¿Qué es el sangrado por deficiencia de vitamina K?

Vitamins
  • Las vitaminas son sustancias que nuestro cuerpo necesita y que obtenemos de los alimentos que comemos o por medio de un suplemento multivitamínico.
  • Normalmente, las vitaminas se almacenan en el cuerpo. Cuando una persona no tiene almacenada la cantidad suficiente de una vitamina, se considera que presenta una “deficiencia vitamínica”.

La vitamina K es una sustancia que nuestro cuerpo necesita para formar coágulos y para detener los sangrados. Nosotros obtenemos la vitamina K de los alimentos que consumimos. Las bacterias buenas que viven en nuestros intestinos también producen algo de vitamina K. Los bebés nacen con cantidades muy pequeñas de vitamina K almacenada en el cuerpo, lo cual puede provocar problemas graves de sangrado si no se suplementa.

¿Qué es el sangrado por deficiencia de vitamina K?

El sangrado por deficiencia de vitamina K sucede cuando los bebés no pueden parar de sangrar debido a que no tienen suficiente vitamina K en la sangre para formar un coágulo. El sangrado puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, interna o externa. Cuando tiene lugar adentro del cuerpo, puede ser difícil notarlo. Con frecuencia, un bebé que tenga este tipo de afección sangrará en los intestinos o en el cerebro, lo cual puede provocar, en este último caso, un daño cerebral e incluso la muerte. Los bebés que no reciben la inyección de vitamina K al nacer pueden presentar un sangrado por deficiencia de esta vitamina en cualquier momento y hasta los 6 meses de edad. Hay tres tipos de sangrado por deficiencia de vitamina K, según sea la edad del bebé cuando estos problemas comiencen: temprano, clásico y tardío. A continuación, se incluye más información sobre estos tipos de sangrado.

A newborn baby

¿Por qué los bebés tienen más probabilidad de presentar una deficiencia de vitamina K y de tener un sangrado por esta deficiencia?

Todos los bebés, independientemente de su sexo, raza u origen étnico, están en mayor riesgo de tener un sangrado por deficiencia de vitamina K hasta que empiecen a comer alimentos sólidos, por lo general entre los 4 y 6 meses de edad, y hasta que las bacterias intestinales normales comiencen a producir vitamina K. Esto se debe a lo siguiente:

  • Al nacer, los bebés tienen muy poca vitamina K almacenada en el cuerpo porque a través de la placenta de la madre solo pasan pequeñas cantidades.
  • Las bacterias buenas que producen vitamina K todavía no están presentes en los intestinos del bebé.
  • La leche materna contiene pequeñas cantidades de vitamina K; por ese motivo, los bebés que solo son amamantados no reciben una cantidad suficiente de esa vitamina.

¿Qué puedo hacer para prevenir que mi bebé tenga una deficiencia de vitamina K y presente un sangrado por esta deficiencia?

La buena noticia es que el sangrado por deficiencia de vitamina K se puede prevenir fácilmente aplicándole a los bebés una inyección de vitamina K en un músculo del muslo. Una inyección administrada poco después de nacer protegerá a su bebé contra este tipo de sangrado. Para permitir que la madre y el recién nacido tengan contacto inmediato y la oportunidad de establecer su vínculo afectivo, la administración de la inyección de vitamina K se puede posponer hasta 6 horas después del nacimiento.

¿Es segura la inyección de vitamina K?

Sí. Muchos estudios han mostrado que la vitamina K es segura cuando se administra a los recién nacidos. Para obtener más información sobre la seguridad de la inyección de vitamina K, por favor vea nuestra sección de preguntas frecuentes.

¿Cuál podría ser la causa de que los bebés tengan deficiencia de vitamina K y problemas de sangrado?

Algunas cosas pueden poner a los bebés en mayor riesgo de presentar un sangrado por deficiencia de vitamina K. Los bebés que tienen un mayor riesgo son los siguientes:

  • Bebés que no recibieron una inyección de vitamina K al nacer. El riesgo es incluso mayor si son amamantados únicamente.
  • Los bebés de madres que han usado ciertos medicamentos, como isoniacida o medicinas para tratar convulsiones. Estos fármacos interfieren en la forma que el cuerpo usa la vitamina K.
  • Los bebés que tienen una enfermedad del hígado; con frecuencia, no pueden usar la vitamina K que su cuerpo almacena.
  • Los bebés con diarrea, enfermedad celíaca o fibrosis quística frecuentemente tienen dificultad para absorber vitaminas, como la vitamina K, de los alimentos que consume.

¿Con qué frecuencia los bebés presentan un sangrado por deficiencia de vitamina K?

Como el sangrado por deficiencia de vitamina K puede afectar a los bebés hasta los 6 meses de edad, los proveedores de atención médica lo dividen en tres tipos: temprano, clásico y tardío. El cuadro a continuación ayuda a explicar estos tres tipos diferentes.

  • Los sangrados por deficiencia de vitamina K temprano y clásico son más comunes y ocurren en 1 de cada 60 a 1 de cada 250 recién nacidos, aunque el riesgo es mucho más alto en el caso del sangrado por deficiencia de vitamina K temprano entre los bebés cuyas madres usaron ciertos medicamentos durante el embarazo.
  • El sangrado por deficiencia de vitamina K tardío es más raro y ocurre en 1 de cada 14 000 a 1 de cada 25 000 bebés.
  • Los bebés que no reciben una inyección de vitamina K al nacer tienen una probabilidad 81 veces mayor de presentar sangrado por deficiencia de vitamina K tardío que aquellos que sí la reciben al nacer.
Tipo de sangrado por deficiencia de vitamina K Cuándo ocurre Características
Temprano 0 a 24 horas después de nacer.
  • Grave.
  • Se presenta principalmente en bebés cuyas madres usaron ciertos medicamentos (como medicinas para tratar convulsiones o isoniacida) que interfieren en la forma que el cuerpo usa la vitamina K.
Clásico 1 a 7 días después de nacer.
  • Moretones.
  • Sangrado del cordón umbilical.
Tardío 2 a 12 semanas después de nacer es lo típico, pero puede ocurrir hasta los 6 meses de edad en bebés anteriormente sanos.
  • Entre el 30 y el 60 % de los bebés tiene sangrado dentro del cerebro.
  • Tiende a ocurrir en bebés que son amamantados únicamente y que no han recibido una inyección de vitamina K.
  • Los sangrados de advertencia son raros.

¿En qué cosas me debería fijar si creo que mi bebé podría tener un sangrado por deficiencia de vitamina K?

En la mayoría de los casos de sangrado por deficiencia de vitamina K, lamentablemente, NO HAY SIGNOS DE ADVERTENCIA antes de que comience un evento que ponga la vida en peligro. Los bebés con sangrado por deficiencia de vitamina K podrían presentar cualquiera de los siguientes signos:

  • Moretones, especialmente en la cabeza y la cara del bebé.
  • Sangrado de la nariz o del cordón umbilical.
  • Color de la piel que se vea más pálido que antes. En el caso de bebés con piel más oscura, las encías pueden verse pálidas.
  • Después de las primeras 3 semanas de vida, la parte blanca de los ojos del bebé se pueden poner amarillas.
  • Heces que contengan sangre, sean negras u oscuras y pegajosas (también llamadas “heces alquitranosas”), o vómitos con sangre.
  • Irritabilidad, convulsiones, sueño excesivo o muchos vómitos pueden ser signos de un sangrado en el cerebro.

Recuerde que el sangrado por deficiencia de vitamina K se puede prevenir fácilmente con una sola inyección de esta vitamina al nacer.

Esta página fue revisada el: 2 de octubre de 2019