El embarazo y la rubéola

Mujer embarazada sentada

La rubéola es muy peligrosa para las mujeres embarazadas y sus bebés en gestación. Toda persona que no esté vacunada contra la rubéola está en riesgo de contraer la enfermedad. Aunque en el 2004 se declaró que la rubéola había sido eliminada de los Estados unidos, pueden ocurrir casos cuando quienes no están vacunados se exponen a personas infectadas, en su mayor parte a través de los viajes internacionales. Las mujeres deben asegurarse de estar protegidas contra la rubéola antes de quedar embarazadas.

La infección por el virus de la rubéola causa el daño más grave cuando la madre se infecta al principio del embarazo, especialmente en las primeras 12 semanas (primer trimestre). Del 2005 al 2018, en los Estados Unidos se reportaron 15 bebés con síndrome de rubéola congénita.

Síndrome de rubéola congénita (SRC)

El síndrome de rubéola congénita (SRC) es una afección que ocurre en un bebé en gestación dentro del útero de una madre infectada con el virus de la rubéola. Las mujeres embarazadas que contraen rubéola están en riesgo de sufrir un aborto espontáneo o un nacimiento sin vida, y sus bebés en gestación corren el riesgo de sufrir defectos de nacimiento graves con consecuencias devastadoras para toda la vida. El síndrome de rubéola congénita puede afectar casi todo en el cuerpo del bebé en gestación.

Los defectos de nacimiento más comunes de este síndrome incluyen:

  • Sordera
  • Cataratas
  • Defectos cardiacos
  • Discapacidades intelectuales
  • Daño en el hígado o el bazo
  • Bajo peso al nacer
  • Sarpullido en la piel al nacer

Las complicaciones menos comunes pueden incluir:

  • Glaucoma
  • Daño cerebral
  • Problemas de tiroides y otros problemas hormonales
  • Inflamación de los pulmones

Aunque hay síntomas específicos que pueden tratarse, no existe una cura para el síndrome de rubéola congénita. Como no existe una cura, es importante que las mujeres se vacunen antes de quedar embarazadas.

Recomendaciones de vacunación

Las mujeres que estén planeando quedar embarazadas deben consultar con su médico para asegurarse de que estén vacunadas antes de quedar embarazadas.

Debido a que la vacuna triple vírica (vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola) es una vacuna de virus vivo atenuado (debilitado), las mujeres embarazadas que no estén vacunadas deberán esperar para recibir esta vacuna hasta después de haber dado a luz.

Las mujeres adultas en edad de concebir deben evitar quedar embarazadas durante al menos cuatro semanas después de recibir la vacuna triple vírica, las paperas y la rubéola).

Las mujeres embarazadas NO deben ponerse la vacuna triple vírica.

Si contrae la rubéola o se expone a esta enfermedad durante el embarazo, comuníquese con su médico de inmediato.

Esta página fue revisada: el 31 de diciembre del 2020