Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Control de la diabetes durante las festividades

Familia multigeneración que celebra Acción de GraciasLa diabetes no debe impedirle disfrutar los viajes y las fiestas esta temporada. Con algo de planificación y un poco de trabajo, puede mantenerse sano en el camino y en las reuniones para celebrar con familiares y amigos.

Lo más importante para controlar la diabetes durante los viajes y las celebraciones en esta época de fiestas es la preparación. Tenga claro qué puede comer, cómo disfrutar de algunos platos tradicionales favoritos y continuar con su plan de alimentación saludable, y cómo empacar lo necesario para los viajes; así ¡estará listo para festejar!

Banquetes y celebraciones

Para asegurarse de no interrumpir su plan de alimentación saludable, antes de salir, haga lo siguiente:

  • Coma un refrigerio saludable para evitar comer de más en la fiesta.
  • Pregunte qué tipo de alimentos se van a servir, para saber si son parte de su plan de comidas.
  • Lleve un refrigerio nutritivo o una comida preparada para usted y para otras personas.

No tiene que renunciar a todos sus platos preferidos de las fiestas si opta por alimentos sanos y limita el tamaño de las porciones. Cuando esté en reuniones o fiestas, siga estos consejos para elegir alimentos sanos y evitar comer de más.

  • Familia en pista de esquíSi está en un bufé, y si es posible, sírvase la comida y siéntese a comer en una sala alejada de los alimentos.
  • Sírvase porciones más pequeñas.
  • Tome bebidas con pocas calorías como agua con gas, té sin azúcar o bebidas dietéticas. Si decide tomar alcohol, limite la cantidad y bébalo con la comida. Pregúntele a su equipo de atención médica si puede tomar alcohol sin problemas. Limítese a un trago por día si es mujer, dos si es hombre, y beba solamente con las comidas.
  • Tenga cuidado con las comidas favoritas de las fiestas, que son más "pesadas", como jamones glaseados con miel, pavo con mucha salsa y acompañamientos llenos de mantequilla, crema agria, queso o mayonesa. En vez de eso, elija pavo sin salsa y quítele la piel, o escoja otras carnes sin grasa.
  • Elija acompañamientos y verduras con poca mantequilla, aliño y otras grasas y azúcares adicionales, tales como los malvaviscos o aquellos cubiertos con verduras fritas.
  • Cuídese de la sal. Algunos platillos clásicos de las fiestas son hechos con alimentos ya preparados de alto contenido en sodio. Elija verduras frescas o congeladas bajas en sodio.
  • Coma frutas en lugar de tartas, pasteles u otros postres con alto contenido de grasas, colesterol y azúcar.
  • Concéntrese más en los amigos, los familiares y las actividades que en la comida. Salga a caminar después de las comidas o a bailar cuando esté en una fiesta.

Viajes durante los días festivos

Ir a visitar a amigos y familiares significa que habrá cambios en la rutina. No se olvide de controlar su diabetes cuando esté de viaje. Hágase la prueba de la glucosa sanguínea (azúcar) más a menudo que de costumbre, porque los cambios de horario pueden afectar los niveles.

Recuerde llevar sus medicamentos

  • Empaque el doble de los suministros para la diabetes que prevé usar, en caso de que haya demoras en el viaje.
  • Tenga a mano refrigerios, gel o tabletas de glucosa en caso de que baje su nivel de glucosa.
  • Asegúrese de tener siempre a mano la tarjeta de su seguro médico y números de teléfono para emergencias, como el nombre y teléfono de su médico.
  • Lleve una identificación médica que diga que usted tiene diabetes.
  • Tenga en cuenta los cambios de las zonas horarias para saber cuándo debe tomar sus medicamentos.
  • Si usa insulina, asegúrese de tener también un kit de emergencia con el medicamento glucagón.
  • Mantenga la insulina a baja temperatura dentro de una bolsa aislante con paquetes de gel frío.

Familia que se sienta en la mesa para la cena Acción de GraciasViajes por tierra y por aire

  • Antes de viajar, vacúnese contra la influenza a menos que su proveedor médico le haya dado otras indicaciones. Póngase la vacuna inyectable no la de aerosol nasal.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Evite el contacto cercano con las personas enfermas.
  • Disminuya su riesgo de coágulos sanguíneos levantándose a caminar una vez por hora o cada dos horas.
  • Prepare una pequeña nevera con alimentos difíciles de conseguir en el viaje, como fruta fresca, verduras crudas en trozos y yogur sin grasa o con bajo contenido graso.
  • Lleve algunas botellas de agua en vez de gaseosas o jugos con azúcar.
  • Lleve frutas secas, nueces y semillas como refrigerio. Como estos alimentos pueden tener muchas calorías, prepare porciones pequeñas (¼ de taza).
  • Si va a viajar por avión y no desea pasar por el detector de metales con su bomba de insulina, dígale al funcionario de seguridad que lleva una puesta y pídale que inspeccione el aparato visualmente y que le realice a usted un cacheo de cuerpo entero.
  • Ponga todos los suministros para la diabetes en su equipaje de mano y mantenga los medicamentos y refrigerios en su asiento para fácil acceso (no los guarde en los compartimentos superiores del avión).
  • Asegúrese de que todas las jeringas y los sistemas de aplicación de insulina (incluidas las ampollas) tengan la etiqueta farmacéutica impresa que los identifica claramente como medicamentos. Manténgalos en el envase etiquetado original de la farmacia.
  • Si se sirven comidas durante el vuelo, solicite por anticipado alimentos para diabéticos, bajos en grasa o bajos en colesterol. Espere hasta justo antes de que le sirvan la comida para administrarse insulina.
  • Si la aerolínea no ofrece comidas, llévese alimentos nutritivos. No se olvide de empacar refrigerios en caso de demoras de vuelos.
  • Cuando extraiga su dosis de insulina, no inyecte aire dentro de la botella (es muy probable que el aire dentro del avión esté presurizado).
  • Siga con su rutina de actividad física. Asegúrese de realizar actividad física durante por lo menos 150 minutos a la semana. Está bien hacer sesiones de 10 minutos.
Arriba