La tuberculosis en poblaciones específicas

Embarazo

La tuberculosis y el embarazo

Si bien no es fácil lidiar con un diagnóstico de tuberculosis durante el embarazo, existe un riesgo aún mayor para la mujer embarazada y su bebé si no se trata la enfermedad. Los bebés de mujeres con enfermedad de tuberculosis no tratada pueden tener un peso más bajo al nacer que los que nacen de mujeres sin tuberculosis. Es muy poco frecuente que un bebé nazca con tuberculosis.

Pruebas de detección de la tuberculosis

La prueba cutánea de la tuberculina es considerada válida y segura para usarse durante todo el embarazo. La prueba de sangre para detectar la tuberculosis también es segura de usar durante el embarazo, pero no ha sido evaluada como método para diagnosticar la infección de tuberculosis en mujeres embarazadas. Se necesitan otras pruebas para diagnosticar la enfermedad de tuberculosis.

Tratamiento

Las mujeres embarazadas que reciben un diagnóstico de enfermedad de tuberculosis deben empezar el tratamiento tan pronto como se detecte la tuberculosis. Aunque los medicamentos utilizados en el tratamiento contra la tuberculosis atraviesan la placenta, estos medicamentos no parecen tener efectos nocivos en el bebé.

 

Diagnóstico Tratamiento
Infección de tuberculosis latente
  • Isoniazida (INH, por sus siglas en inglés), diariamente o dos veces por semana durante 9 meses, con suplementos de piridoxina (vitamina B6).
  • La isoniazida y la rifapentina administradas una vez por semana durante tres meses no se recomiendan para las mujeres embarazadas ni para aquellas que prevén quedar embarazadas en los 3 meses siguientes.
Enfermedad de tuberculosis
  • El esquema posológico de tratamiento inicial de preferencia consiste en isoniazida (INH), rifampina (RIF) y etambutol (EMB) todos los días durante 2 meses, seguidos de isoniazida y rifampina diariamente o dos veces a la semana durante 7 meses (para un total de 9 meses de tratamiento).
  • No debe usarse estreptomicina porque se ha demostrado que tiene efectos nocivos en el feto.
  • No se recomienda usar pirazinamida porque se desconocen sus efectos en el feto.
Enfermedad de tuberculosis relacionada con el VIH
  • El tratamiento de la enfermedad de tuberculosis para las mujeres embarazadas coinfectadas por el VIH debe ser el mismo que para las mujeres no embarazadas, pero se debe prestar atención a otras consideraciones. Para obtener más información, revise las Directrices para la prevención y el tratamiento de infecciones oportunistas en adultos y adolescentes infectados por el VIH.
  • Los esquemas posológicos de tratamiento para la tuberculosis en mujeres embarazadas infectadas por el VIH deben incluir una rifamicina.
  • Pese a que el uso de la pirazinamida durante el embarazo no se recomienda en los Estados Unidos, los beneficios de un esquema posológico de tratamiento para la tuberculosis que incluya pirazinamida en las mujeres embarazadas infectadas por el VIH pueden superar los posibles riesgos indeterminados para el feto.

Contraindicaciones

Los siguientes medicamentos contra la tuberculosis están contraindicados en las mujeres embarazadas:

  • Estreptomicina
  • Kanamicina
  • Amikacina
  • Capreomicina
  • Fluoroquinolonas

A las mujeres que reciben tratamiento contra la tuberculosis resistente a los medicamentos se les debe advertir sobre el riesgo que enfrenta el feto, dados los riesgos conocidos y desconocidos de los medicamentos de segunda línea contra la tuberculosis.

Lactancia materna

No se debe desaconsejar la lactancia materna en las mujeres que reciben tratamiento con medicamentos de primera línea contra la tuberculosis, porque las concentraciones de estos medicamentos en la leche materna son muy pequeñas como para producir toxicidad en el recién nacido lactante. Por la misma razón, los medicamentos que están presentes en la leche materna no constituyen un tratamiento eficaz contra la enfermedad de tuberculosis o la infección de tuberculosis latente en un bebé lactante. Las mujeres que amamantan y que toman isoniazida también deben tomar suplementos de piridoxina (vitamina B6).

Esta página fue revisada el: 16 de junio de 2016