Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación alte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Hagamos más segura la atención médica

Antibióticos recetados en los hospitales:
¡Tenga cuidado!

Marzo 2014

 Signos Vitales de los CDC 

More than half of all hospital patients receive an antibiotic1 de cada 2

Más de la mitad de todos los pacientes hospitalizados reciben antibióticos.

Doctors in some hospitals prescribed 3 times as many antibiotics than doctors in other hospitals3 veces

En algunos hospitales los médicos recetan el triple de antibióticos que en otros.

Reducing poor prescribing of high-risk antibiotics by 30% can lower deadly diarrhea infections by 26%30 %

Reducir el uso de antibióticos de alto riesgo un 30 % en los hospitales puede disminuir las infecciones diarreicas mortales un 26 %.

Los antibióticos salvan vidas, pero las malas prácticas al recetarlos ponen a los pacientes en riesgo innecesario de tener reacciones alérgicas que se pueden prevenir, de adquirir infecciones superresistentes a los antibióticos y de morir por diarrea. Los errores en las prácticas al recetar antibióticos también contribuyen a la resistencia a estos medicamentos y hacen que tengan menos probabilidades de ser eficaces en el futuro.

Para proteger a los pacientes y preservar el poder de los antibióticos, los directivos y autoridades médicas de los hospitales pueden hacer lo siguiente:

  • Adoptar programas de administración de antibióticos que incluyan, como mínimo, esta lista de verificación:
    1. Compromiso de la directiva: Dedicar los recursos humanos, financieros y de tecnología de la información necesarios.
    2. Responsabilidad: Asignar a una sola persona que sea responsable por los resultados del programa. Los médicos han demostrado ser eficientes en este rol.
    3. Experiencia con medicamentos: Asignar a un solo farmacéutico que apoye mejores prácticas al recetar medicamentos.
    4. Actuar: Tomar al menos una medida para mejorar las prácticas al recetar antibióticos como, por ejemplo, solicitar una reevaluación de las recetas dentro de 48 horas después de su emisión para confirmar la elección del medicamento, la dosis y la duración del tratamiento.
    5. Hacer seguimiento: Controlar los patrones de prácticas al recetar antibióticos y de resistencia a estos medicamentos.
    6. Informar: Informar con frecuencia al personal médico acerca de los patrones de prácticas al recetar antibióticos y la resistencia, y medidas para mejorarlos.
    7. Educar: Capacitar acerca de la resistencia a los antibióticos y sobre mejores prácticas al recetarlos.
  • Colaborar con otras instalaciones de atención médica para prevenir infecciones, su transmisión y la resistencia.

Detalles del problema

Problema

Las malas prácticas al recetar antibióticos perjudican a los pacientes.

Las prácticas al recetar antibióticos varían ampliamente y los errores son comunes.

  • Casi la mitad de los pacientes reciben antibióticos por lo menos un día durante una hospitalización promedio.
  • Los tipos más comunes de infecciones para las que los médicos de hospitales recetan antibióticos son las infecciones pulmonares (22 %), urinarias (14 %) y las que se sospecha que han sido causadas por estafilococos resistentes a  los medicamentos, como el SARM o MRSA, por sus siglas en inglés (17 %).
  • Cerca de 1 de cada 3 veces, las prácticas al recetar antibióticos para tratar infecciones urinarias y las recetas para la vital y común vancomicina incluyeron un posible error: fueron administradas sin haber hecho las pruebas o la evaluación adecuadas, o por periodos demasiado largos.

En algunos hospitales, los médicos recetaron hasta el triple de antibióticos que los médicos en áreas similares de otros hospitales. Esta diferencia indica la necesidad de mejorar las prácticas al recetar antibióticos.

Las malas prácticas al recetar antibióticos ponen en riesgo a los pacientes.

  • Aunque los antibióticos salvan vidas (por ejemplo, en tratamientos oportunos contra la septicemia, una infección en todo el cuerpo que pone en peligro la vida), también pueden poner a los pacientes en riesgo de infección por Clostridium difficile, una diarrea mortal que causa al menos 250 000 infecciones y 14 000 muertes al año en pacientes hospitalizados.
  • Disminuir un 30 % el uso de antibióticos que con mayor frecuencia provocan la infección por C. difficile (esto corresponde al 5 % del uso general de antibióticos) puede llevar a una disminución del 26 % en los casos de esas infecciones diarreicas mortales. Estos antibióticos incluyen las fluoroquinolonas, los betalactámicos con inhibidores de betalactamasas y las cefalosporinas de amplio espectro.
  • Los pacientes que reciben poderosos antibióticos para tratar una amplia gama de infecciones tienen 3 veces más probabilidades de contraer otra infección causada por una bacteria incluso más resistente.

Ver gráfica ampliada

 

Lo que se puede hacer

Icon: Buildings 

El gobierno federal hace lo siguiente:

  • Amplía la Red Nacional de Seguridad en la Atención Médica (NHSN, por sus siglas en inglés) para ayudar a los hospitales a hacer seguimiento al uso de antibióticos y su resistencia.
  • Comparte con los médicos y administradores recomendaciones y herramientas para mejorar las prácticas al recetar antibióticos. www.cdc.gov/getsmart/healthcare
  • Apoya redes que estén probando nuevas estrategias para mejorar las prácticas al recetar.
  • Ayuda a hospitales y departamentos de salud a crear programas regionales para mejorar las prácticas al recetar antibióticos.
  • Mejora la atención para los veteranos de las fuerzas armadas al poner en marcha programas de administración de antibióticos en los hospitales de la Administración de Salud de los Veteranos.
  • Da incentivos para la formulación de nuevos antibióticos.

Los departamentos de salud locales y estatales pueden:

  • Saber cuáles son las actividades de administración de antibióticos en el estado o área.
  • Facilitar esfuerzos para mejorar las prácticas al recetar antibióticos y prevenir la resistencia a estos medicamentos.
  • Proporcionar herramientas didácticas a los centros de atención médica para ayudar a quienes recetan medicamentos a mejorar sus prácticas.

Los directivos y autoridades médicas de los hospitales pueden:

  • Adoptar programas de administración de antibióticos que incluyan, como mínimo, esta lista de verificación:
    • Compromiso de la directiva: Dedicar los recursos humanos, financieros y de tecnología de la información necesarios.
    • Responsabilidad: Asignar a una sola persona que sea responsable por los resultados del programa. Los médicos han demostrado ser eficientes en este rol.
    • Experiencia con medicamentos: Asignar a un solo farmacéutico que apoye mejores prácticas al recetar medicamentos.
    • Actuar: Tomar al menos una medida para mejorar las prácticas al recetar antibióticos como, por ejemplo, solicitar una reevaluación de las recetas dentro de 48 horas después de su emisión para confirmar la elección del medicamento, la dosis y la duración del tratamiento.
    • Hacer seguimiento: Controlar los patrones de prácticas al recetar antibióticos y de resistencia a estos medicamentos.
    • Informar: Informar con frecuencia al personal médico acerca de los patrones de prácticas al recetar antibióticos y de resistencia, y medidas para mejorarlos.
    • Educar: Capacitar acerca de la resistencia a los antibióticos y sobre mejores prácticas al recetarlos.
  • Colaborar con otras instalaciones de atención médica para prevenir infecciones, su transmisión y la resistencia.

Los médicos y otro personal hospitalario pueden:

  • Recetar los antibióticos en forma correcta: Obtener cultivos, empezar a administrar el medicamento adecuado oportunamente, con la dosis y la duración adecuada. Reevaluar la receta dentro de 48 horas después de su emisión con base en pruebas y el examen del paciente.
  • Documentar la dosis, la duración y las indicaciones en cada receta de antibióticos.
  • Estar al tanto de los patrones de resistencia a los antibióticos en su establecimiento.
  • Liderar esfuerzos en su hospital para mejorar las prácticas al recetar antibióticos y participar en ellos.
  • Seguir las medidas de higiene de las manos y otras medidas de control de infecciones con cada paciente.

Los pacientes hospitalizados pueden:

  • Preguntar si les van a hacer pruebas para garantizar que les receten el antibiótico correcto.
  • Asegurarse de que todas las personas se laven las manos antes de que tengan contacto con ellos. Si tienen una sonda, pedir que se laven las manos cada vez, de ser necesario.

La ciencia detrás del problema

Páginas relacionadas (en inglés y en español)

 
Infórmese acerca del mercado de seguros médicos y sus nuevas opciones de cobertura.
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
  • Última actualización de la página: 04 de marzo de 2014
  • Última modificación de la página: 04 de marzo de 2014
  • Content source: Office of the Associate Director for Communications (OADC)
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO