Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Adolescentes jóvenes (12 a 14 años)

Adolescente en camisa rayada

Indicadores del desarrollo

Esta etapa está marcada por muchos cambios físicos, mentales, emocionales y sociales. Al inicio de la pubertad se presentan cambios hormonales. En la mayoría de los varones, comienza a aparecer el vello púbico y facial, y su voz se vuelve más grave. En las niñas, aparece el vello púbico, les crecen los senos y les llega la menstruación. Estos cambios y la manera en que los demás los perciben podrían ser factores de preocupación para ellos. También es un periodo en el cual los adolescentes podrían enfrentarse a la presión que ejercen sus amigos para que consuman alcohol, tabaco y drogas, o para que tengan relaciones sexuales. Otros desafíos de esta etapa pueden ser los trastornos de la alimentación, la depresión y los problemas familiares. A esta edad, los adolescentes toman más decisiones por su cuenta en relación con sus amigos, los deportes, los estudios y la escuela. Se vuelven más independientes, con personalidad e intereses propios, aunque los padres todavía son muy importantes.

Estos son algunos aspectos del desarrollo de los adolescentes jóvenes:

Cambios emocionales y sociales

Los niños a esta edad podrían:

  • Preocuparse más por su imagen física, la manera en que se ven y la ropa.
  • Enfocarse en sí mismos; pasar por periodos de muchas expectativas y falta de confianza.
  • Tener más cambios de humor.
  • Interesarse y dejarse influir más por los chicos de su edad.
  • Demostrar menos afecto hacia los padres; puede que en ocasiones se muestren groseros o con mal genio.
  • Sentirse estresados debido al trabajo escolar más exigente.
  • Presentar problemas alimentarios.
  • Sentir mucha tristeza o depresión, que pueden afectar su rendimiento escolar y hacer que consuman alcohol y drogas, tengan relaciones sexuales sin protección y enfrenten otros problemas.

Razonamiento y aprendizaje

Los niños a esta edad:

  • Hacen razonamientos más complejos.
  • Verbalizan mejor sus sentimientos.
  • Desarrollan una noción más clara de lo correcto y lo incorrecto.

Consejos de crianza positiva de los hijos

Estas son algunas cosas que usted, como padre, puede hacer para ayudar a su hijo en esta etapa:
  • Sea honesto y directo con su hijo cuando le hable de temas delicados como las drogas, el alcohol, el hábito de fumar y las relaciones sexuales.
  • Conozca a los amigos de su hijo.
  • Muestre interés en las actividades escolares de su hijo.
  • Ayúdelo a tomar decisiones saludables y, a su vez, anímelo a tomar sus propias decisiones.
  • Respete las opiniones de su hijo, y tenga en cuenta sus ideas y sentimientos. Es importante que sepa que usted lo escucha.
  • Cuando surjan conflictos, sea claro en cuanto a metas y expectativas (como obtener buenas calificaciones, mantener las cosas limpias y mostrar respeto), pero deje que su hijo le diga cómo se propone alcanzar las metas (como cuándo y dónde va a estudiar o limpiar).

La seguridad de los hijos es lo primero

Usted tiene un papel importante en la seguridad de su hijo, sin importar la edad que tenga. Estos son algunos consejos para ayudar a proteger a su hijo:

  • Asegúrese de que su hijo sepa la importancia de usar el cinturón de seguridad. Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte entre adolescentes de 12 a 14 años de edad.
  • Aliente a su hijo a usar un casco para andar en bicicleta, en patineta o en patines; al andar en motocicleta, trineo o un vehículo todoterreno; o para practicar deportes de contacto. Las lesiones provocadas por el deporte y otras actividades son comunes.
  • Hable con su hijo sobre el peligro de las drogas, el alcohol, el cigarrillo y el contacto sexual sin protección. Pregúntele qué sabe y qué piensa sobre estos temas, y comparta con él sus ideas y sentimientos. Escuche lo que tiene que decir, y responda a sus preguntas de manera honesta y directa.
  • Hable con su hijo sobre la importancia de tener amigos a quienes les interesen las actividades positivas. Anímelo a evitar a los pares que lo presionen a tomar decisiones peligrosas.
  • Esté al tanto de dónde está su hijo y si habrá adultos presentes en ese lugar. Pónganse de acuerdo sobre cuándo lo debe llamar, dónde puede encontrarlo y a qué hora espera que regrese a su casa.
  • Establezca reglas claras para cuando su hijo esté solo en casa. Háblele de temas como traer a sus amigos a la casa, cómo manejar situaciones peligrosas (emergencias, incendios, drogas, relaciones sexuales, etc.), de sus tareas escolares y de las tareas domésticas que puede realizar.

Cuerpos saludables

  • Aliente a su hijo adolescente a que realice actividad física. Puede entrar en un equipo o practicar un deporte individual. Las tareas domésticas como cortar el césped, sacar el perro a pasear y lavar el automóvil también sirven para que se mantenga activo.
  • La hora de la comida es muy importante para las familias. Comer juntos en familia ayuda a los adolescentes a tomar mejores decisiones en cuanto a los alimentos que consumen, promueve un peso saludable y permite el diálogo entre los miembros de la familia.
  • Limite el tiempo que su hijo pasa frente a pantallas a no más de 1 o 2 horas al día de programas adecuados, ya sea en casa, en la escuela o en los centros para cuidado después de la escuela.
TOP