Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Conductas de riesgo de cáncer de piel en adultos en los EE. UU.

Foto de una mujer con una sombrillaEl cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los Estados Unidos. El melanoma es el tipo más mortal de cáncer de piel y tanto el melanoma como las demás formas de este cáncer pueden causar cicatrices y afectar la calidad de vida de los sobrevivientes. El tratamiento del cáncer de piel les cuesta a los estadounidenses alrededor de 1,700 millones de dólares cada año.

Los rayos ultravioleta (UV) son un tipo de radiación invisible que proviene del sol y de los aparatos de bronceado en interiores. Una exposición excesiva a los rayos UV provoca quemaduras y puede causar cáncer de piel. Los efectos de estas quemaduras en la salud pueden utilizarse para medir los logros de los esfuerzos de prevención del cáncer de piel.

La Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud (NHIS) les hace preguntas a los adultos en los EE. UU. sobre una serie de temas como la forma en que se protegen del sol, cuántas veces han sufrido quemaduras en la piel en el último año y cuántas veces se han bronceado en interiores. Un estudio usó los datos de la Encuesta NHIS para analizar las tendencias a través del tiempo sobre el comportamiento de protección contra el sol (aplicarse protector solar, quedarse en la sombra y usar sombreros de ala ancha, camisas de manga larga y ropa larga que llegue al tobillo) y quemaduras de sol en adultos de EE. UU. entre los 18 y los 29 años de edad. Un segundo estudio usó los datos de la Encuesta NHIS para analizar el bronceado en interiores en adultos de EE. UU. de 18 años o más.

Hallazgos importantes

En el 2010, en adultos de EE. UU. entre los 18 y los 29 años de edad:

  • Sufrir una o más quemaduras una o más veces en los doce meses anteriores fue más común en blancos no hispanos (66%) y menos común en negros no hispanos (11%).
  • Para protegerse del sol, las mujeres con mayor frecuencia usaron protector solar (37%) y se quedaron en la sombra (35%). Las mujeres blancas no hispanas fueron las que menos se quedaron en la sombra (37%) y las mujeres negras no hispanas fueron las que menos usaron protector solar en comparación con el resto de los grupos raciales y étnicos.
  • Para protegerse del sol, los hombres con mayor frecuencia usaron ropa larga hasta el tobillo (33%) y se quedaron en la sombra (26%).

En el 2010, en adultos de EE. UU. de 18 años o más:

  • Las mujeres blancas no hispanas entre los 18 y 21 años de edad fueron las que con mayor frecuencia usaron los aparatos de bronceado en interiores (32%). Quienes dijeron usar los aparatos de bronceado en interiores indicaron haberlo hecho un promedio de 28 veces en los doce meses anteriores.
  • Entre los adultos blancos no hispanos que usaron los aparatos de bronceado en interiores en los doce meses anteriores, 58% de las mujeres y 40% de los hombres dijeron haberlos usado 10 veces o más en ese periodo.
  • Las mujeres blancas no hispanas entre los 18 y los 21 años de edad que viven en la región central del país (44%) y las mujeres blancas no hispanas entre los 22 y los 25 años de edad que viven en la región del sureste del país (36%) fueron las que con mayor frecuencia usaron aparatos de bronceado en interiores.
Ir Arriba