Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Información para pacientes y quienes se encargan de su cuidado

Foto de una hija de media edad y su madre de edad avanzada Los pacientes con cáncer que están recibiendo quimioterapia tienen una mayor posibilidad de infectarse durante sus actividades cotidianas o en entornos de atención médica. Uno de cada 10 pacientes con cáncer que recibe quimioterapia tiene que ser hospitalizado debido a una infección.

¿Qué es una infección?

Usted se infecta cuando los gérmenes entran en su cuerpo y se multiplican, causando enfermedades y daños a los órganos y tejidos. Las bacterias y los virus causan infecciones.

  • Usted puede contraer las bacterias a través del aire, el agua, el suelo o los alimentos durante el transcurso de su tratamiento médico. La mayoría de las bacterias provienen de su propio cuerpo. Las infecciones causadas por infecciones bacterianas incluyen la neumonía, la bronquitis y las infecciones de oído.
  • Los virus se transmiten de persona a persona. Entre las enfermedades virales comunes se incluyen el resfriado común, el herpes y la influenza (o gripe).

Por lo general, ¿cómo lucha el cuerpo contra las infecciones?

El sistema inmunitario ayuda a su cuerpo a protegerse contra las infecciones. El cáncer y la quimioterapia pueden dañar este sistema al reducir el número de glóbulos blancos en la sangre que combaten las infecciones y por tanto dificultándole al cuerpo luchar contra las infecciones.

¿Cómo puedo evitar las infecciones durante la quimioterapia?

  1. Prepárese: Esté atento si le da fiebre
  2. Prevenga: Lávese las manos
  3. Protéjase: Conozca los signos y síntomas de una infección

¿Qué debo hacer si creo que tengo una infección?

Llame a su médico de inmediato aun si es en horas de la madrugada. Se considera una emergencia. No espere hasta que amanezca. Siempre tenga con usted los números de teléfono de su médico. Asegúrese de saber a qué número llamar durante horas hábiles del consultorio y a cual llamar cuando está cerrado.

Arriba