Leche fortificada de vaca y alternativas a la leche

A 12 month old holding a small pitcher of cow’s milk. At 12 months old you can start to give your child cow’s milk that has been pasteurized and fortified with vitamin D.

Su hijo en crecimiento necesita vitaminas y minerales, como vitamina D y calcio, para desarrollar huesos fuertes. La leche de vaca pasteurizada que ha sido fortificada contiene vitamina D. La mayoría de las leches de vaca que se consiguen en las tiendas de los Estado Unidos están fortificadasalert icon con vitamina D. La leche fortificada de vaca es una buena fuente de vitamina D y calcio.

¿Cuándo debo comenzar a darle leche fortificada de vaca a mi hijo?

A los 12 meses de edad (pero no antes), su hijo puede recibir leche fortificada de vaca. Antes de que su hijo cumpla los 12 meses de edad, la leche fortificada de vaca podría causarle sangrado intestinal. Además, tiene demasiadas proteínas y minerales que los riñones del bebé aún no pueden procesar, y no contiene la cantidad adecuada de nutrientes que su bebé necesita.

A 12 month old holding a small pitcher of cow’s milk. At 12 months old you can start to give your child cow’s milk that has been pasteurized and fortified with vitamin D.

¿Cuánto, con qué frecuencia?

Los niños necesitan una dieta equilibrada y diversa. La leche fortificada de vaca puede ser parte de esta dieta, pero no es la única opción. Los pediatras recomiendan que los niños beban de 16 a 24 onzas (2 a 3 tazas) de leche fortificada de vaca por día para satisfacer sus necesidades de calcio. Si su hijo bebe demasiada leche fortificada de vaca, podría no tener hambre para ingerir otros alimentos que contienen nutrientes importantes. Algunos expertos afirman que consumir demasiada leche fortificada de vaca puede causarle al cuerpo de su hijo dificultades para absorber el hierro que necesita de los alimentos.

Siga las señales de su hijo para decidir si aún tiene hambre o si ya está lleno. Hable con el médico o el personal de enfermería  de su hijo si tiene más preguntas sobre cómo incorporar leche fortificada de vaca a su dieta.

¿Leche de vaca entera o con bajo contenido de grasa?

Los niños pueden beber leche de vaca entera. La leche de vaca entera es la misma que la leche de vaca con bajo contenido de grasa, excepto que tiene mayor contenido de grasa. Es importante que los niños consuman grasa en su dieta para un crecimiento y desarrollo saludables. Si su hijo tiene exceso de peso o antecedentes familiares de obesidad, colesterol alto o triglicéridos, o enfermedad cardiovascular, hable con el médico o el personal de enfermería de su hijo sobre el tipo de leche de vaca que debe darle. Estas son algunas cosas para recordar:

  • Elija una leche que no tenga sabor. La leche de vaca saborizada puede tener azúcar agregada. Su hijo no necesita azúcar agregada.
  • Asegúrese de que la leche de vaca de su hijo esté pasteurizada y fortificada con vitamina D.

Leche cruda

La leche cruda y los productos lácteos crudos de vaca, cabra y oveja pueden contener bacterias dañinas y otros gérmenes que podrían causarle enfermedades graves a su hijo, e incluso, la muerte. La leche cruda también se conoce como leche no pasteurizada. No le dé a su hijo leche cruda o no pasteurizada.

Alternativas a la leche

Las alternativas a la leche de vaca pueden incluir leche de soja, leches de frutos secos (almendras, coco, anacardo u otras) y leches de arroz. Si elige una alternativa a la leche de vaca, estas son algunas cosas que debe recordar:

  • Elija una leche que no tenga sabor. Las alternativas a la leche de vaca saborizadas pueden contener azúcar agregada. Su hijo no necesita azúcar agregada.
  • Elija una leche que esté fortificada con vitamina D. Verifique las etiquetas ya que el contenido de vitaminas puede variar según la marca.
  • Hable con el médico o el personal de enfermeria de su hijo sobre la alternativa a la leche que está usando porque las vitaminas y los minerales de estos tipos de leche son diferentes de los de la leche de vaca.

Visite Vitaminas y Minerales para obtener más información sobre las vitaminas y los minerales que su hijo necesita.

Esta página fue revisada el: el 17 de diciembre del 2020