Nueva hoja informativa sobre la vacuna contra la culebrilla para adultos

Styled graphic showing head with shingles

Aplíquese la nueva vacuna contra la culebrilla si tiene 50 años de edad o más

La culebrilla es una enfermedad que ocasiona un sarpullido doloroso, que a veces causa dolor neuropático (de los nervios) a largo plazo. Una vacuna contra la culebrilla, que se llama Shingrix, es la mejor manera de ayudar a protegerse contra la enfermedad.

Si tiene 50 años de edad o más, aplíquese la vacuna Shingrix.

  • La vacuna Shingrix brinda una fuerte protección contra la culebrilla y el dolor neuropático de largo plazo.
  • Aplíquese la vacuna Shingrix aunque ya haya tenido la culebrilla, porque puede tener la enfermedad más de una vez.
  • El riesgo de contraer la culebrilla y de presentar complicaciones aumenta a medida que se envejece.
  • Se necesitan 2 dosis de la vacuna Shingrix. Aplíquese la segunda dosis 2 a 6 meses después de la primera.

Si se ha puesto la vacuna contra la culebrilla en el pasado, de todas maneras aplíquese la vacuna Shingrix.

  • Es probable que usted ya se haya aplicado una vacuna diferente contra la culebrilla, llamada Zostavax. Si lo ha hecho, de todas maneras necesita 2 dosis de la vacuna Shingrix.

Planifique ponerse 2 dosis.

  • Usted puede aplicarse la vacuna Shingrix en el consultorio del médico o en la farmacia. Hable con el médico o farmacéutico sobre la posibilidad de aplicarse la vacuna Shingrix.
  • Llame a su proveedor de seguro médico con anticipación para saber si cubrirá el costo de la vacuna.
  • Planifique ponerse la segunda dosis de la vacuna Shingrix 2 a 6 meses después de la primera dosis.
Male doctor holding clipboard and talking to female patient

Hable con el médico o farmacéutico sobre la posibilidad de aplicarse la vacuna Shingrix.

“Cinco años más tarde, todavía tomo un medicamento recetado para el dolor. Mi sarpullido por la culebrilla se convirtió rápidamente en llagas abiertas de las que drenaba líquido y que en solo pocos días hicieron que tuviera que ser hospitalizada. No podía comer, dormir ni realizar incluso las tareas más simples. Fue completamente debilitante. El dolor aún limita mis niveles de actividad hasta el día de hoy”.

—Arpista de 63 años de edad que no pudo seguir tocando debido a la culebrilla

La vacuna Shingrix tiene una eficacia de más del 90 % para prevenir la culebrilla y el dolor neuropático de largo plazo.

Conozca los beneficios y los efectos secundarios

La vacuna Shingrix tiene una eficacia de más del 90 % para prevenir la culebrilla y el dolor neuropático de largo plazo. Usted puede tener algunos efectos secundarios de corto plazo porque la vacuna Shingrix causa una respuesta fuerte del sistema inmunitario.

Después de aplicarse la vacuna Shingrix:

  • La mayoría de las personas tuvo dolor en el brazo.
  • Muchas personas tuvieron enrojecimiento e hinchazón donde recibieron la inyección (de más de 4 pulgadas de ancho en algunas personas).
  • Muchas personas tuvieron cansancio, dolor muscular, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre, dolor de estómago o náuseas.

Cerca de 1 de cada 6 personas que se aplicaron la vacuna Shingrix tuvo efectos secundarios que no le permitieron realizar actividades comunes como la jardinería o la natación. Los efectos secundarios generalmente desaparecen después de 2 o 3 días. Recuerde que el dolor que causa la culebrilla puede durar toda la vida y que estos efectos secundarios solo deberían durar pocos días.

Recordatorios importantes

  • Usted puede optar por tomar un medicamento para el dolor que se venda sin receta, como el ibuprofeno o el acetaminofeno, después de aplicarse la vacuna Shingrix, para aliviar las molestias de los efectos secundarios.
  • Si tiene efectos secundarios después de la primera dosis de la vacuna Shingrix, de todas maneras debería aplicarse la segunda dosis, para obtener la protección completa.

Styled graphic showing head with shingles

Infórmese sobre el riesgo de contraer culebrilla y sobre las complicaciones

Cerca de 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos contraerá culebrilla en algún momento de su vida.

Si usted tuvo varicela, está en riesgo de tener culebrilla. En los Estados Unidos, más del 99 % de las personas que nacieron antes de 1980 tuvieron varicela, aunque no lo recuerden.

El riesgo de contraer culebrilla y de presentar complicaciones graves aumenta a medida que se envejece.

Cerca de 1 de cada 10 personas que contraen culebrilla presenta dolor neuropático que dura meses o años después de que desaparece el sarpullido. Esto se llama neuralgia posherpética y es la complicación más común de la culebrilla.

La culebrilla puede causar otras complicaciones graves relacionadas con los ojos, incluida la ceguera. Con muy poca frecuencia también puede causar neumonía, problemas de audición, ceguera, inflamación del cerebro (encefalitis) o muerte.

Protéjase de esta enfermedad dolorosa.

Elderly woman with shingles on her forehead, right eye,  and nose

El dolor que causa la culebrilla ha sido comparado al del parto o al de eliminar un cálculo renal. Puede durar meses o años después de que desaparece el sarpullido. La vacuna contra la culebrilla puede ayudar a prevenir la enfermedad y sus complicaciones.

Foto cortesía de M.Oxman

Vea esta Página en:Cdc-pdf PDF [537K]
Esta página fue revisada el: 14 de agosto de 2018