Combate de incendios forestales

DHHS (NIOSH) publicación N.º 2013-158
septiembre de 2013

Buenos consejos para mantenerse sano y salvo

Grupo de bomberos que combaten incendios forestales.

Cada año, cientos de miles de acres se queman en los Estados Unidos y se les pide a los bomberos que combaten incendios forestales (WFF, por sus siglas en inglés) que protejan nuestras vidas, casas y bosques.1 Pero los incendios son impredecibles y peligrosos. De hecho, entre el año 2001 y el 2012, más de 200 WFF murieron en servicio.2

A menudo, los WFF trabajan largas horas durante muchos días bajo condiciones estresantes, lo cual puede perjudicar su salud, aumentar las probabilidades de que sufran lesiones mientras realizan sus tareas y afectar el desempeño.3 Esta hoja informativa fue creada para mantener a los WFF sanos y salvos.

Peligros comunes relacionados con el trabajo en un incendio

Peligros para la seguridad

  • Incidentes en aeronaves
  • Quemaduras
  • Electrocución con cables del tendido eléctrico
  • Condiciones ambientales (p. ej., rayos, terreno empinado o remoto)
  • Rasguños y cortaduras causadas por herramientas y equipos
  • Resbalones, tropezones y caídas
  • Golpes causados por objetos como árboles, rocas o vehículos
  • Vuelcos o choques automovilísticos

Peligros para la salud

  • Cenizas, polvo y escombros que se queman
  • Contacto con sustancias irritantes y sensibilizantes de plantas (p. ej., hiedra venenosa [poison ivy], espinas)
  • Condiciones ambientales (p. ej., rayos, frío)
  • Fatiga
  • Materiales y gases peligrosos
  • Enfermedad relacionada con el calor
  • Mordeduras o picaduras de insectos
  • Enfermedades respiratorias
  • Rabdomiólisis7
  • Sustancias contaminantes del humo
  • Estrés

Prácticas recomendadas para los bomberos que combaten incendios forestales

Los incendios forestales presentan desafíos únicos y los WFF deben saber cuál es la mejor manera de proteger su salud y seguridad mientras combaten las llamas. Los bomberos que combaten incendios forestales deben:

  • Mantenerse atentos a la situación: Establezca y actualice puestos de observación, com­unicaciones, vías de escape y zonas de seguridad (LCES, por sus siglas en inglés), y esté familiarizado con ellos.4
  • Conocer las órdenes para el combate de incendios y las situaciones en las que hay que tener cuidado: Conozca las 10 órdenes estándares para el combate de incendios (10 Standard Fire Orders) y las 18 situaciones en las que hay que tener cuidado (18 Watch Out Situations), y utilice la Guía de bolsillo de respuesta a un incidente (IRPG, por sus siglas en inglés) para cono­cer y mitigar los peligros.5,6
  • Mantenerse sanos: Mantenga un buen estado físico, haga ejercicio habitualmente, coma de manera adecuada, no fume y duerma la cantidad de horas recomendadas.
  • Tomar descansos: Cuando sea necesario, deje de trabajar, descanse en áreas frescas y manténgase hidratado.
  • Manejar con cuidado: Siempre use el cinturón de seguridad y adapte su manera de conducir a las condiciones del camino. Nunca maneje cansado o cuando no esté en condiciones de hacerlo y cumpla los requisitos de su agencia.
  • Usar el equipo de protección personal (EPP) adecuado: Siempre use el EPP espe­cífico para incendios forestales y lleve consigo un refugio antifuego.
  • Reportar lesiones, enfermedades y peligros: Reporte todas las lesiones relacionadas con el trabajo, los peligros y las condiciones de trabajo inseguras a los supervisores, los encargados de seguridad o al sistema de notificación adecuado.
  • Estar atentos a mayores riesgos de enfermedad relacionada con el calor y de rabdomiólisis5 (ambas afecciones pueden ser mortales). Si cree que tiene estas afecciones, deje de trabajar y busque tratamiento médico de inmediato.
    • Enfermedad relacionada con el calor: Esta afección puede causar sarpullido por calor, calambres, agotamiento o golpe de calor. Es importante que entienda su riesgo, que conozca los síntomas de la enfermedad relacionada con el calor, y que sepa cómo prevenirla y tratarla.
    • Rabdomiólisis: Una afección grave causada por la descomposición de las fibras musculares dañadas y que puede provocar discapacidad permanente o la muerte.7

Prácticas recomendadas para supervisores

Silueta de un bombero en un incendio forestal

En un incendio forestal, el ambiente está cambiando constantemente. Los supervisores deben identificar, comunicar y mitigar los posibles peligros en cada incendio y establecer estrategias para minimizarlos o evitarlos. Los supervisores deben:

  • Promover un ambiente de trabajo seguro: Aliente a los WFF a que reporten y miti­guen los peligros, las lesiones y las enfermedades relacionadas con el trabajo, y los accidentes que se evitaron por poco.
  • Mantenerse atentos a la situación: Provea actualizaciones a los miembros de la cuadrilla a medida que ocurran o se anticipen cambios (p. ej., cambios en el tiempo, comportamiento del incendio).
  • Manejar los periodos de trabajo y descanso: Implemente y haga cumplir los procedimientos y las normas sobre los periodos adecuados de trabajo y descanso para prevenir las enfer­medades relacionadas con el calor, la fatiga y otras afecciones.
  • Garantizar la seguridad de los bomberos: Inste a los WFF a que se hagan y pasen los exámenes médicos y las pruebas de acondicionamiento físico antes de que comiencen cualquier trabajo o entrenamiento relacionado con un incendio forestal.
  • Usar el Sistema de Comando de Siniestros (ICS, por sus siglas en inglés): El ICS se debe implementar y seguir en todas las operaciones de control y extinción de incendios forestales.
  • Limitar las exposiciones: Cuando sea posible, limite la exposición al humo, cenizas y escombros. Entre las estrategias para reducir las exposiciones se encuentran las siguientes:
    • Rotar las cuadrillas para que queden fuera de las áreas con mucho humo.
    • Evitar combatir el incendio a sotavento.
    • Minimizar las tareas de limpieza.
    • Vigilar a los miembros de la cuadrilla para detectar problemas de salud.
    • Ubicar los campamentos, las áreas de preparación y el puesto de mando para el manejo de incidentes a barlovento del incendio y en áreas libres de inversión meteorológica.

 

  • Entre el 2001 y el 2012, al menos 905 000 incendios quemaron más de 75 millones de acres.
  • Desde el 2001, las causas más comunes de muertes de WFF fueron incidentes en aeronaves y vehículos, y episodios cardíacos.
  • La mayoría de los bomberos que combaten incendios forestales son voluntarios.

Recursos en Internet (en inglés)

NIOSH Fire Fighter Fatality Investigation and Prevention Program
NIOSH Fighting Wildfires
National Wildland Coordinating Group (NWCG) – Risk Management Committee
United States Fire Administration (USFA) Fire Fighting Health and Safety
Wildfire Lessons Learned CenterExternal

Referencias

  1. National Interagency Fire Center [2013]. Statistics. [http://www.nifc.gov/fireInfo/fireInfo_statistics.htmlExternal].
  2. Federal Emergency Management Agency, US Fire Administration [2013]. Statistics and reports. [http://apps.usfa.fema.gov/External].
  3. Britton C, Lynch F, Ramirez M, Torner J, Buresh C, Peek-Asa C. [2013]. Epidemiology of injuries to wildland firefighters. Am
    Emerg Med 31(2):339-345.
  4. U.S. Department of Agriculture, U.S. Forest Service [2013]. LCES. Lookouts-Communications-Escape Routes-Safety Zones.
    [http://www.fs.fed.us/fire/safety/lces/lces.htmlExternal].
  5. National Interagency Fire Center [2013]. 10 standard fire orders and 18 watch out situations.
    [http://www.nifc.gov/safety/safety_10ord_18sit.htmlExternal].
  6. National Wildland Coordinating Group [2010]. Incident response pocket guide.
    [http://www.nwcg.gov/pms/pubs/nfes1077/nfes1077.pdf].
  7. National Wildfire Coordinating Group [2011]. Rhabdomyolysis: What wildland firefighters need to know.
    [http://www.nwcg.gov/branches/pre/rmc/rhabdo2_3-25-11v2_nwcg.pdf].

Gente • Segura • Saludable

Para recibir documentos u otra información sobre temas de seguridad y salud ocupacionales, comuníquese con NIOSH:

Teléfono: 1–800–CDC–INFO (1–800–232–4636)
Línea TTY: 1–888–232–6348
Correo electrónico: cdcinfo@cdc.gov
Sitio web: www.cdc.gov/niosh/
Publicación del DHHS (NIOSH) núm. 2013-158

Esta página fue revisada el: 21 de enero de 2015