Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Monitorización y evaluación del desarrollo

Vigilancia del desarrollo

Mamá cargando a su bebé mientras el médico escucha los latidos de su corazónEl crecimiento y desarrollo de su bebé deben ser objeto de un seguimiento conjunto por parte de usted y su profesional de la salud. En cada consulta de rutina, el médico verifica que no haya retrasos o problemas del desarrollo y responde a las inquietudes que los padres puedan tener. Esto se conoce como vigilancia o monitorización del desarrollo . Se le debe dar seguimiento a cualquier problema que se observe durante la monitorización mediante una evaluación del desarrollo.

A los niños con necesidades de atención médica especial se les debe hacer una monitorización y evaluación al igual que a los niños que no tienen estas necesidades. Vigilar un desarrollo saludable significa no solo prestar atención a los signos y síntomas relacionados con la afección del niño sino también estar pendiente de su bienestar físico, mental, social y emocional.

Evaluación del desarrollo

Hoja informativa
sobre la evaluación del desarrollo

Hoja informativa sobre la evaluación del desarrollo

Descargar e imprimir esta hoja informativa [PDF - 64KB] (vea la segunda página para información en español)

Solicitar materiales gratuitos

Las consultas pediátricas de rutina hacen posible que los médicos y enfermeras tengan contacto regular con los niños con lo cual llevan un registro y monitorizan su salud y desarrollo a través de evaluaciones periódicas del desarrollo. La evaluación del desarrollo es una prueba corta para saber si un niño está aprendiendo las destrezas básicas a su debido tiempo o si presenta retrasos. La evaluación del desarrollo también la pueden realizar otros profesionales en entornos médicos, comunitarios y escolares.

Durante este examen, el médico puede hacerle preguntas a los padres o hablar y jugar con el niño para ver cómo se comporta, aprende, juega, habla y se mueve. Un retraso en cualquiera de estas áreas podría ser signo de un problema.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que todos los niños sean examinados para detectar retrasos del desarrollo y discapacidades durante las visitas regulares al pediatra a los:

  • 9 meses
  • 18 meses
  • 24 o 30 meses

Puede que sea necesario realizar evaluaciones complementarias si el niño tiene un riesgo alto de presentar problemas del desarrollo debido a que fue prematuro (en inglés), nació con bajo peso o por otros motivos.

Si en los chequeos de rutina el médico de su niño no realiza este tipo de evaluaciones del desarrollo, pídale que las haga.

Por qué es importante

En muchos niños con retrasos del desarrollo, estos no se detectan de manera oportuna. Como resultado, la atención que necesitan estos niños para poder desempeñarse bien en entornos sociales y educativos (por ejemplo, en la escuela) suele llegar en forma tardía.

En los Estados Unidos, alrededor del 13% de los niños de 3 a 17 años de edad tienen una discapacidad conductual o del desarrollo, como autismo, discapacidad intelectual [PDF - 68KB] (también llamada retraso mental - vea la segunda página para información en español) y trastorno por déficit de atención e hiperactividad1. Además, muchos niños presentan retrasos en el lenguaje o en otras áreas y por lo tanto pueden no estar listos para ir a la escuela. Sin embargo, menos de la mitad de los niños con retrasos del desarrollo son identificados antes de comenzar a ir a la escuela2 y, para entonces, se pueden haber dado retrasos significativos en el desarrollo y se pueden haber perdido oportunidades de tratamiento.

Servicios de intervención temprana

Los estudios muestran que los servicios de intervención temprana pueden mejorar significativamente el desarrollo del niño. Los servicios de intervención temprana ayudan a los niños desde que nacen hasta los 3 años de edad (36 meses) a aprender destrezas importantes. Estos servicios incluyen terapia para ayudar a los niños a que hablen, caminen e interaccionen con otros.

La Ley sobre Personas con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) establece que los niños menores de 3 años de edad (36 meses) que tienen riesgo de presentar retrasos del desarrollo pueden reunir los requisitos para recibir servicios de intervención temprana aun cuando no se les haya hecho un diagnóstico formal. Estos servicios los proporciona cada estado por medio de un sistema de intervención temprana.

Además, para los tratamientos de síntomas específicos, como terapia para casos de retraso en el lenguaje, por lo general no se requiere tener un diagnóstico formal. Aunque la intervención a una edad temprana es extremadamente importante, la intervención puede ser útil a cualquier edad.

Enlaces a otros sitios web (en inglés y español)

Campaña "Aprenda los signos. Reaccione pronto"  
Esta campaña busca educar a los padres sobre el desarrollo infantil al presentar aspectos como signos de advertencia temprana del autismo y otros trastornos del desarrollo y alentar a que se realicen intervenciones y evaluaciones del desarrollo.

Generalidades sobre la intervención temprana  
Infórmese sobre los servicios de intervención temprana del Centro Nacional de Diseminación de Información para Niños con Discapacidades.

Bright Futures
Bright Futures ofrece una amplia variedad de temas para la familia sobre salud física, mental y emocional de los niños desde los meses prenatales hasta los 21 años de edad (en inglés).

Directrices sobre vigilancia y evaluación del desarrollo
Este sitio web de la Academia Americana de Pediatría ofrece directrices para la vigilancia y la evaluación del desarrollo (en inglés).

Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños (NAEYC)
La Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños (National Association for the Education of Young Children o NAEYC) ofrece acreditación para programas preescolares que cumplan ciertos requisitos. Usted puede buscar un programa acreditado en su área. La NAEYC también brinda recursos, herramientas e información para las familias y los proveedores de cuidados infantiles (en inglés).

Referencias bibliográficas

  1. Boulet SL, Boyle CA,  Schieve LA,  Health Care Use and Health and Functional Impact of Developmental Disabilities Among US Children, 1997-2005. Arch Pediatr Adolesc Med.2009;163(1):19-26
  2. U.S. Department of Education, Office of Special Education Programs [Internet], Data Analysis System (DANS), Part C Child Count, 1997–2006, retrieved December 7, 2007  from http://www.ideadata.org/PartCChildCount.asp
Ir Arriba