Qué esperar durante la lactancia materna

New mom watches as baby breastfeeds

La experiencia de cada madre con la lactancia es diferente. Si este es su primer bebé o si eres una mamá con experiencia, cada bebé es único. La lactancia materna será un proceso de aprendizaje.

New mom watches as baby breastfeeds

Su bebé está aprendiendo a:

  • prenderse al pecho.
  • succionar.
  • tragar.

Usted está aprendiendo a:

  • colocar a su bebé en posición para alimentarlo.
  • observar y seguir las señales de hambre de su bebé.
  • manejar su suministro de leche materna y la salud de sus senos.

Existe apoyo disponible para la lactancia materna. Visite nuestra página de recursos para encontrar el tipo de ayuda adecuado  en su caso.

Primeros días y semanas

La llegada de la leche

Cuando dé a luz, sus senos producirán una sustancia espesa y amarillenta  llamada calostro. El calostro está repleto de nutrientes y otras sustancias importantes que ayudan a su bebé a comenzar a desarrollar su sistema inmunitario. Al principio no habrá mucha cantidad de este líquido, pero la cantidad aumentará gradualmente durante los primeros días. La mayoría de los bebés obtendrán toda la nutrición que necesitan a través del calostro durante los primeros días de vida. Cuando comience a amamantar, la succión del bebé le indicará a su cuerpo que comience a producir leche. Para la mayoría de las madres, esta forma de leche más líquida y blanca llega alrededor de 3 días después del parto, pero puede tardar más tiempo en el caso de las mamás primerizas. Es posible que sienta las mamas llenas, duras y tibias a medida que esto sucede. Quizás su bebé comience a querer tomar el pecho con más frecuencia en este período. Si está preocupada por la llegada de la leche, hable con un asesor en lactancia materna, con su médico o con el personal de enfermería.

¿Lo sabía ?

Los chupetes y su bebé.
Si está amamantando a su bebé, quizás convenga que espere para usar un chupete hasta que la lactancia esté bien establecida. En ese momento, usar un chupete para las siestas y antes de acostarse puede ayudar a reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) (sudden infant death syndrome, SIDS).

Pérdidas de leche

Es posible que sienta los senos llenos y que tenga pérdidas de leche. Con el tiempo, las pérdidas posiblemente disminuyan a medida que el cuerpo se acostumbre a la lactancia materna. Si tiene pérdidas de leche, puede resultarle útil colocarse almohadillas desechables o de tela en el sostén.

Congestión mamaria

Durante las primeras semanas después del parto, los senos pueden agrandarse, volverse más firmes, calientes e incómodos a medida que su cuerpo se adapta a la producción de leche. Esto se llama congestión mamaria. A medida que sus senos se acostumbren a llenarse y vaciarse mientras alimenta a su bebé, la congestión debería mejorar. Alimentar a su bebé con frecuencia debería ayudar a prevenir la congestión intensa y aliviar las molestias.

Pezones doloridos

Durante las primeras semanas de la lactancia materna, sus pezones pueden estar doloridos o sensibles a medida que se adaptan a la succión de su bebé. Si tiene la piel del pezón agrietada o dañada, o si el dolor que no mejora durante las primeras 1 o 2 semanas, hable con un asesor en lactancia, con su médico o personal de enfermería.

Dolor al amamantar

Aunque sus senos y pezones pueden estar sensibles o incomodos, una vez que su bebé se haya prendido bien, la lactancia no debería ser dolorosa. En ocasiones, puede sentir dolor si el bebé no se prende bien al pecho, si un conducto de leche está obstruido con leche (conducto de leche obstruido), si tiene una infección mamaria (mastitis) u otros problemas. Si siente dolor mientras amamanta, especialmente con fiebre, hable con su médico o personal de enfermería para averiguar por qué.

Depresión posparto

La depresión posparto (enlace solo en inglés) es la depresión que sienten algunas mujeres después de tener un bebé.  Los sentimientos de la depresión posparto son más intensos y duran más que los de la “tristeza posparto”, un término utilizado para describir la preocupación, la tristeza y el cansancio que muchas mujeres tienen después de tener un bebé. Los síntomas de la “tristeza posparto” suelen resolverse por sí solos en unos pocos días. La depresión posparto es frecuente y no se siente de igual forma en todos los casos. La frecuencia con que ocurren los síntomas, su duración y su intensidad pueden ser diferentes para cada persona. Las madres con depresión posparto generalmente pueden continuar amamantando (enlace solo en inglés). Si usted cree que puede estar experimentado depresión posparto o tiene otras inquietudes de salud mental, comuníquese con su proveedor de atención médica para obtener ayuda de inmediato. Muchos medicamentos pasan a la leche materna, pero puede consultar a su proveedor de atención médica para identificar opciones terapéuticas que sean seguras para usar durante la lactancia materna.

Consideraciones acerca de la lactancia materna

La leche humana ofrece la mejor nutrición para la mayoría de los infantes, incluyendo bebés recién nacidos, prematuros y enfermos. Sin embargo, hay raras excepciones cuando la lactancia materna no es recomendada. Aprende más aquí sobre cuándo no se recomienda la lactancia materna (enlace solo en inglés).

Solo algunos medicamentos no se recomiendan durante la lactancia materna. Aprende más aquí sobre el uso seguro de medicamentos recetados durante la lactancia materna (enlace solo en inglés).

Aprende más aquí sobre la lactancia materna y ciertas enfermedades y condiciones alert icon (enlace solo en inglés).

A medida que su bebé crece

Dentición/mordidas

Usted puede continuar amamantando una vez que a su bebé le comiencen a salir dientes. Los bebés usan la lengua, no los dientes, para alimentarse del pecho. Si el bebé se prende bien y succiona, usted no debería sentir los dientes mientras su bebé se alimenta. De vez en cuando, los bebés pueden morder el pezón o el seno, especialmente cuando les están saliendo los dientes. Hable con un asesor en lactancia materna para obtener consejos sobre cómo enseñarle a su bebé a no morder.

Negarse a tomar el pecho

A veces, los bebés dejarán de tomar el pecho repentinamente. Muchas veces es difícil saber por qué sucede esto. Negarse a amamantar suele ser temporal, y su bebé comenzará a alimentarse del pecho nuevamente en unos pocos días. Algunos motivos por los que su bebé puede negarse a tomar el pecho son la dentición, la enfermedad, el estrés, un cambio en el entorno, como una nueva situación de cuidado infantil, o un cambio importante en la rutina. Esto generalmente no significa que su bebé esté listo para abandonar la lactancia maternaalert icon

Para ayudar a su bebé a volver a amamantar:

  • Siga ofreciéndole el pecho al bebé o un biberón de leche materna si se alimenta con biberón.
  • Pase más tiempo abrazándolo y cargándolo.
  • Ofrezca el pecho en espacios tranquilos y cuando su bebé esté somnoliento o relajado.
  • Extráigase leche con frecuencia para mantener el suministro de leche hasta que el bebé comience a amamantar nuevamente.

Distracciones para la lactancia materna

Su bebé está comenzando a notar todas las cosas que suceden a su alrededor. Esto puede significar que su bebé podría distraerse mientras se amamanta. Ayude a su bebé a concentrarse apagando el televisor, atenuando las luces o alimentándolo en un lugar tranquilo.

Destete

Aunque se recomienda amamantar hasta que su bebé tenga al menos 12 meses de edad, la lactancia puede abandonarse antes de ese momento. Obtenga información sobre cuándo y cómo dejar de amamantar a su bebé.

Visite el  para obtener más información sobre cómo aprender a amamantarexternal icon  y las dificultades de la lactanciaexternal icon materna.

Esta página fue revisada el: el 14 de diciembre del 2020