Cuánto y con qué frecuencia se debe alimentar con fórmula infantil

Cada bebé es diferente. La cantidad y la frecuencia con la que su bebé se alimenta dependerá de las necesidades de su bebé. Estas son algunas cosas que debe saber sobre la alimentación con fórmula infantil durante los primeros días, semanas y meses de vida de su bebé.

Primeros días

Los chupetes y su bebé.
Si está amamantando a su bebé, quizás convenga que espere para usar un chupete hasta que la lactancia esté bien establecida. En ese momento, usar un chupete para las siestas y antes de acostarse puede ayudar a reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) (sudden infant death syndrome, SIDS).

El estómago de su bebé recién nacido es muy pequeño. No necesita mucha fórmula infantil con cada alimentación para llenarse.

Puede comenzar ofreciéndole a su bebé de 1 a 2 onzas de fórmula infantil cada 2 a 3 horas en los primeros días de vida, si su bebé solo recibe fórmula infantil y no leche materna. Si muestra signos de hambre, puede darle más.

La mayoría de los recién nacidos alimentados con fórmula infantil se alimentarán de 8 a 12 veces en 24 horas. Hable con el médico o el personal de enfermería de su hijo sobre cuánta fórmula infantil es adecuada para su bebé.

A medida que el bebé crece, su estómago también crece. Su bebé podrá beber más fórmula infantil en cada alimentación, y el tiempo entre las alimentaciones se alargará.

Primeras semanas y meses

¿Lo sabía?
Vitamina D

Los bebés necesitan vitamina D adicional.

Aunque la fórmula infantil tiene vitamina D, si su bebé bebe menos de 32 onzas de fórmula infantil por día, necesitará recibir vitamina D adicional (a partir del nacimiento) a través de suplementos. Obtenga más información sobre la vitamina D.

Durante las primeras semanas y los primeros meses, el tiempo entre cada alimentación será mayor, aproximadamente cada 3 a 4 horas para la mayoría de los bebés alimentados con fórmula infantil. Esto significa que es posible que deba despertar a su bebé para alimentarlo. Puede intentar darle palmaditas, acariciarlo, desvestirlo o cambiarle el pañal para ayudar a despertar a su bebé para alimentarlo.

Algunas sesiones de alimentación pueden ser largas y otras cortas. Está bien que así sea. Los bebés generalmente toman lo que necesitan en cada alimentación y dejan de comer cuando están llenos.

De 6 a 12 meses de vida

Continúe alimentando a su bebé cuando muestre signos de hambre. La mayoría de los bebés de 6 a 12 meses de edad necesitarán fórmula infantil o alimentos sólidos unas 5 a 6 veces en 24 horas.

A medida que su bebé comience a comer gradualmente más alimentos sólidos, es probable que la cantidad de fórmula infantil que necesita cada día comience a disminuir.

De 12 a 24 meses de vida

Cuando su niño pequeño tenga 12 meses, puede cambiar de la fórmula infantil a leche de vaca fortificada alert icon. Puede hacerlo gradualmente. Puede comenzar reemplazando una fórmula infantil por leche de vaca fortificada para ayudar a su hijo en la transición.