Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Mejorar la salud conductual de los niños

Madre con su hija, quien saluda a su doctorSepa qué están haciendo los CDC acerca de las brechas en los tratamientos conductuales para los niños.

Se estima que hasta 1 de cada 5 niños experimenta un trastorno mental en un año dado, y que se gasta una cantidad estimada de 247 000 millones de dólares anuales en el tratamiento y el manejo de trastornos mentales infantiles. Debido al impacto que tienen en los niños, sus familias y comunidades, los trastornos mentales infantiles son un asunto importante para la salud pública.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se unen a la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA), y a otras agencias, para conmemorar el Día Nacional de Concientización sobre la Salud Mental de los Niños el 7 de mayo. Este día de concientización destaca las estrategias para integrar la salud conductual con la atención médica primaria, el bienestar infantil y la educación.

Trastornos mentales infantiles

El término "trastorno mental infantil" abarca todos los trastornos mentales que se pueden diagnosticar y que comienzan en la niñez. Los trastornos mentales en los niños se describen como cambios serios en la manera típica en que ellos aprenden, se comportan o controlan sus emociones.

Logo de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA)

Algunos ejemplos de trastornos mentales y conductuales infantiles son los siguientes:

Obtenga información sobre las investigaciones de los CDC acerca de la salud mental de los niños

El TDAH y la salud conductual

Los CDC colaboran con socios para obtener más información sobre la salud mental de los niños, entender las causas de los trastornos mentales, y encontrar y promover estrategias de prevención e intervención eficaces. El TDAH es uno de los trastornos neuroconductuales más comunes de la niñez. La terapia conductual es un tipo de tratamiento importante para los niños con TDAH. Lea sobre las terapias eficaces aquí.

Los expertos recomiendan que los niños con TDAH en edad prescolar (4-5 años) deben recibir terapia conductual como tratamiento de primera línea. Una vez que los niños llegan a la edad escolar (6-17 años), se recomienda la terapia conductual en combinación con medicamentos. Las intervenciones conductuales en la crianza son una buena opción de tratamiento. Lea sobre el tratamiento conductual para niños en edad prescolar aquí.

Brechas en el tratamiento recomendado para el TDAH

Para averiguar qué tipo de tratamiento reciben los niños para el TDAH, los investigadores de los CDC analizaron los datos de una muestra nacional de niños con necesidades especiales de atención médica, recolectados en el periodo 2009-10, y encontraron que la mayoría de los niños con TDAH recibía tratamiento con medicamentos o terapia conductual; sin embargo, muchos no recibían tratamiento según lo descrito en las directrices de mejores prácticas publicadas en el 2011.

  • Menos de 1 de cada 3 niños con TDAH recibía tratamiento combinado con medicamentos y terapia conductual, el tipo de tratamiento preferido para los niños de 6 años o más.
  • Solo la mitad de los niños con TDAH en edad prescolar (4-5 años de edad) recibía terapia conductual, que es ahora el tratamiento de primera línea recomendado para este grupo. 
  • Casi la mitad de los niños con TDAH en edad prescolar tomaba medicamentos para el TDAH, y cerca de 1 de cada 4 solo recibía tratamiento con medicamentos.

Esta información es un punto de referencia del estado de la práctica médica al momento en que se publicaron las directrices.

Nos da una mejor idea de los patrones y brechas en el tratamiento para el TDAH y qué más se necesita hacer para mejorar la calidad de la atención que reciben los niños con TDAH. Lea más sobre este estudio aquí.

Cómo cerrar la brecha

Los CDC trabajan con socios para obtener más información acerca de las brechas en el tratamiento eficaz para el TDAH. Los CDC están trabajando para entender los obstáculos que pueden enfrentar las familias cuando buscan tratamiento conductual y aquellos que pueden enfrentar los profesionales de la salud cuando proporcionan tratamientos conductuales o remisiones. Entender lo que estos obstáculos representan para los niños con TDAH también proporcionará la oportunidad de conocer los obstáculos que enfrentan los niños con otros trastornos mentales para conseguir tratamiento conductual eficaz.

  • Se necesitan datos más recientes para saber si los patrones de tratamiento se han alineado más desde que se publicaron las directrices actuales.
  • Las futuras investigaciones y la evaluación de las políticas pueden ayudarnos a comprender mejor qué factores y estrategias aumentan las tasas de uso de terapia conductual.
  • Los padres deben saber que hay recomendaciones para el tratamiento conductual de los niños de edades específicas, y que deben buscar la atención de un proveedor con experiencia.
  • Los médicos deben estar al tanto de los tratamientos conductuales eficaces y de los recursos que haya en su comunidad, para que puedan remitir a los niños a terapia conductual como lo recomienda la Academia Estadounidense de Pediatría y la Academia Estadounidense de Siquiatría Infantil y Adolescente.

Si aumentan las tasas de terapia conductual, aumentaría el alineamiento de las actuales y mejores prácticas, y mejoraría la calidad de la atención para los niños.

El síndrome de Tourette y la salud conductual

El síndrome de Tourette (ST) es otro trastorno neuroconductual de la infancia que hace que las personas tengan tics. Los niños con síndrome de Tourette a menudo tienen trastornos mentales que se dan junto con este síndrome, incluidos el TDAH y el trastorno obsesivo-compulsivo. Hasta hace poco, la medicación era la única opción de tratamiento existente para los niños y adultos con síndrome de Tourette. Ahora hay una nueva opción de tratamiento que no utiliza medicamentos y que se llama intervención conductual integral para los tics o CBIT, por sus siglas en inglés. Los CDC se han unido a la Asociación del Síndrome de Tourette (TSA, por sus siglas en inglés), que es una asociación nacional, con el fin de proporcionar capacitación sobre la CBIT a los profesionales de la salud y programas educativos sobre esta intervención para las personas con síndrome de Tourette y sus familias.

La salud mental a lo largo de la vida y en todo el mundo

Además de los esfuerzos centrados en los niños, los CDC también trabajan en temas relacionados con la salud mental de los adultos en los EE. UU. y de personas en otros países. Estas actividades se centran en los siguientes temas:

  • La calidad de vida relacionada con la salud.
  • La enfermedad mental y las afecciones crónicas.
  • La prevención de la violencia.
  • La salud mental ambiental y en situaciones de desastre.
  • La salud mental de las mujeres antes, durante y después del embarazo.
  • La promoción de la salud mental y la prevención de las enfermedades mentales en la comunidad.

Obtenga más información acerca del trabajo de los CDC sobre la salud mental aquí.

Glosario

La salud conductual describe la conexión entre las conductas de una persona y la salud y bienestar del cuerpo y la mente.

La terapia conductual es un tratamiento que se usa para ayudar a cambiar las conductas problemáticas al generar destrezas y ayudar a los niños a controlar sus propias conductas. Las intervenciones conductuales en la crianza son un tipo de terapia conductual que se centra en mejorar las destrezas de crianza de los padres y la relación con su hijo.

Los trastornos mentales incluyen los trastornos emocionales o siquiátricos (como el trastorno maníaco-depresivo o el obsesivo-compulsivo, y la esquizofrenia) o los trastornos conductuales (como el TDAH y el trastorno de oposición desafiante).

Neuroconductual se refiere a la manera en que el cerebro afecta las emociones, las conductas y el aprendizaje.

Los tics son espasmos, movimientos o sonidos repentinos que las personas hacen de manera repetitiva. Las personas que tienen tics no pueden evitar que sus cuerpos hagan estas cosas como, por ejemplo, pestañear muy seguido o hacer gruñidos involuntariamente.

Arriba