Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Directrices de detección del cáncer colorrectal

Un médico con su paciente.La detección periódica, a partir de los 50 años de edad, es la clave para prevenir el cáncer colorrectal. El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda las pruebas de detección del cáncer colorrectal mediante el uso de un examen de alta sensibilidad de sangre oculta en las heces, una sigmoidoscopia o una colonoscopia a partir de los 50 años de edad y de ahí en adelante hasta los 75 años.

Las personas que tienen un riesgo más elevado de contraer cáncer colorrectal deben comenzar a realizarse las pruebas de detección a una edad más temprana y puede ser que necesiten hacerlo con más frecuencia. La decisión de hacerse pruebas de detección después de los 75 años de edad debe hacerse de manera individual. Si usted tiene más de 75 años de edad, pregúntele al médico si debe hacerse estas pruebas.

A continuación se indican las pruebas de detección y los intervalos recomendados:

  • Prueba de sangre oculta en heces, que determina la presencia de sangre no visible en tres muestras consecutivas de heces, se debe realizar cada año.
  • Sigmoidoscopia flexible, en la que los médicos emplean un tubo flexible e iluminado (sigmoidoscopio) para examinar visualmente las paredes interiores del recto y parte del colon, se debe realizar cada 5 años con la prueba de sangre oculta en heces cada 3 años.
  • Colonoscopia, en la que los médicos emplean un tubo flexible e iluminado (colonoscopio) para examinar visualmente las paredes interiores del recto y todo el colon, se debe realizar cada 10 años. Durante este procedimiento, pueden tomarse muestras de tejido o de células para realizar un examen más detallado o pueden extirparse los pólipos. Las colonoscopias pueden servir de exámenes de detección o como herramientas de seguimiento cuando otros exámenes de detección han arrojado resultados positivos.
    • Las colonoscopias también se usan como prueba de diagnóstico cuando una persona tiene síntomas y se puede utilizar como una prueba de seguimiento cuando los resultados de otros exámenes de detección del cáncer colorrectal son anormales o no son claros.
  • Esta página fue revisada el: 28 de febrero de 2014
  • Esta página fue modificada el: 28 de febrero de 2014
  • Fuente del contenido:
Arriba