Cómo elegir una leche de fórmula infantil

A blurred image of a supermarket shelf with various types of infant formula. Always choose an infant formula that is iron-fortified.
A blurred image of a supermarket shelf with various types of infant formula. Always choose an infant formula that is iron-fortified.

Ninguna marca de leche de fórmula infantil es la mejor para todos los bebés. Debe elegir una leche de fórmula infantil que se haga especialmente para bebés. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos regula las leches de fórmula infantil comerciales para asegurarse de que cumplan con los requisitos nutricionales y de seguridad mínimos. Los pediatras suelen recomendar leches de fórmula infantil fortificadas alert icon con hierro, y la mayoría de las leches de fórmula infantil comerciales que se venden en los Estados Unidos contienen hierro. Las leches de fórmula infantil comerciales vienen en forma líquida y en polvo.

Al elegir una leche de fórmula infantil:

  • Asegúrese de que no esté vencida.
  • Asegúrese de que el recipiente esté sellado y en buenas condiciones. Si hay pérdidas, puntas hinchadas o puntos oxidados, no se la dé a su bebé.

Hable con el médico o el personal de enfermería de su hijo si tiene preguntas sobre cómo elegir una leche de fórmula infantil para su bebé o si está pensando en cambiar la marca o el tipo de leche de fórmula infantil.

Leche de fórmula infantil casera

La Administración de Alimentos y Medicamentos y la Academia Estadounidense de Pediatría advierten sobre el uso de recetas para preparar leches de fórmula infantil caseras. El uso de leche de fórmula infantil casera puede provocarle problemas de salud graves a su bebé. Las necesidades nutricionales de su bebé son muy específicas, especialmente en el primer año de vida. Las leches de fórmula infantil caseras pueden contener muy poco o demasiado de ciertos componentes, como vitaminas y minerales (como hierro).

La leche de fórmula infantil casera también puede tener un mayor riesgo de contaminación, lo que podría hacer que su bebé se enfermara o desarrolle una infección. Tampoco se garantiza que las fórmulas infantiles comerciales en polvo sean estériles. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos inspecciona regularmente estos productos y las plantas donde se fabrican para contribuir a garantizar que sean seguros.

Leches de fórmula infantil importadas

Se afirma, a nivel público, que las leches de fórmula infantil vendidas en otros países y promovidas como “naturales” u “orgánicas” son mejores para los bebés. Sin embargo, no hay pruebas científicas de que estas leches de fórmula infatnil sean mejores para los bebés que las leches de fórmula infantil comerciales que se venden en los Estados Unidos. Todas las leches de fórmula infantil que se venden legalmente en los Estados Unidos, ya sean fabricadas en los Estados Unidos o importadas de otros países, deben ser revisadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos. La Academia Estadounidense de Pediatría  advierte sobre el uso de leches de fórmula infantil importadas ilegalmente, como productos pedidos en línea a distribuidores externos. Es posible que la Administración de Alimentos y Medicamentos  no haya examinado estos productos. Es posible que las fórmulas infantiles importadas ilegalmente tampoco se hayan enviado y almacenado correctamente.

La Administración de Alimentos y Medicamentos revisa todas las leches de fórmula infantil que se venden legalmente en los Estados Unidos para asegurarse de que cumplan con los requisitos nutricionales y de seguridad mínimos. La Administración de Alimentos y Medicamentos  también se asegura de que el agua utilizada para fabricar fórmulas cumpla con las normas de seguridad establecidas por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

Leches o fórmulas para niños pequeños

Las leches, bebidas o fórmulas para niños pequeños no son necesarias para satisfacer las necesidades nutricionales de los bebés más grandes. A los 12 meses de edad, su hijo puede recibir leche fortificada de vaca. Los bebés menores de 12 meses deben recibir leche de fórmula infantil diseñada específicamente para satisfacer sus necesidades nutricionales. No se les deben dar bebidas ni fórmulas que en su etiqueta indiquen que son para bebés más grandes.

Esta página fue revisada el: el 17 de diciembre del 2020