Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Pruebas de detección de cáncer colorrectal

Foto de un médico con su pacienteEl Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda pruebas de detección del cáncer colorrectal para hombres y mujeres de 50 a 75 años de edad. La decisión de hacerse pruebas de detección después de los 75 años de edad debe hacerse para cada caso en particular. Si usted tiene más de 75 años de edad, pregúntele al médico si debe hacerse estas pruebas. Las personas que tienen un riesgo más elevado de contraer cáncer colorrectal deben comenzar a realizarse las pruebas de detección a una edad más temprana y puede ser que necesiten hacerlo con más frecuencia.

Existen varias pruebas para la detección de pólipos o cáncer colorrectal. El Grupo de Trabajo describe las siguientes estrategias de detección de cáncer colorrectal. Hable con su médico sobre las opciones más adecuadas para usted.

Pruebas de heces

  • La prueba de sangre oculta en heces a base de guayaco usa la sustancia química guayaco para detectar sangre en heces. Esta prueba se hace una vez al año. Para esta prueba, el proveedor de atención médica le dará un kit de prueba. En la casa, use un palillo o un cepillo para obtener una pequeña muestra de heces. Luego envíe el kit de prueba a su médico o al laboratorio, donde se analizan las muestras de heces para ver si hay sangre.
  • La prueba inmunoquímica fecal utiliza anticuerpos para detectar sangre en las heces. Esta prueba también se hace una vez al año de la misma manera que la prueba de sangre oculta en heces a base de guayaco.
  • La prueba inmunoquímica fecal con análisis de ADN (también llamada prueba de ADN en heces) combina la prueba inmunoquímica fecal con una prueba que detecta el ADN alterado en heces. En esta prueba usted recoge una defecación completa y la envía al laboratorio para que determinen si hay células cancerosas. Esta prueba se hace una vez cada uno o tres años.

Sigmoidoscopia flexible

Esta prueba permite al médico examinar el recto utilizando un tubo delgado, flexible e iluminado. El médico examina para detectar pólipos o cáncer en el recto y en el tercio inferior del colon.

Con qué frecuencia: cada 5 años, o cada 10 años con una prueba inmunoquímica fecal cada año.

Colonoscopia

Este examen es parecido a la sigmoidoscopia flexible, con la excepción de que el médico utiliza un tubo más largo, delgado, flexible y con una luz para buscar pólipos o cáncer en el recto o en todo el colon. Durante el examen, el médico puede encontrar y sacar la mayoría de los pólipos y algunos cánceres. La colonoscopia también se utiliza como una prueba de seguimiento en caso de haberse detectado algo inusual en algún otro examen.

Con qué frecuencia: cada 10 años.

Colonoscopia por tomografía computarizada (Colonoscopia virtual)

La colonografía por tomografía computarizada, también llamada colonoscopia virtual, usa rayos X y computadoras para producir imágenes del colon entero, que se visualizan en una pantalla de computadora para que el médico las analice.

Con qué frecuencia: cada 5 años.

¿Cómo puedo saber cuál es la prueba de detección adecuada para mí?

No existen indicios científicos de que una sola prueba de detección sea "la mejor" para alguien en particular. Cada prueba tiene sus ventajas y desventajas. Hable con su médico sobre los beneficios y los riesgos potenciales asociados a cada opción cuando decidan qué prueba utilizar y con qué frecuencia debe hacerse el examen. La prueba a utilizar puede estar condicionada a:

  • Las preferencias del paciente.
  • La afección médica que tenga el paciente.
  • La probabilidad de que el paciente se vaya a hacer la prueba.
  • Los recursos disponibles para hacer la prueba y darle seguimiento.
Arriba