los cuales son las células que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel.
Los dos tipos de cáncer de piel más comunes, el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular, tienen altas probabilidades de curación, pero pueden causar desfiguración y ser costosos para tratar. El melanoma, el tercer tipo de cáncer de piel más común, es más peligroso y causa la mayor cantidad de las muertes.
Foto de una madre y su hijo; ambos con gafas de sol, sombreros y camisas de mangas largas.
Las personas con ciertos factores de riesgo tienen más probabilidad que otras de contraer cáncer de piel. Los factores de riesgo varían de acuerdo al tipo de cáncer de piel.
Foto de una madre y su hijo; ambos con gafas de sol, sombreros y camisas de mangas largas.
Un cambio en la piel es el signo más común de cáncer de piel. Estos cambios pueden ser una lesión nueva que le salió en la piel, una llaga que no cicatriza o un cambio en un lunar. No todos los cánceres de piel se ven iguales.
Foto de un hombre con sombrero.
Es importante protegerse de la radiación ultravioleta (UV) durante todo el año, no solo durante el verano o cuando se está en la playa. Los CDC recomiendan métodos fáciles para protegerse de la radiación UV.
Foto de abuelos cargando un bebé.
Infórmele a su médico sobre cualquier lunar o cambio inusual que tenga en la piel. Además, hable con su médico si usted tiene un mayor riesgo de cáncer de piel.
Foto de una madre aplicando filtro solar a su hija.
Tan solo unas cuantas quemaduras solares graves pueden aumentar el riesgo de que su hijo contraiga cáncer de piel en la edad adulta. Los niños no necesitan estar en la piscina, en la playa o de vacaciones para recibir demasiado sol. La piel de los niños debe estar protegida de los dañinos rayos ultravioleta (UV) siempre que los niños estén al aire libre.
Foto de una pareja de edad avanzada cuidando el jardín.
Mientras disfrute de los beneficios de pasar tiempo al aire libre, puede protegerse del sol para disminuir su riesgo de tener cáncer de piel por demasiada exposición a los rayos ultravioletas (UV). Protéjase permaneciendo en la sombra, usando ropa protectora, y aplicándose y reaplicándose un filtro solar de amplio espectro con un factor de protección solar de 15 o más alto.
Esta página fue revisada el: 24 de abril de 2018