Historias personales sobre la tuberculosis

Volver al menú principal

La historia de Mary

Mary

Después de volver a casa de un viaje a las Filipinas, Mary y su esposo comenzaron a notar cambios en su hija de 17 meses, Zemira. Vomitaba todos los días, estaba letárgica, irritable y no tenía apetito.

“Era una niña sana, muy activa. Se subía a los sofás diciendo mamá, papá, pidiendo su leche. Básicamente, estaba recién empezando a alcanzar todos los indicadores del desarrollo. Y entonces, de repente, le dio esta terrible enfermedad”, cuenta Mary.

Llevaron a Zemira al pediatra. El médico se alarmó ante la deshidratación y el cuello rígido de Zemira, y pensó que podría ser meningitis. Inmediatamente la llevaron al hospital. Allí se quedó durante dos meses.

Después de pruebas extensas, a Zemira le diagnosticaron meningitis tuberculosa. La meningitis tuberculosa es un tipo de TB que ocurre en el tejido que rodea el cerebro o la médula espinal.

“Tenía mucho miedo. Estábamos, confundidos, porque pensábamos que la tuberculosis es una enfermedad del pasado. Pensamos que se había erradicado hace mucho tiempo. De modo que nos sentíamos algo confusos, con miedo, con miedo por la vida de nuestra hija”, recuerda Mary.

La incertidumbre sobre la afección de Zemira fue extremadamente difícil para Mary. Se apoyó en su familia, así como en el asesoramiento y conocimientos del departamento de salud local.

“Cuando Zemira está en el hospital, pierdo las esperanzas, porque no sé si mi hija va a sobrevivir a esto. Y luego, por supuesto, cuando una persona tiene tuberculosis, el departamento de salud local va al hospital. Y es la primera vez que tengo esperanzas. Ellos han visto casos de niños que tienen tuberculosis y sobreviven a ella. Y solo con decirme eso, esa frase me da esperanzas”, dice Mary.

Zemira volvió a casa para completar un tratamiento de 20 meses para la meningitis tuberculosa. Completó el tratamiento en agosto del 2019 y ya no tiene la enfermedad. Zemira ahora está en el camino de la recuperación.

“Espero que Zemira sea el último niño o la última niña que sufra meningitis tuberculosa o incluso tuberculosis. Espero que seamos la última familia que pueda sufrir esta enfermedad, porque cuando ves a tu hijo que sufre de esa manera, es muy, muy difícil”, dice.

“Tenemos que ponerle fin a la TB. Tenemos que ponerle fin a la TB, y este es el momento”, agrega.

Esta página fue revisada el: el 26 de febrero del 2021