Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal
abril del 2009
DHHS (NIOSH) publicación N.º 2009-128
Portada para la publicación 2009-128

Perspectiva general de la seguridad y la salud de los trabajadores de la industria hípica

Contenido

Análisis de datos de las lesiones mortales y no mortales


Lesiones no mortales

NIOSH revisó los datos de las lesiones no mortales notificadas por los departamentos de emergencia del suplemento ocupacional del Sistema Electrónico Nacional de Vigilancia de Lesiones (NEISS-Work). Los datos del NEISS son recogidos por la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC), la cual los comparte con NIOSH mediante un acuerdo interinstitucional. NEISS-Work ofrece datos representativos a nivel nacional sobre las personas que fueron tratadas en los hospitales de centros de emergencia de los Estados Unidos por lesiones y enfermedades no mortales relacionadas al trabajo.

NEISS-Work utiliza una muestra nacional probabilística estratificada de 67 hospitales de los Estados Unidos con departamentos de emergencias que funcionan las 24 horas.* Los hospitales de la muestra se seleccionaron de entre aproximadamente 5,300 hospitales de áreas urbanas y rurales de los EE. UU., después de una estratificación en cuatro grupos basados en el tamaño (es decir, por la cifra anual de las visitas a los departamentos de emergencia), más un estrato de hospitales para niños. A cada lesión y enfermedad se le asignó una ponderación estadística para correlacionar la probabilidad de seleccionar el hospital que proporcionaba el tratamiento dentro de su estrato en la muestra. Las ponderaciones se ajustaron por mes, al no haber notificaciones de los hospitales de la muestra, y anualmente, por las fluctuaciones nacionales en el uso de los departamentos de emergencia. NIOSH estimó que las lesiones y enfermedades tratadas en los departamentos de emergencia que se notifican al sistema NEISS representan aproximadamente un tercio de todas las lesiones y enfermedades asociadas al trabajo en los Estados Unidos que requieren de tratamiento médico [CDC 2001].

Con base en una revisión de NIOSH de los informes de casos del sistema de vigilancia NEISS-Work, se calcula que 14,200 lesiones y enfermedades (95% intervalo de confianza [IC] 8,400 a 19,900) asociadas a la industria hípica de caballos purasangres y trotadores ocurrieron en los Estados Unidos entre 1998 y el 2006. El 61% (8,700, 95% IC 5,000 a 12,400) de las lesiones correspondió a hombres comparado con el 39% (5,500, 95% IC 2,600 a 8,400) para las mujeres. La proporción más alta de las lesiones (33%) ocurrió en los trabajadores de 35 a 44 años de edad. Tabla 1 presenta un desglose completo de las lesiones por edades.

La parte del cuerpo lesionada con mayor frecuencia, con un 33%, fueron las extremidades superiores (es decir, hombros, brazos, antebrazos, codos, muñecas, manos y dedos). La distribución de las partes del cuerpo lesionadas aparece en la Tabla 2. En casi todos los casos de lesiones no mortales (91%), la persona lesionada fue tratada y dada de alta, y en el resto de los casos las personas lesionadas fueron hospitalizadas o transferidas a otro hospital. Al observar en qué época del año sucedieron las lesiones ocupacionales no mortales, el 67% (9,491, 95% IC 5,500 a 13,482) ocurrieron entre los meses de abril a septiembre.

Tabla 1. Cálculos nacionales de las lesiones no mortales asociadas al trabajo en la industria hípica, casos presentados en los departamentos de emergencia hospitalaria, por edad, 1998–2006
Grupo de edades Lesiones no mortales Porcentaje Intervalo de confianza* del 95%
Menos de 25 años 3,000 21 1,000 a 5,000
25–34 años 3,300 23 1,600 a 4,900
35–44 años 4,600 33 2,300 a 6,900
45+ años 3,300 23 1,800 a 4,700
Total 14,200 100% 8,400 a 19,900
Fuente: Sistema Electrónico Nacional de Vigilancia de Lesiones—Suplemento ocupacional.
*Los intervalos de confianza puede que no sean simétricos debido al redondeo.

 

Tabla 2. Cálculos nacionales de las lesiones no mortales asociadas al trabajo en la industria hípica, casos presentados en los departamentos de emergencia hospitalaria, por la parte del cuerpo lesionada, 1998–2006
Parte del cuerpo lesionada Lesiones no mortales Porcentaje Intervalo de confianza* del 95%
Extremidades superiores 4,700 33 2,400 a 7,000
Extremidades inferiores 3,600 25 1,700 a 5,500
Cabeza/cuello 3,200 23 1,900 a 4,500
Abdomen/torso 2,600 18 1,400 a 3,700
Lesiones internas No reportado No reportado
Múltiples partes del cuerpo No reportado No reportado
Total   14,200 100% 8,400 a 19,900
Fuente: Sistema Electrónico Nacional de Vigilancia de Lesiones—Suplemento ocupacional.
*Los intervalos de confianza puede que no sean simétricos debido al redondeo.
El cálculo no se ha reportado o se ha omitido debido a falta de información.

*El sistema de recolección de datos de NEISS-Work es operado por la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) como un complemento a la vigilancia que realiza el NEISS sobre lesiones relacionadas con el consumo de productos. Los cálculos del sistema NEISS-Work incluyen todas las lesiones ocupacionales independientemente del producto. El sistema NEISS-Work utiliza aproximadamente dos tercios de las muestras que utiliza la CPSC de 101 hospitales. Debido a los horarios de cierre de hospitales y otros factores por falta de participación o respuesta, la cifra de los hospitales que reportan datos puede variar mensual y anualmente.

Los casos se identificaron mediante búsquedas en los informes de casos que incluían los términos “entrenador”, “jinetes de ejercicio”, “caballo,” “carrera”, “mozos de cuadra”, “jinete”, “jefe de salida”, “caminador de establo”, “escolta” y “valet”.


Lesiones mortales

El Censo de Lesiones Ocupacionales con Consecuencias Mortales (CFOI) es un sistema de datos de muchas fuentes mantenido por la Oficina de Estadísticas Laborales de los EE. UU. (BLS) a fin de identificar las muertes relacionadas con actividades de trabajo en los Estados Unidos. Para satisfacer mejor las necesidades de investigación de NIOSH, la Oficina de Estadísticas Laborales le proporcionó a NIOSH un archivo con investigaciones detalladas que incluye variables como edades específicas (la investigación de NIOSH se llevó a cabo con acceso restringido a los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales. Las opiniones expresadas aquí no necesariamente reflejan las de dicha oficina). El Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York no autorizó a NIOSH la divulgación de estos datos más detallados, por lo tanto, los datos de la cuidad de Nueva York se han excluido de estos análisis. Una revisión de NIOSH de los informes del censo CFOI, junto con las variables ocupacionales y de la industria, identificó 79 muertes entre 1992 y el 2006 asociadas a la industria de las carreras de caballos purasangres y trotadores, con un promedio anual de mortalidad de 5.6 por año (Figura 1). El nivel de detalle disponible en los informes de casos, en los cuales se basa la identificación de estas muertes, varía. Debido a esto, 79 es probablemente un estimado inferior a la cifra verdadera de las muertes ocupacionales en la industria hípica.

Figura 1. Mortalidad ocupacional en la industria hípica por año, EE. UU., 1992–2006.

Figura 1. Mortalidad ocupacional en la industria hípica por año, EE. UU., 1992–2006.
Fuente: Censo de Lesiones Ocupacionales con Consecuencias Mortales, 1992–2006. Archivo de investigación especial proporcionado a NIOSH; excluye las muertes ocurridas en la ciudad de Nueva York.

Los hombres representaron la mayoría (65, 82%) de las 79 muertes entre 1992 y el 2006. El 21% de las personas que fallecieron eran hispanas, lo cual es un porcentaje mayor al de las muertes ocupacionales de los hispanos de todas las industrias en el mismo periodo (12.5%) [BLS 2008]. Cuando se examinan estas muertes por tipo de trabajo, los entrenadores (35%) y los jinetes (33%) representan la mayoría de los casos de fallecimientos (Tabla 3). La edad de los fallecidos varió entre menos de 20 años a más de 65 años, con un promedio de edad de 45 años. La Tabla 4 proporciona información sobre mortalidad por grupo de edad. No se puede ofrecer un desglose más detallado de las muertes ni un rango de edad exacto debido a los requisitos de confidencialidad.

Tabla 3. La mortalidad ocupacional en la industria hípica por tipo de trabajo, EE. UU., 1992–2006.
Ocupación* Número de muertes Porcentaje
Entrenador 28 35
Jinete 26 33
Jinete de ejercicio 8 10
Mozo de cuadra 7 9
Otros empleados del hipódromo 10 13
Total 79 100%
Fuente: Censo de Lesiones Ocupacionales con Consecuencias Mortales, 1992–2006. Archivo de investigación especial proporcionado a NIOSH; excluye las muertes ocurridas en la ciudad de Nueva York.
*La ocupación se clasificó mediante la combinación de los códigos de ocupación y las descripciones del trabajo.
Incluye propietarios, veterinarios, trabajadores del establo, entrenadores, administradores, etc.

 

Tabla 4. Mortalidad ocupacional en la industria hípica por grupo de edad, EE. UU., 1992–2006.
Grupo de edades Número de muertes Porcentaje
< 20 años 6 8
20-24 años 5 6
25-34 años 11 14
35-44 años 19 24
45-54 años 14 18
55-64 años 11 14
> 65 años 13 16
Total 79 100%
Fuente: Censo de Lesiones Ocupacionales con Consecuencias Mortales, 1992–2006. Archivo de investigación especial proporcionado a NIOSH; excluye las muertes ocurridas en la ciudad de Nueva York.

El 48% de las muertes (38) sucedieron en los hipódromos, pero no durante la carrera en sí. El 23% de las muertes (18) ocurrieron durante una carrera. En el 49% de las muertes, las personas que fallecieron habían sido arrojadas por el caballo, se cayeron del caballo o junto con el caballo. Diecisiete muertes (22%) ocurrieron como consecuencia de recibir patadas o de ser pisados por un caballo. De estas 17 muertes, 14 fueron resultado de una patada en el pecho o el abdomen. Los informes de estos casos no especificaban si se estaba usando equipo de protección personal en el momento de sufrir la lesión.

Al observar la época del año en que ocurrieron las muertes, el 62% de las muertes en la industria hípica (49) sucedieron entre abril y septiembre. La Figura 1 muestra el número de muertes por año.

Los casos se identificaron al llevar a cabo búsquedas de informes que incluían los términos “entrenador”, “jinetes de ejercicio”, “caballo,” “carrera”, “mozos de cuadra”, “jinete”, “jefe de salida”, “caminador de establo”, “escolta” y “valet”.


Informe de casos

El siguiente informe de caso es un ejemplo de los diversos riesgos que enfrentan los jinetes en la industria hípica durante su trabajo. NIOSH realizó la investigación de este caso mediante su Programa de análisis de tasas de mortalidad y evaluación de control [NIOSH 2007b].

El 18 de febrero del 2007, un jinete de 65 años de edad falleció después de ser arrojado de su montura en los cajones de salida durante el comienzo de una carrera. El jinete y su caballo se dirigían al octavo puesto de un cajón de salida móvil de ocho puestos. Mientras esto ocurría, el caballo del quinto puesto retrocedió y golpeó la puerta del cajón de salida. Todas las puertas de los ocho puestos se abrieron simultáneamente, lo que hizo comenzar la carrera. No se sabe con certeza si los cajones de salida se abrieron debido a que el caballo del quinto puesto se desbocó o si fue un error del operador. Al revisar el video de la carrera se observó que, al momento en que se abrieron los cajones de salida, el jinete del octavo puesto no había terminado de acomodarse en su montura. El jinete fue arrojado hacia atrás y aparentemente se golpeó la cabeza con la puerta de atrás del puesto. Como los caballos tenían que pasar por el lugar de los cajones de salida para completar la carrera, los cajones de salida estaban atados a un tractor para poder quitarlos enseguida de la pista. Cuando el operador del tractor vio que los caballos habían arrancado de los cajones de salida, comenzó a tirar de los cajones de salida de la pista. Cuando otros trabajadores vieron el caballo sin jinete, le indicaron al operador del tractor que se detuviera. El operador del tractor hizo retroceder los cajones de salida que habían quedado encima del abdomen del jinete que fue arrojado del caballo. El personal de socorro ubicado en una ambulancia en el hipódromo respondió de inmediato. La víctima había perdido el conocimiento. Tres ambulancias adicionales y una unidad de rescate acudieron en minutos. El jinete fue transportado al hospital, donde falleció durante la cirugía aproximadamente a las cuatro horas del incidente. La víctima había sufrido fractura de costillas y rotura del bazo. El certificado de defunción indicó que la víctima había fallecido por complicaciones durante la cirugía reparadora del bazo.

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z