Peligros de ahogo por atragantamiento

¿Lo sabía ?

Puede ayudar a evitar que su hijo se ahogue por atragantamiento
Para obtener más información, mire estos videos de 1,000 Days (enlace solo en inglés).

Puede ayudar a evitar que su hijo se ahogue por atragantamiento.
Haga que su hijo: Se siente mientras come (no debe estar acostado).

  • Se siente en una silla alta u otro lugar seguro.
  • Evite comer en el automóvil o cochecito.
  • Cocine y prepare los alimentos de maneras adecuadas al desarrollo de su hijo.
  • Hable con el médico o el personal de enfermería de su hijo para obtener información sobre lo que puede hacer para estar preparado en caso de que su hijo se ahogue con algo.

El Programa Especial sobre Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños pdf icon[PDF-34.2MB]external icon (enlace solo en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos preparó una lista de alimentos que se deben evitar porque estos alimentos pueden hacer que un niño se ahogue. Consulte las tablas a continuación para conocer los posibles riesgos de ahogo por atragantamiento para niños de 6 a 12 meses y de 12 a 24 meses. Esta lista puede no incluir todos los alimentos que pueden causar ahogo por atragantamiento.

Posibles peligros de ahogo por atragantamiento para niños de 6 a 12 meses

Su hijo de 6 a 12 meses está aprendiendo a masticar y tragar alimentos. Esto significa que su hijo podría ahogarse. Preste mucha atención a lo que el niño está comiendo y a lo que se pone en la boca. La forma en que se preparan los alimentos puede aumentar el riesgo de ahogo por atragantamiento. Algunos alimentos que se sirven crudos, enteros o en ciertas formas pueden ser peligros de ahogo por atragantamiento. Cortar los alimentos en trozos más pequeños y triturar los alimentos puede ayudar a evitar el ahogo por atragantamiento. Estos son ejemplos de posibles peligros de ahogo por atragantamiento:

Frutas y verduras
  • Granos de maíz enteros cocidos o crudos
  • Tomates cherry o uva sin cortar
  • Trozos de frutas o verduras crudas y duras
  • Trozos enteros de fruta enlatada
  • Uvas, bayas, cerezas o bolas de melón sin cortar
  • Frutas secas sin cocinar, como las pasas
Proteínas
  • Nueces enteras o picadas y mantequillas de nueces como mantequilla de maní
  • Trozos de carne duros o grandes
  • Perros calientes, palitos de carne o salchichas
  • Pescado con huesos
  • Trozos grandes de queso, especialmente queso en tiras
Productos de granos
  • Galletas o barras de granola
  • Papas fritas o chips de maíz, pretzels o refrigerios similares
  • Galletas saladas o panes con semillas, trozos de frutos secos o granos integrales
  • Granos enteros de arroz, cebada, trigo u otros granos cocidos
Alimentos endulzados
  • Caramelos duros, dulces gelatinosos, caramelos, gominolas o variedades de dulces tipo gomitas
  • Goma de mascar
  • Malvaviscos

Posibles peligros de ahogo por atragantamiento para niños de 12 a 24 meses

A los 12 meses de vida, su hijo está mejorando en la alimentación e incluso puede estar comiendo solo. Aunque su hijo ahora puede comer la mayoría de los alimentos, algunos siguen siendo peligros de ahogo por atragantamiento. La forma en que se preparan los alimentos puede aumentar el riesgo de ahogo por atragantamiento. Algunos alimentos que se sirven crudos, enteros o en ciertas formas pueden ser peligros de ahogo por atragantamiento. Cortar los alimentos en trozos más pequeños y triturar los alimentos puede ayudar a evitar el ahogo por atragantamiento. Estos son ejemplos de posibles peligros de ahogo por atragantamiento:

Frutas y verduras
  • Bastones de zanahoria
  • Uvas enteras, tomates cherry
  • Trozos de frutas o verduras crudas
Proteínas
  • Maníes enteros
  • Carnes duras
  • Rebanadas redondas de perros calientes o salchichas
  • Semillas
  • Trozos de mantequilla de maní
Productos de granos
  • Palomitas de maíz
  • Papas fritas
Alimentos endulzados
  • Goma de mascar
  • Caramelos duros
Esta página fue revisada el: el 15 de diciembre del 2020