Síntomas y diagnóstico de la enfermedad de manos, pies y boca

Los síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca generalmente incluyen fiebre, llagas en la boca y sarpullido que comúnmente se encuentra en las manos, la boca y los pies.

La enfermedad de manos, pies y boca es frecuente en bebés y niños menores de 5 años. La mayoría de los niños tiene síntomas leves durante 7 a 10 días.

Los síntomas incluyen:

Una madre le toma la temperatura a su hija con un termómetro digital

Fiebre y síntomas similares a los de la influenza (gripe)

Los niños con frecuencia tienen fiebre y otros síntomas similares a los de la influenza tres a cinco días después de contagiarse el virus. Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre.
  • Comer o beber menos
  • Dolor de garganta
  • Malestar
Una bebé comiendo en una mesa

Llagas en la boca

Su hijo podría tener llagas dolorosas en la boca. Estas llagas suelen comenzar como puntitos rojos, frecuentemente en la lengua y dentro de la boca, que luego se convierten en ampollas, y pueden volverse dolorosas.

Signos de que tragar podría ser doloroso para su hijo:

  • Dejar de comer o beber
  • Babear más de lo habitual
  • Querer beber solamente líquidos fríos
Una madre sostiene el pie de su hijo y muestra el sarpullido

Sarpullido

Su hijo/a puede presentar un sarpullido en las palmas de las manos y las plantas de los pies. También puede aparecer en las nalgas, las piernas y los brazos.

El sarpullido generalmente no pica y se presenta con manchas rojas planas o ligeramente elevadas, a veces con ampollas que tienen un área enrojecida en la base. El líquido en las ampollas y las costras resultantes que se forman cuando las ampollas se curan puede contener el virus que causa la enfermedad de manos, pies y boca.

Mantenga las ampollas limpias y evite tocarlas.

Trate los síntomas en casa

Con frecuencia, la infección es leve y los síntomas se pueden tratar en casa.

Trate la enfermedad de manos, pies y boca

Cuándo consultar a un proveedor de atención médica

Consulte a un proveedor de atención médica si ocurre lo siguiente:

  • Su hijo/a no puede tomar bebidas según lo habitual y a usted le preocupa que pueda estar deshidratándose.
  • Su hijo/a no está alerta y no responde.
  • La fiebre de su hijo dura más de 3 días.
  • Los síntomas no mejoran después de 10 días.
  • Su hijo tiene el sistema inmunitario debilitado (la capacidad del cuerpo de combatir microbios y enfermedades).
  • Los síntomas son graves.
  • Su hijo es muy pequeño, especialmente si tiene menos de 6 meses de vida.

Cómo diagnosticar la enfermedad de manos, pies y boca

Por lo general, los proveedores de atención médica pueden saber si alguien tiene la enfermedad de manos, pies y boca al examinar al paciente y la apariencia del sarpullido, y al considerar la edad y los otros síntomas del paciente.

A veces, los proveedores de atención médica pueden recolectar muestras de la garganta o las heces (caca) del paciente y enviarlas a un laboratorio para que les hagan análisis y determinen si contienen el virus. Sin embargo, estas pruebas se hacen en raras ocasiones.

Lávese las manos

Madre e hija lavándose las manos juntas.

Lávese las manos con frecuencia por al menos 20 segundos para detener la propagación de los microbios.

Cuándo y cómo lavarse las manos

Esta página fue revisada: el 7 de julio del 2022