Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Operación de piscinas públicas

La prevención de enfermedades transmitidas por el agua en lugares de recreación acuática es un problema multifacético que requiere la participación del personal de mantenimiento de la piscina, los nadadores y los departamentos de salud. El mantenimiento inadecuado puede dar como resultado bajos niveles de desinfectante que pueden permitir la propagación de una gran variedad de gérmenes que causan diarrea, así como enfermedades de la piel y respiratorias transmitidas por el agua en sitios de recreación acuática. A pesar de que por sí solo el personal de mantenimiento de la piscina no puede resolver por completo estos problemas complejos, desempeña un papel importante para garantizar la salud de los usuarios de la piscina. Con estos sencillos pasos, los administradores y el personal de centros acuáticos pueden dar el ejemplo.

  • Obtenga capacitación para operadores que esté recomendada por las autoridades estatales o locales. Los cursos de capacitación nacionales sugeridos están listados en la página Capacitación para operadores de piscinas.
  • Garantice la disponibilidad de personal de operaciones capacitado durante los fines de semana, cuando las piscinas se utilizan más.
  • Mantenga los niveles de cloro libre constantemente entre 1 y 3 partes por millón.
  • Mantenga el nivel de pH del agua en 7.2-7.8.
  • Revise los niveles de pH y de desinfectante al menos dos veces al día (cada hora cuando haya mucho uso).
  • Mantenga registros diarios precisos con las mediciones de desinfectante y de pH.
  • Mantenga los sistemas de filtración y recirculación de acuerdo a las recomendaciones del fabricante.
  • Limpie con cepillo las superficies de la piscina, principalmente los azulejos, para remover cualquier capa de limo que pudiera haberse formado.
  • Proporcione pautas de desinfección para accidentes fecales y derrames de líquidos corporales.
  • Procure que haya el número adecuado de baños y áreas para cambiar pañales, y que sean fáciles de encontrar, estén cerca, estén limpias y sean seguras.
  • Realice orientaciones para grupos grandes, en particular para niños pequeños, y establezca horarios con visitas programadas al baño para promover la natación saludable.
  • Eduque a los usuarios de la piscina y a los padres acerca de las enfermedades transmitidas por el agua en lugares de recreación acuática y del uso apropiado de la piscina (por ejemplo, no nadar cuando se tiene diarrea).

Para obtener más detalles sobre la prevención de enfermedades transmitidas por el
agua en lugares de recreación acuática en sus instalaciones, consulte la página Doce (12) pasos para evitar las enfermedades transmitidas por el agua en lugares de recreación acuática. (en inglés)

Inicio de la página

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Error processing SSI file
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z