Preparación y almacenamiento de la leche de fórmula infantil

Una madre sacando leche maternizada para bebés del recipiente. Lea siempre atentamente y siga las instrucciones del envase de la fórmula para bebés.

Descargue e imprima un folleto sobre cómo preparar y almacenar fórmula para bebés en polvo, disponible en inglés y español.


Una madre sacando leche maternizada para bebés del recipiente. Lea siempre atentamente y siga las instrucciones del envase de la fórmula para bebés.

Descargue e imprima un folleto sobre cómo preparar y almacenar fórmula para bebés en polvo, disponible en inglés y español.

Lea atentamente y siga las instrucciones del envase de la fórmula infantil. Estos pasos le ayudarán a saber cómo preparar y almacenar correctamente la fórmula infantil de su bebé. Es importante preparar la fórmula infantil de acuerdo con las instrucciones.

Aquí hay consejos adicionales para tener en cuenta al preparar y almacenar la fórmula infantil de su bebé.

Preparación

  • Lávese bien las manos antes de preparar biberones o alimentar a su bebé. Limpie y desinfecte el espacio de trabajo donde preparará la fórmula infantil.
  • Los biberones se deben limpiar y desinfectar. Para obtener más información sobre cómo limpiar correctamente los biberones y otros suministros de alimentación de su bebé, visite la página web de los CDC Cómo Limpiar, Desinfectar y Guardar los Artículos de Alimentación Infantil .
  • No es necesario calentar la leche materna o la fórmula infantil antes de la alimentación, pero a algunas personas les gusta calentar el biberón. Si decide calentar el biberón, nunca use un microondas. Los microondas calientan la leche y los alimentos de manera desigual, lo que produce “puntos calientes” que pueden quemar la boca y la garganta del bebé.
    • Para calentar un biberón: Coloque el biberón bajo un chorro de agua caliente, teniendo cuidado de evitar que el agua entre en el biberón o en la tetina. Coloque un par de gotas de la fórmula infantil en la parte posterior de su mano para ver si está demasiado caliente.
  • Si usa fórmula infantil en polvo:
    • Use agua de una fuente segura para mezclar la fórmula infantil. Si no está seguro de si el agua del grifo es segura para preparar la fórmula infantil, comuníquese con el departamento de salud localexternal icon (enlace solo en inglés).
    • Use la cantidad de agua indicada en las instrucciones del envase de la fórmula infantil. Siempre mida primero el agua y luego agregue el polvo.
      • Demasiada agua puede no satisfacer las necesidades nutricionales de su bebé.
      • El agua insuficiente puede hacer que los riñones y el sistema digestivo del bebé trabajen demasiado y que el bebé se deshidrate.
    • Si su bebé es muy pequeño (menos de 3 meses de vida), nació prematuramente o tiene un sistema inmunitario debilitado, es posible que desee tomar  precauciones adicionales al preparar la fórmula de su bebé para protegerlo de la infección por Cronobacter (consulte el recuadro).
¿Lo sabía ?

La infección por Cronobacter puede ser causada por gérmenes en la fórmula infantil. La infección por Cronobacter es una infección rara pero grave, que puede ser causada por gérmenes presentes en la fórmula infantil en polvo. En la mayoría de los casos, es seguro mezclar la fórmula infantil en polvo siguiendo las instrucciones del fabricante. Pero si su bebé es muy pequeño (menos de 3 meses de vida), nació prematuro o tiene un sistema inmunitario debilitado, es posible que desee tomar precauciones adicionales para protegerlo de la infección por Cronobacter. Obtenga más información sobre cómo preparar de manera segura la fórmula infantil para prevenir la infección por Cronobacter.

Úsela rápidamente o guárdela de manera segura

  • Guarde los envases de fórmula infantil sin abrir en un lugar fresco, seco y en interiores, no en vehículos, garajes ni al aire libre.
  • La fórmula infantil preparada puede echarse a perder si se deja a temperatura ambiente.
    • Use la fórmula infantil preparada dentro de las 2 horas de la preparación y dentro de una hora desde que comienza  la alimentación.
    • Si no comienza a usar la fórmula infantil preparada dentro de las 2 horas, guarde inmediatamente el biberón en el refrigerador y úselo dentro de las 24 horas.
  • Deseche la fórmula infantil que quede en el biberón después de alimentar a su bebé. La combinación de la fórmula infantil y la saliva de su bebé puede hacer que crezcan bacterias. Asegúrese de limpiar y desinfectar el biberón antes de su próximo uso.
    • Una vez abierto el envase de fórmula infantil, guárdalo en un lugar fresco y seco, con la tapa bien cerrada. No guarde el envase en el refrigerador.
    • La mayoría de las fórmulas infantiles deben usarse dentro de un mes después de abrir el envase (verifique la etiqueta). Una vez abras el envase por primera vez, escriba la fecha en la tapa para recordarla.
    • Nunca use la fórmula infantil después de la fecha límite de consumo o fecha de vencimiento en el envase.