Complicaciones de la culebrilla

La complicación más común es el dolor de los nervios a largo plazo

La complicación más común de la culebrilla es el dolor de los nervios a largo plazo que se llama neuralgia posherpética (NPH).

La NPH se presenta en las áreas donde apareció el sarpullido de la culebrilla, incluso después de que el sarpullido haya desaparecido. Puede durar meses o años después de que haya desaparecido el sarpullido. El dolor de la NPH puede ser tan intenso y debilitante que interfiere en la vida diaria.

Aproximadamente del 10 al 18 % de las personas que contraen la culebrilla tendrán NPH. El riesgo de presentar NPH aumenta con la edad. Es más probable que un adulto de más edad con culebrilla presente NPH y tenga dolor más duradero e intenso que una persona más joven con culebrilla. Las personas menores de 40 años raramente presentan NPH.

Otras complicaciones

La culebrilla puede causar complicaciones graves que afectan los ojos, incluida la ceguera. Muy raramente, también puede causar:

  • neumonía,
  • problemas auditivos,
  • inflamación del cerebro (encefalitis) o
  • la muerte.

“Cinco años más tarde, todavía tomo un medicamento recetado para el dolor. Mi sarpullido por la culebrilla se convirtió rápidamente en llagas abiertas de las que drenaba líquido y que en solo pocos días hicieron que tuviera que ser hospitalizada. No podía comer, dormir ni realizar incluso las tareas más simples. Fue completamente debilitante. El dolor aún limita mis niveles de actividad hasta el día de hoy”.
Arpista de 63 años de edad que no pudo seguir tocando debido a la culebrilla

Esta página fue revisada el: el 9 de diciembre del 2020