Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Seguridad del sol

Foto de una madre y sus dos niños pequeños en la playa

Los rayos ultravioleta del sol pueden afectar la piel en tan solo 15 minutos. Siga estas recomendaciones para ayudar a protegerse y a proteger a su familia.

Sombra

Usted puede reducir su riesgo de sufrir daños en la piel y de presentar cáncer de piel si se queda en la sombra debajo de una sombrilla, un árbol u otro refugio antes de que sienta la necesidad de ocultarse del sol. La mejor forma de proteger la piel es mediante la aplicación de un filtro solar o el uso de prendas de vestir que lo protejan cuando esté al aire libre e incluso en la sombra.

Vestimenta

Cuando sea posible, las camisas de manga larga y las faldas y los pantalones largos pueden proveer protección contra los rayos UV. La ropa fabricada con una tela de tejido cerrado ofrece la mejor protección. Una camiseta mojada ofrece menos protección contra los rayos UV que una seca, y los colores oscuros pueden ofrecer más protección que los claros. Algunas prendas de vestir certificadas bajo estándares internacionales tienen información acerca de su factor de protección ultravioleta.

Si no es práctico utilizar este tipo de prendas, trate por lo menos de ponerse una camiseta o una salida de baño. Tenga presente que una camiseta normal ofrece un nivel de protección mucho menor que el FPS 15, así que también debe usar otros tipos de protección.

Sombreros

Para obtener una mayor protección, póngase un sombrero de ala ancha que cubra el rostro, las orejas y la nuca. Una tela de tejido cerrado, como la lona, ofrece la mejor protección contra los rayos UV. Evite los sombreros de paja con orificios que dejan pasar la luz del sol. Un sombrero oscuro puede ofrecerle más protección contra los rayos UV.

Si usa una gorra de béisbol, protéjase las orejas y la nuca con prendas que cubran esas áreas, aplicándose un filtro solar de por lo menos 15 FPS o permaneciendo en la sombra.

Gafas de sol

Las gafas de sol protegen los ojos de los rayos UV y reducen el riesgo de contraer cataratas. También protegen la piel delicada alrededor de los ojos.

Las gafas de sol que bloquean los rayos UVA y UVB ofrecen la mejor protección. La mayoría de las gafas de sol vendidas en Estados Unidos, independientemente del precio, satisfacen este requerimiento. Las gafas de sol que protegen los lados de la cara son mejores porque impiden que los rayos UV entren por ahí.

Foto de una mujer aplicando filtro solar a su hija.

Filtros solares

Aplíquese filtro solar de rango amplio con por lo menos FPS 15 antes de salir al aire libre, incluso en días algo nublados o frescos. No se olvide de aplicar una capa gruesa de filtro en todas las áreas expuestas de la piel. Pídale a alguien que le ayude a aplicarse el filtro en áreas difíciles de alcanzar como la espalda. Y recuerde, el filtro solar es más eficaz cuando se combina con otras opciones para prevenir el daño de los rayos UV.

Cómo actúa el filtro solar. La mayoría de los productos que ofrecen protección solar actúan al absorber, reflejar o dispersar la luz solar. Estos productos contienen sustancias químicas que interactúan con la piel para protegerla de los rayos UV. No todos los productos tienen los mismos ingredientes; si su piel tiene una reacción adversa al filtro solar, cambie de producto o consulte con su médico.

FPS. Cada filtro solar posee un número de factor de protección solar o FPS, que indica el nivel de protección que el producto proporciona al bloquear los rayos UV. Mientras más alto sea el número, mayor será la protección. Se debe usar un filtro solar de rango amplio con por lo menos FPS 15.

Reaplicación. La efectividad del filtro solar dura cierto tiempo. Vuelva a aplicárselo si permanece en el sol por más de dos horas, y después de nadar, sudar o secarse con la toalla.

Fecha de vencimiento. Verifique la fecha de vencimiento del filtro solar. Los filtros solares que no indiquen una fecha de vencimiento generalmente tienen una duración máxima de tres años y si se han expuesto a temperaturas altas, su duración es aún menor.

Cosméticos. Algunos maquillajes y bálsamos labiales contienen algunas de las mismas sustancias químicas usadas en los filtros solares. Si no tienen por lo menos FPS 15, no los use sin ponerse filtro solar.

Ir Arriba